Showbiz / 31 de marzo de 2014

BANDAS PREFABRICADAS

Fenómeno One Direction

De la nada al boom internacional. El negocio multimillonario y su llegada a la Argentina.

Por

Los One Direction son un producto diseñado para el éxito. Sus miembros ocupan los puestos tradicionales de las "boys bands".

Para que un grupo de música pop adolescente funcione en el público es fundamental que cada uno de sus integrantes cumpla su rol particular. En el caso del fenómeno One Direction, para acelerar la comprensión, los rótulos de cada uno ya vienen prácticamente prefabricados: “el lindo”, el “encantador”, “el tranquilo y misterioso”, “el divertido” y “el sensible”, los personajes que cubren toda la gama del espectro. Ahora, a las fanáticas, sólo les resta elegir.

El quinteto británico, cuyos miembros no se habían visto las caras entre sí hasta hace tan sólo tres años, se presentará el 3 y 4 de mayo en el estadio Vélez Sarsfield, en el marco de su tercer gira mundial “Where We Are Tour”, la primera que realizará en escenarios a gran escala. Las directioners (las fanáticas de One Direction) agotaron las 80.000 localidades disponibles en cuestión de días, entre junio y julio del año pasado. Es decir, a más de diez meses del evento.

EN CAMINO. En su primera gira mundial por grandes estadios, agotaron las entradas para sus dos shows porteños con un año de antelación.
EN CAMINO. En su primera gira mundial por grandes estadios, agotaron las entradas para sus dos shows porteños con un año de antelación.

 

“En una semana agotaron las dos funciones. Es un fenómeno mundial en el mismo cuadro de Justin Bieber o Violetta, con un público adolescente de entre catorce y dieciocho años con mucha fuerza a la hora de exigir la compra sobre los padres. Lo vendimos con las redes sociales. Hay una comunicación mucho más rápida a ese nivel, del cual el público, en este caso, está muy pendiente”, cuenta Fernando Moya, director artístico de Time 4 Fun Argentina, la productora que los trae al país. Además, aclaró que los británicos se llevan entre un 30 y un 35% del bruto de las recaudaciones.

La revista Forbes estima que, a un costo promedio por ticket de U$S 88 y con una media de 55.000 espectadores por show, la gira levantará entre U$S 300 y U$S 360 millones a lo largo del globo, lo que le concedería inmediatamente un lugar en el Top 10 de los tours más recaudadores de la historia, en compañía de legendarias y sin duda mayormente consolidadas bandas como U2, los Rolling Stones o AC/DC. Con una menor cantidad de conciertos, desplazaría en el listado a icónicas giras como “Licks” de los Rolling Stones (2002/03) y “The Police Reunion” (2007/08).

La entradas para los recitales en Buenos Aires tenían un costo promedio de 700 pesos, con un piso de 400, hasta llegar a los 1380 en las plateas preferenciales. Hoy, a poco más de 30 días del show, las localidades en reventa online cotizan desde entre 1.000 y 4.000 pesos. Se especula que, por la vía formal, se recaudaron por los shows en Argentina, sólo en concepto de entradas vendidas, una cifra superior a los 50 millones de pesos.

¡Lee la nota completa suscribiéndote online a NOTICIAS!

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *