Deportes / 9 de agosto de 2013

fanáticos y millones

Amor latino, dinero europeo

Sudamérica tiene las mayores audiencias deportivas, pero Europa es la que factura.

Por

FANÁTICOS. Según una encuesta, los países de Latinoamérica tienen el mayor grado de fanatismo por el deporte, en especial el fútbol, sobre todo en Argentina y Brasil.

Los fans están acá, definitivamente. Pero los grandes billetes están al otro lado del océano. Según una encuesta de la consultora Mindshare, los latinoamericanos son los mayores fanáticos, los mayores consumidores de deportes. Y, por supuesto, el fútbol encabeza los listados, con Argentina y Brasil peleando la punta en materia de preferencias. Sin embargo, en el ranking de la revista Forbes de los cincuenta equipos más valiosos del mundo no hay uno solo nacido y criado a este lado del planeta, pese a que la lista está liderada por equipos de fútbol.

Sobre gustos está todo escrito. En promedio, más del 60% de los latinoamericanos encuestados por Mindshare se declaran fanáticos del deporte en general o de algún deporte en particular. En el otro extremo del espectro, Norteamérica apenas califica en un promedio de 25% de fans del deporte entre la población, pese a que más del 70% de los equipos más valiosos –según Forbes– son de su football (el americano), de basquet (parte de la poderosísima NBA) o de baseball, una de las mayores tradiciones deportivas en los Estados Unidos.

De todos los deportes, el fútbol lidera a nivel mundial (45%) y, por supuesto, en América Latina, mientras que el rugby apenas convoca a un 20% del total de fanáticos. Sí, el deporte de la pelota ovalada y los tipos duros tiene menos aceptación masiva, inclusive, que el atletismo, furor en Asia. Dentro de Latinoamérica –otra cifra esperable– la mayor concentración de encuestados que se declaran fanáticos del fútbol está en Brasil (el mercado más grande y caro de la región, con un 70% de aceptación, seguido por un 65% en Venezuela, 60% en Perú, 58% en la Argentina y un 57% mexicano. Parece ser que, por amor que en esta tierra se le ponga a la camiseta, según las encuestas, hay países mucho más “amantes” del arte de ver once contra once disputarse una pelota.

De todos modos, ese fanatismo declarado a viva voz no parece traducirse del todo a la hora de pagar una entrada para ir a un estadio. Según Mindshare, apenas el 40% de los mexicanos asisten regularmente a eventos deportivos. En la Argentina y Brasil arriman al 30%. Los grandes vecinos del Norte –Estados Unidos– evidentemente prefieren la comodidad del sillón y el LCD: solo el 15% de los norteamericanos declara ir al menos una vez al mes a ver un espectáculo deportivo en vivo.

Para leer la nota completa, adquiera online la edición 1911 de la revista NOTICIAS.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *