La Balanza / 21 de noviembre de 2013

Marta Fort

Mueve cielo y tierra para poder entrar a fiesta privada a la que no la invitaron. Insistente.

Mueve cielo y tierra para poder entrar a fiesta privada a la que no la invitaron. Insistente.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *