Clásica / 6 de Julio de 2012

clasica

Los fantasmas de la ópera

“Otra vuelta de tuerca”, de Benjamin Britten. Con Macarena Valenzuela, Soledad de la Rosa, Eugenia Fuente y elenco. Dirección: André Dos Santos. Juventus Lyrica. Teatro Avenida.

Por

Basada en la novela homónima de Henry James, “Otra vuelta de tuerca” es mucho más que una simple historia de fantasmas. En esta ópera, estrenada en Venecia en 1954, Benjamin Britten conjugó magistralmente la oscuridad y la ambigüedad de la trama con un lenguaje musical rico y sutil. Así como en el original, la obra indaga en los sentimientos, las obsesiones y la imaginación de sus personajes.
La puesta de María Jaunarena logró crear una atmósfera lúgubre y profundamente dramática. Con cambios de escena ágiles y marcaciones impecables, la acción adquirió un ritmo casi cinematográfico. La concepción de Jaunarena contribuyó a que el desarrollo fluyera con naturalidad, sin dejar de resaltar la tensión de la trama.

El elenco de cantantes parece difícil de superar. La soprano Macarena Valenzuela, con voz bien timbrada y aplomo escénico, destacó magistralmente la desesperación de su personaje, la institutriz que debe criar a dos hermanos huérfanos. Mariana Mederos y Cecilia Pastawski, como los pequeños Flora y Miles, mostraron frescura y buenas voces, y Soledad de la Rosa le aportó su bellísimo timbre y su profunda sensibilidad al rol de la señora Grose. Tanto las voces del tenor Carlos Ullán como la soprano Eugenia Fuente, que interpretaron a los fantasmas, adquirieran matices tan intensos como espeluznantes.
Otro de los ejes fundamentales para el éxito fue el director André Dos Santos. Al frente del ensamble instrumental y a cargo de la preparación musical, realizó un trabajo admirable, alcanzando una integración perfecta entre las voces y el foso.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *