Cine / 22 de Junio de 2012

cine

Sombras tenebrosas

(EE.UU.) Comedia. Dirección: Tim Burton. Con Johnny Depp, Michelle Pfeiffer, Eva Green, Helena Bonham Carter. Apta para mayores de 13 años.

Por

Las últimas películas de Tim Burton muestran que el preciso realizador de “Batman vuelve” y “El joven manos de tijeras” pasa por una etapa de desconcierto. Esta versión de la célebre serie inglesa de traiciones familiares y vampiros, vuelta comedia de costumbres, es un catálogo de lo mejor y lo peor del realizador. La historia del resucitado chupasangre Barnabás Collins, que decide ayudar a su familia -y al negocio que la sostiene- tiene varios momentos notables, donde el humor es trascendido por la invención y el lirismo (como la secuencia final, cargada de acción, de violencia, de drama y de romanticismo) y otros donde la pereza manda.

Debe de haber sido demasiado grande la tentación de tener un vampiro de 200 años en 1972 y jugar al anacronismo como para resistirla, y el costado circense de Burton encuentra en esos elementos un cómodo vehículo para toda clase de chistes, algunos de mal gusto, no por lo groseros sino por lo adivinables. Sin embargo, nada de esto es tan notorio en el film como un conservadurismo que, es cierto, Burton siempre tuvo (siempre fue un defensor del amor, la familia, el trabajo y las pequeñas comunidades, incluso disfrazadas de freaks, como se advierte revisando un poco su filmografía) pero que siempre era matizado por la fuerza de lo irracional y lo fantástico. Aquí ese matiz, ese terror que asoma por momentos, es apenas una excusa para el chiste retorcido, pero previsible. Quizás Burton haya, finalmente, dejado la infancia. Sería una pena.

 

Comentarios de “Sombras tenebrosas”

  1. Concuerdo bastante con esta crítica, pero a diferencia de otras películas de ficción que están todavía en cartel (por ejemplo: “The Advengers” (puntuada con 4 estrellas) y “Prometeo” (creo que también con 4 estrellas), “Sombras Tenebrosas” (puntuada con 3 estrellas) me pareció un “poco más creíble” en su temática y con momentos memorables. Tal vez, por eso de que a pesar de ser ficción, el vampiro y alguno de los personas tienen ciertos principios y dogmas de vida, que tal vez la hacen ver como una epopeya épica (a diferencia de las otras dos películas mencionadas, en las cuales la ficción sobreabunda en 3D, pero no dejan nada). Esta historia, a pesar de ser de “vampiros light”, algo deja y resulta una historia con ficción, humor negro y ciertos toques cómplices con espectador al combinar la realidad del año 1972, con el anacronismo del vampiro retornado después de 200 años. Lo mismo que la ambientación y ciertas escenas muy buenas (como la relación sexual entre la bruja y el vampiro, con la música de fondo de Barry White. Me gustó, me entretuvo y pienso que no se olvidará como las otras dos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *