Política / 30 de Agosto de 2012

Presidenta encadenada

Una Cristina mareada por el zumbido de la reforma constitucional y la re-reelección puede enredarse en la adicción a la cadena nacional y correr el riesgo de quedar atada a sí misma. Mirá las fotos del Cristina Show.

Cristina aumentó la frecuencia de las candenas nacionales para contrarrestrar lo que ella denominó "la cadena del desánimo".

Decía el notable escritor Ricardo Piglia -hablando de política en una Argentina prekirchnerista- que, “si no se puede cambiar la realidad, al menos hay que cambiar la conversación”. Esa sugestiva reflexión sobre las palabras y las cosas resulta, traída al presente político, de suma utilidad para adivinar cómo sigue la película K.

Es claro a esta altura del kirchnerismo que el huracán santacruceño cambió radicalmente la conversación de los argentinos. No casualmente, una de las palabras clave de este período es “relato”. Pero justamente el éxito de ese discurso oficial alucinatorio puede volverse una trampa para sus propios inventores. Pasa siempre: luego de años de escuchar la misma fábula, los pueblos se la saben de memoria, y también aprenden a detectar sus trucos y lagunas, sus contradicciones con la realidad material. Pero ese desencanto infantil al descubrir la distancia entre los dichos y los hechos no es tan grave como otro efecto de la hegemonía comunicacional de largo plazo. Lo peor es el aburrimiento.

Programas como “678” ya parecen una parodia del periodismo oficialista, y tópicos como el de los Derechos Humanos se han usado tanto para armar consensos pro Gobierno que ya están perdiendo eficacia. La gente se cansa de escuchar el mismo recitado, incluso si está de acuerdo con lo que se le cuenta. Sucedió en el último tramo del menemismo, cuando ya saturaban las humoradas bizarras de Charly y sus secuaces, y hasta las denuncias de sus detractores. Había un clima de hastío, ganas de cambiar de conversación, como diría Piglia. Tal vez por eso, entre otros factores, fracasó aquel proyecto de lanzar la “re-re”.

Parados en el aquí y ahora, los argentinos asistimos al paroxismo del relato K, inflado con garra y dotes histriónicas por la Presidenta, que le aporta un contenido y un formato nunca vistos a las cadenas nacionales. Harta de ganar, Cristina Fernández se comporta -paradójicamente- con la desesperación de quien está perdiendo. Cada tarde, se pone al filo del absurdo compitiendo con su imitadora Fátima y con las divas de la tele. Tiene rating, es cierto. Aunque también es verdad el dato de que las encuestas de imagen presidencial le están dando malas noticias. En todo caso, parece que Cristina se impuso la tarea de comunicar cada tarde todo lo que su millonario aparato de propaganda no logra difundir. Para eso, le pone el cuerpo -¿y el alma?- a las cámaras high definition, entrando de lleno en las despiadadas reglas del rating minuto a minuto. Vale todo, lo que importa es que el encendido no decaiga.

Más allá de su éxito provisorio como animadora mediática, la Presidenta está apostando demasiado fuerte al juego -tan posmoderno- de seducir a los votantes igual que se manipula a las audiencias. El riesgo de convertir a la ciudadanía en un ejército de telespectadores es tener demasiado éxito en esa metamorfosis. Ese pelotón de personas aburridas en sus hogares o sus oficinas no tiene tiempo para explicaciones complicadas, ni para justificaciones técnicas de fracasos. No conocen la paciencia. Hacen zapping como quien tira al blanco. Como bien saben Susana, Marcelo, Mirtha y tantos otros expertos en fama, el público no ama: quiere. Quiere diversión, quiere fiesta, quiere sangre y quiere novedad. Quiere desear. Y no hay satisfacción que alcance. Por eso alguna vez Lanata exageró -o no- que la televisión era peor que las guerras, las pestes, y otras calamidades humanas. Entrar de lleno en esa lógica del recontraentretenimiento es un viaje de ida. Y una Cristina mareada por el zumbido de la reforma constitucional y la re-reelección puede enredarse tanto en la adicción a la cadena nacional, que corre el peligro de convertirse en una Presidenta atada a sí misma. Encadenada.

 

30 comentarios de “Presidenta encadenada”

  1. La gente tambien se aburre de los articulos como los de los medios concentrados y que responden a intereses particulares, que todos los dias pregonan el desanimo y las malas noticias para tratar de instaurar de nuevo sus propios intereses por sobre los de la sociedad toda.
    Muchachos, si es por aburrir Uds tambien aburren con sus constante pregonar del desanimo y de sus instensiones que la Argentina como pais vuelva a caer. Ustedes ya estaban encadenados antes de que llegue este gobierno.

  2. Sabes querido Silvio que estoy absolutamente de acuerdo con todos los adjetivos y datos que exponés en el desarrollo de la nota, sobre todo el que dice: ¨luego de años de escuchar la misma fábula, los pueblos se la saben de memoria, y también aprenden a detectar sus trucos y lagunas, sus contradicciones con la realidad material.¨

    Con la diferencia que el destinatario de todos esos argumentos, se ajusta perfectamente al grupo Clarín y todos su complices cipayos, no voy a nombrar a todos porque la lista es muy larga, incluído vos tambien por supuesto.

    Con años de entrenamiento ciudadano de observar, escuchar y hacer memoria, los estoy ¨detectando¨ cada vez mejor, tambien ayudado porque ultimamente asoman mucho más las cabezas y entonces son bien visibles, la lista se agranda día a día.
    Aclarando bien que hablo de sindicalistas mercenarios, políticos corruptos, empresas que no les importa un carajo la gente, periodistas reptilianos, mentirosos y comprados; y no de personas u organizaciones que piensen de distinta manera sobre la situación política nacional.

    Te aclaro tambien que no tengo ninguna afiliación política (que tampoco estaría mal), solo soy un simple tipo del barrio de El Dique (Ensenada) que despacito despacito, se va dando cuenta como son las cosas en realidad (al menos para mi, obvio).
    Un saludo.

  3. Por Dios no soporto más a está mujer, es insoportable. Me tiene podrido con las constantes cadenas, como lava la cabeza a la gente con su programa 678, todo el circo que arma con las video conferencias y con su comitiva. A está gente solo le interesa estar en el poder para seguir acrecentando su patrimonio y ver de sacar la mayor tajada. El Pueblo es lo ultimo que le interesa.

  4. a Dios no se debe mezclar con personjes como la presidente puesto que EL es Sagrado y esta mujer es puro conflicto con todo el mundo y goza haciendo sufrir al que no piensa como ella

  5. no voté a Cristina, ni estoy de acuerdo con mucho de lo que dice, pero me parece una porquería usar estas groserías para ofenderla. Hay que opinar y discutir con nivel. Ya sabemos que con Cristina no hay ida y vuelta, no hay reuniones de prensa, pero tampoco se debe ofender su figura.

  6. No importaría tanto de lo que piensan de la presidenta; al fin y al cabo cada uno es dueño de votar y defender a quien quiera. Lo importante sería saber a que modelo de país adhiere la revista Noticias.

  7. Nunca leo esta revista entre comillas. Es una vergüenza absoluta lo que

    escriben de la Presidenta QUE GANÓ CON LA MAYORÍA ABSOLUTA DE LOS VOTOS.

    No van a lograr nada difamando y difamando machistamente a Cristina. Ustedes que son la oposición

    no teienen ni ideas ni los HUEVOS SUFICIENTES PARA HACERLE SOMBRA A LA PRESIDENA. VIVA CRISTINA Y SEGURO VA A RESISTIR TODA ESTA MUGRE.
    aDEMÁS HAY UN dIOS, QUE SEGURO USTEDES NO CREEN) QUE VA A HACER JUSTICIA. Alicia de Mendoza.

  8. Debemos dejarles de herencia a nuestros hijos algo mejor que el presente que vivimos: ciudadanos acosados, empobrecidos, negados, cansados de escuchar a este personaje delirante. Debemos generar una alternativa a esto que estamos viviendo……

  9. Es mentira cada vez que lamatala parodia la tienen que internar dicen lipo, stres,o dolor de ovarios pero lo que le dá es Lanalitis

  10. Felicitaciones Perfil, sigan con esta crítica ha gánlas cada vez más despiadadas, todo sabemos que esta mina se calienta, se emperra y mete la pata cada vez más

  11. esclava de sus palabras y nosotros dueños de los silencios, como para refrendar aquello que quiere el pueblo antes de fiesta, quiere verdad algo que por ahora no se escucha en los discursos

  12. Nunca la aguanté ni aún cuando recién empezaba a balbucear, menos ahora que habla a cada rato. Antes por lo mewnos era medida, pero ahora la tilinga se hace la canchera, la patotera y te engrupe que se las sabe todas. Pobre infeliz, cuando se escucha se pondrá feliz ? si así fuera, con que poco se conforma. Kris, ANDA A LAVARTE LAS TETAS …!!!

  13. ARGENTINOS NO HAY QUE SOPORTAR A ESTA GENTE Y SU INCAPACIDAD E IMPROVISACION DEL PLAN ECONOMICO Y LA PROHIBICION DE AHORRAR DONDE MAS SE NOS DEE LAS GANAS.

  14. Solo con un poco de sentido comun cada uno reacciona contra lo que a simple vista es no solo un abuso, es ademas un burlarse permanente con}mo si fueramos niños de la salita celeste de tres. Y ella la Dictadora la seño que lee el mensaje de bienvenidos……y que mama me ama, que pedazo de estupida y espamtoso personaje de la Historia Politica Contemporanea

  15. Interesante nota, lamento la presidenta que tenemos, el país que ella “relata”, con más pobres, menos educación, menos justicia, más corrupción, más delirio… está muy lejos de la realidad. Hasta cuándo vamos a tolerar que se nos tome por tontos?

  16. realmente no puedo entender lo que estamos viviendo, no solo mienten con descaro sino que no hacemos nada para que esto se termine. Es una persona que ademas de desagradable , tiene un don de contestar con el absurdo a cualquier cvosa que no sea lo que ella dice

  17. Puede ser. Pero nada peor que aquella Cadena Nacional,anquilosada,ceremoniosa y aburrida que nos tenían acostumbrados todos los gobiernos anteriores.

    1. que tendra que ver ,si queres divertirte mira un programa comico, la cadena nacional es para cosas mas importantes, claro lo que pasa que con personas que piensan tan livianamente , se entiende el 54%…………

  18. LO DE “ENCADENADA” SERÁ UNA PREMONICION? OJALA QUE SI. SEGURAMENTE SEGUIRÁ CAMINANDO COMO MENEM A CARA DESCUBIERTA, PERO LA VIDA SE VA A ENCARGAR (COMO YA LO HIZO) DE PASARLE LA FACTURA POR DONDE MAS LE DUELE. SIENTO LASTIMA POR ELLA.

    1. exactamente es lo mismo que menen ,directamente es mas de lo mismo ,te quieren lavar el cerebro y lo unico que logran,,como menen que lo traten de payaso ,,,

  19. A mí no me aburre, porque no la miro, me espanto cada vez que veo su cara, siento asco! ME TIENE REPODRIDO LAS CADENAS NACIONALES!!!!

  20. prefiero leer despues lo que dijo antes q escucharla y que lo nombre a EL menos, lamentablemente esta mujer no solo abusa, avasalla en sus discursos y re re reinaguraciones, patetica y la gente la sigue, QUE LES PASA A LA GENTE NO SE DAN CUENTA QUE ESTA BANDOLERA NOS ESTA ROBANDO TODO?

  21. totalmente de acuerdo con este comentario ya casi decia sin darme cuenta la palabra “relato”sinceramente esta Presidente me harto !!!

  22. Recuerdo cuando decian hay Nestor para rato, ahora lo mismo hay Chavez y Reina Batata para rato, solo esperar el momento falta muy poco, esperemos el gran momento.

  23. Què làstima me das, sè que a muchos conciudadanos les pasa lo mismo, es un dolor muy adentro que no tiene explicaciòn del porquè existe ,aunque si nos juntàramos todos sì habrìa una coincidencia respecto al motivo de esa molestia que distrae, que estorba, que sabe a engaño, a mentira, a bravuconada, a escupitajo descarado a los ojos. No llores ni por mi ni por todos tus habitantes mi querida ARGENTINA, porque este flagelo terminarà muy pronto y ojala Dios quiera que asi sea.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *