Arte / 16 de Abril de 2014

ARTE

“Retratos para una identidad”, de revisión necesaria

De García del Molino. Museo Isaac Fernández Blanco, Suipacha 1422. Martes a viernes de 14 a 19; sábados y domingos de 11 a 19.

Por

Como hoy, la política tiñó también el quehacer artístico del siglo XIX, cuando floreció en Buenos Aires el argentino Fernando García del Molino (Santiago de Chile 1813-Buenos aires, 1899), llamado el “pintor de la Federación” (1829-1852). Gracias a su cercanía con Juan Manuel de Rosas, el artista lo retrató repetidamente y en todos los formatos.

“Retratos para una identidad” con 100 piezas (ahora restauradas) en Museo Isaac Fernández Blanco, propone “volver a pensar acerca de la identidad del artista, la de sus modelos y la de su época”, reuniendo obras de colecciones privadas y del Fernández Blanco, del Museo Histórico Nacional, del Histórico de Santa Fe y de Rosario, el Sívori y el Franciscano de Buenos Aires, Centro Naval, FNA, y otras instituciones.

Los curadores –P. López Méndez, Gustavo Tudisco, L. Munilla Lacasa y Marcelo Marino– señalan que, el luego postergado, García del Molino logró el registro más completo de la elite de mediados del siglo XIX. Fue contemporáneo de Carlos Morel y predecesor de Prilidiano Pueyrredón, pero su presencia en Museo Nacional de Bellas Artes no solía verse; tampoco actualmente, porque la sala de arte argentino sigue cerrada.
Estudio expositivo compuesto por dos exhibiciones complementarias, el Museo Juan Martín de Pueyrredón de San Isidro exhibirá la segunda muestra de “Retratos para una identidad” en primavera.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *