Televisión / 27 de Enero de 2012

tv

Un placer culposo de verano

“Mundo remís”. Periodístico. Jueves a las 22.00 por América. Conducción y notas: Ronen Swarc y Flor Caro. Producción: Andres Bombillar y Rolando Graña. Dirección: Leo Gramajo.

Por

En medio de una temporada de verano con escasas novedades, América decidió apostar nuevamente en su franja de las 22 por los docu-realities y los periodísticos que hurgan en la actividad delictiva de Buenos Aires y el conurbano bonaerense. “Mundo remís” se encuentra justamente a medio camino entre ambas vertientes y lleva la característica impronta de ciclos que se vieron por dicha pantalla, con conducción de Martín Ciccioli, Facundo Pastor y Rolando Graña, quien oficia aquí como productor general. En este caso se trata de un extraño Frankenstein que parece construido con retazos de propuestas como “Calles salvajes”, “Investigación límite” y “Cámaras de seguridad”, al que se le agregaron algunas premisas del recordado “Taxicab Confessions”, aquel reality que filmaba charlas entre taxistas y pasajeros de ciudades estadounidenses y que HBO emitió en el país en los años `90, cuando aún no era una señal premium.

Según lo promociona el canal, “Mundo remís” es un reality que retrata a los remiseros y sus particulares pasajeros. Sin embargo, la temática funciona en la práctica como simple disparador de otras notas, a veces dignas de un “Policías en acción” de bajo presupuesto –a las que llegan siguiendo a móviles policiales para ver si consiguen alguna imagen interesante-, otras merecedoras de un lugar en esas inexplicables secciones con noticias insólitas que tanto espacio ganaron en los noticieros en los últimos años.
Así, de una entrevista con un remisero que asume su condición de “pirata”, el programa puede saltar a una nota sobre alguna pelea a la salida de una bailanta o al testimonio de una chica que confiesa que no la dejan entrar a una disco después de haberse agarrado a golpes con otra que le miró el novio. Y, del mismo modo, un testimonio de un chofer sobre un hecho de violencia puede dar paso al metraje captado por una cámara de seguridad en el que se ve un hecho delictivo de la vida real o algún altercado en la vía pública.
Sin embargo, y como tantos ciclos similares, “Mundo remís” es un verdadero placer culposo, que engancha a los televidentes con su bizarra sucesión de personajes y con el morbo por la marginalidad que este tipo de periodísticos de América sabe explotar tan bien. Y consigue levantar la puntería con algunas entrevistas a personas curiosas por las historias de vida que ostentan, como el fisicoculturista músico, el doble de Rodrigo Bueno o una mujer que bajó 130 kilos tras años de depresión.
Además, hay que destacar el trabajo de Ronen Szwarc y Flor Caro, verdaderos remadores de situaciones, que son capaces de oficiar de celestinos entre un chofer y la vendedora de un kiosco, de hacer confesar deslices pícaros de los remiseros, de reportear criaturas fronterizas y de exponerse a situaciones potencialmente peligrosas en  medio de la noche en las zonas más pesadas del conurbano, con tal de sumar alguna nota.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *