Danza / 4 de Abril de 2012

danza

Otra “Carmen”

Ballet “Carmen”, de Bizet-Turina-Albéniz-Mauricio Wainrot.
Ballet Estable del Teatro Colón, dirección: Lidia Segni,
con primeras figuras y cuerpo de baile. Orquesta Estable,
dirección: Luis Gorelik. En el Teatro Colón.

Por

La apertura de la temporada en el campo de la danza correspondió a  “Carmen”, que nada tiene que ver con el que ha sido caballito de batalla de la Compañía, con coreografía de Alberto Alonso, bailado desde su estreno en el Colón (en 1976) por Maia Plissetskaia. Pertenece esta versión a Mauricio Wainrot, destacado coreógrafo, y
director del Ballet del Teatro San Martín, quien –con variantes– la había estrenado en Chile y Canadá. Nada se dice de que esta “Carmen” guarda los lineamientos argumentales de la obra romántica de Merimé, escrita en el siglo XIX.
Wainrot tuvo la colaboración de Luis Gorelik, compositor y arreglador creativo que reunió a Bizet, Albéniz y Turina en una misma obra, con deseos de hispanizar la realización. El comienzo tuvo acertados efectos lumínicos de Eli Sirlin, con la interesante intervención de El Destino, asumido por la bailarina Karina Olmedo. En el protagónico, Silvina Perillo logra el andar desprejuiciado y altanero de la gitana que no acepta ver coartada su libertad. Ha comprendido su papel y está perfectamente entrenada. Pero el coreógrafo no profundizó ni las características de la revoltosa  protagonista ni el dramatismo de la acción (escena de la muerte de Zúñiga).
No olvidemos que “Carmen” ha sido concebida como “ballet d´action”, donde el argumento es desarrollado por medio de la coreografía y la expresión corporal. Don José es el dúctil Juan Pablo Ledo, al que Wainrot adjudicó una agotadora tarea virtuosa en el movimiento. Escamillo tiene el garbo de Federico Fernández y los bailarines del Colón estuvieron bien. La Orquesta Estable pifió tremendamente en sus instrumentos de viento.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *