Brasil 2014, Sitios Externos, Sociedad / 25 de junio de 2014

Argentinos patoteros en Brasil, como en casa

La hinchada criolla es de las más numerosas, pero de las menos queridas. Soberbia, intensidad y poca plata.

Por

HINCHAS PATOTEROS. Si bien no son barra bravas, muchos fans argentinos se descontrolan cuando cruzan la frontera y dejan salir su pasión futbolera.

No hicimos los cinco goles de Holanda, ni los cuatro de Alemania. No derrotamos al campeón del mundo ni al equipo de Cristiano Ronaldo. Tampoco ganamos un clásico como ganó Italia. Pero llenamos el mítico Maracaná, ensuciamos las playas de Río de Janeiro y cantamos “Y ya lo ve, y ya lo ve, somos locales otra vez”. Recién subimos el primer escalón pero ya miramos desde arriba. Más argentino que eso solo la bahía de Samborombón. Seguimos sin aprender nada, mientras Japón, que continúa perdiendo en la cancha, nos enseña a convivir en sociedad, aun en el fútbol.

En la Arena Pernambuco, en Recife, cuando terminó el partido entre Costa de Marfil (2×1) Japón, los japoneses, en vez de buscar culpables propios o ajenos, buscaron todos los desperdicios que ensuciaban el piso en su sector, no necesariamente los dejados por ellos mismos, sino todos los que había, y limpiaron el área de tal modo que los encargados de esa misión, llamados ‘garis’, no podían entenderlo cuando llegaron allí con escobas y bolsas de basura.

Cada hinchada acompaña a su selección con características propias. Los norteamericanos, que no pretenden ganar la Copa de Brasil son, sin embargo, quienes desembarcaron en mayor número: el doble que nosotros, los argentinos, segundos en este ranking; enseguida chilenos y colombianos comparten el tercer lugar apenas arriba de alemanes e ingleses, los dos europeos más presentes. No obstante, mayor cantidad no significa necesariamente más “apoyo”.

 

Algunas parcialidades llegan solo para mostrarse, son las hinchadas selfies entre las que se anota Francia; otras vienen para enseñar su cultura, como sucede con la de Costa de Marfil; están las que actúan como verdaderas embajadoras de su patria, en general las orientales; en fin, hay un variado muestrario que representa al planeta y su diversidad humana.

Así, algunas son más queridas que otras. The New York Times sobre el inicio de la Copa realizó una encuesta internacional, incluyendo las preguntas “a cuál país usted más apoya” y “a cuál país más detesta”. El menos querido es Estados Unidos, pero ya se sabe que es por ‘desméritos’ políticos, por su postura capitalista, invasora, colonizadora, etc., y no por su gente en particular. La segunda nación menos amada es la Argentina y no por los motivos apuntados contra los americanos. El mundo no nos quiere por cómo somos, aunque nosotros creamos que el sol sale todos los días para iluminar nuestra grandeza.

Los que más quieren vernos perder, según esa encuesta realizada con casi 20.000 ciudadanos de 19 países, son brasileños, chilenos y colombianos, es decir quienes mejor nos conocen, nuestros vecinos… Los argentinos que votaron, por su parte, lo hicieron contra los ingleses en primer lugar y brasileños después. Se entiende: las Malvinas y el pentacampeonato duelen de modo parecido en nuestra curiosa idiosincrasia.

En el álbum de figuritas de esta Copa 2014, hay de todo. Los argentinos jugamos solo en primera ronda y ya somos la figurita difícil, no por carencia, sino por comportamiento. La hinchada de Corea del Sur, en cambio, es una figurita fácil aunque se encuentren muchísimos menos coreanos que argentinos en las calles; son fáciles porque no causan problemas, siguen las indicaciones, jamás se enojan, se respetan entre ellos y mucho más a los foráneos, piden permiso, hacen las colas, pagan todo lo que tiene precio, llegan en hora, no empujan, no arrojan desperdicios, no insultan, se sientan en su correspondiente lugar, se ponen de pie apenas cuando todos lo hacen, van al toilette a la hora señalada, se disculpan siempre, piensan tres veces antes de reclamar, beben moderadamente si acaso beben, esperan el subte siguiente si este se encuentra lleno… Sí, son nuestros opuestos aunque obviamente no tienen nuestra visibilidad. Como decían los viejos periodistas: lo que está bien no es noticia.

La presencia de Messi, así como en su momento fue la de Maradona, junto a la historia vencedora del fútbol nacional, una vez más hace que nuestra hinchada, en esta vigésima Copa, sea una auténtica protagonista por sí sola. En verdad, esa tradición futbolera hizo que la hinchada nacional siempre apareciese entre las más ‘expuestas’, pero este año más que nunca por la proximidad geográfica con el organizador.

Cuando se jugó el primer mundial de Brasil, en 1950, la Argentina no participó; apenas viajó Fioravanti, un relator como hoy ya no existen, para transmitir los partidos. En 1962, en Chile, jugamos, sí, pero no era fácil cruzar la cordillera en aquel invierno y llegar a Rancagua donde quedamos eliminados. Y en 1978 hicimos el barullo que los militares nos dejaron hacer pero, por ser en casa, no vale.

Solo el primer Mundial, el de 1930, nos tuvo al igual que hoy, como grandes protagonistas en las tribunas, porque al ser en Montevideo y tener un equipo competitivo muchos porteños cruzaban el charco ida y vuelta, en barco y en el día, para ver cada partido (todos fueron diurnos). En las Copas jugadas en el resto del mundo, entre distancias y crisis, apenas hicimos un poco de ruido en España 1982 e Italia 1990 donde tíos que no conocíamos nos dejaban dormir en la habitación de huéspedes. Y un poco en Sudáfrica 2010. Pero ahora, en Brasil, somos LA hinchada: en realidad “la barra quilombera…”

No somos los únicos en aparecer en los diarios locales, pero somos los más resaltados y los menos elogiados. Veamos: en el entretiempo de Holanda (5×1) España ya se había acabado el stock de cerveza del estadio, fue el único lugar donde eso sucedió, hasta porque es difícil comprar bebidas por las largas colas que existen, fruto de la pésima organización general.

La enorme cantidad de colombianos que invadió Belo Horizonte, Minas Gerais, para su primer partido, cuando golearon a Grecia en el estadio Mineirão, o el fantástico desembarque de chilenos en Cuiabá, Mato Grosso, en el triunfo trasandino sobre Australia en la Arena Pantanal, no generaron ni el 5% de las noticias que provocó la invasión de nuestros compatriotas en Río de Janeiro. Solo Argentina siempre es ‘noticia’. Nos cuestionan formas, como la ocupación de playas para dormir, hasta comportamientos poco agradables, típicos de quien se siente dueño de una situación que le es prestada y no consigue reconocerlo, “porque juntos somos más”.

——————————————————————————————————————–

(*) El autor es director de Perfil Brasil y columnista durante el mundial para NOTICIAS. Acaba de presentar su nuevo libro, “Glorias robadas” (Ed. Figurati), en el que investiga la vinculación entre la política y la dictaduras en los distintos mundiales. También publicó “Archivo (sin) Final”, publicado en mayo por Ediciones del Empedrado, con historias y anécdotas de los mundiales desde 1930 a la actualidad. Lea la nota completa en la última edición impresa de Revista NOTICIAS.

 

27 comentarios de “Argentinos patoteros en Brasil, como en casa”

  1. “Vamos, vamos Argentina,
    vamos, vamos a ganar,
    que esta barra quilombera’,
    no te deja , no te deja de alentar”….Brazuca Martolio….LTA (la tenes adentro)

  2. Geronimo Francisco Barbosa, comparto su comentario pero me atrevo a acotar algo. En lo que atañe a este evento futbolístico como en general a la realidad toda que rodea el presente destaco la falta de ética y oportunismo, cunado no cobardia simple, del periodismo local. Periodismo cómplice.

  3. Los ponjas habrán limpiado mucho el estadio, pero siguen matando ballenas y contaminando el ambiente a lo pavote, así que no me sirve de mucho la comparación.

    1. Que tiene que ver el chancho con el rulero. La falacia ad hominem no cambia la realidad d la pesima imagen q una parte de los argentinos (generalmente porteños , rosarinos y cordobeses) da en el exterior dejando mal a todo el pais. Es tal cual como dice la nota

  4. Me parece una nota muy dura refiriéndose a nosotros los argentinos, la creencia que afuera tienen de nosotros no necesariamente es la realidad, haría desde ese lado otra mirada personas luchadoras que no se dejan vencer que no se achican con la primera dificultad, solos o en equipo sabemos alcanzar lo que queremos. Si eso es arrogancia, se discutirá desde ese lugar.

    1. La verdad es dura. Y lo que dice la nota es real. Soy misionera y como tal, en playas de sur d Brasil somos de la casa. Si hay algo q evito como la peste son a argentinos de algunos lugares del pais …x todo lo que dice la nota.

  5. En el mundial anterior, sudafrica,2010, la hinchada argentina fue la unica de la que los medios hablaba: pero en las paginas de policiales. Hubo un solo muerto: un argentino que quedo en la morgue sudafricana un largo tiempo porque nadie se hizo cargo y cuando por fin volvio a su pueblo, sus familiares se quejaron porque “se rompio la cadena de frio”.
    Hagamonos cargo alguna vez de nuestras miserias. Podremos?

  6. Gerónimo Barbosa, coincido con su comentario!
    Todos los humanos tenemos defectos y virtudes.
    El señor Martolio es absolutamente negativo. Aplastante.Demoledor! No soy así…tengo hijos que no son así…y lucho todos los días por tener un país mejor.
    Con ese panorama que nos pinta este columnista no nos deja ningún camino de esperanza y eso, señores, no se lo podemos permitir a nadie.
    ¡SEREMOS UN PAÍS PUJANTE, VIGOROSO Y PROMETEDOR!! Hay tremendos aires de cambio…no le quiten las ilusiones a muchos jóvenes, silenciosos talentos, de nuestro país.

    1. La nota muestra una faceta absolutamente real de la masa argentina. Quien redacta la nota no dice que sea la única sino que esa es la imagen q se da afuera (y adentro) en eventos de masa. A sus hijos, muestrele la conducta vergonzosa de los inadaptados y maleducados y enseñele a hacer lo contrario.

  7. pero como? si en los actos politicos de una presidenta queda todo impecable, nadie arroja volantes al piso, 9 de julio totalmente limpia, no viene ningun micro del conurbano a la ciudad.. que raro esto de argentina.. por jugarlo en brasil va a mostrar nuestra hilacha… pero claro 600 barra bravas o algunos miles de hinchas van a opacar lo que hacen 100 000 hinchas .. justamente por que lo Bueno no Vende y lo malo siempre sale a la luz

  8. Fui engañado por concecionario F.O.Diaz S.A. Nos adjudicaron un logan authentic plus 1.6 el 23/04/2014 pasaron más de 60 días sin novedades. En Plan Rombo dicen que nunca se hizo el pedido a Renault. En Diaz dicen que no hay unidades logan disponibles, que elija otro modelo y pague la diferencia. Ya pagué más de $85.000 entre 10 cuotas pagas y 40 licitadas. Firmé el contrato G3NC081Y en agosto2013.
    Registramos casos en este grupo de facebook https://www.facebook.com/groups/diazcasos/
    Saludos

  9. Que sorete de nota. Flaco das lástima, ¿y sos periodista? Generalizas , el peor pecado que puede cometer un observador. Lamentable lo tuyo, una mirada sesgada de mala leche. SALUD POR LOS ARGENTINOS. ANQUE GANES O PIERDAS!

  10. Los colombianos y brasileros nos consideran rivales deportivos.. y hasta ahi llegó el odio. He conocido variedad de sudamericanos primero por el estudio y luego por el laburo y la relacion con todos ellos, desde el comienzo y hasta el final, fue excelente.
    Con los chilenos hay un tema particular, y de seguro que nos quieren menos que de lo que nosotros a ellos, pero hay muchas mas cosas en juego, teniendo fuerza que quedan relegados a nivel internacional (aun cuando sus numeros socioeconomicos sean mejores).
    Con los uruguayos encontras de todo, igual que los españoles. Esta nota no hace mas que ocupar lugar. Presenta una estadística sin papeles para justificar una opinión personal, porque nada de lo que comenta se incluyó en la encuesta.. Esta nota tiene menos base que un castillo de arena. Saludos,

  11. Lavezzi en el momento del cambio le tira agua en la cara al tecnico?si Zabella suspende el cambio y lo manda a Bs.As. con un voleo en el trasero lo apludiria,pero como no tiene caracter el jp militante se las aguanto.

  12. Creo que buena parte de la nota es estrictamente cierta. Perezosos, agrandados, MUGRIENTOS (las calles se parecen paises como Egipto y la India con la “suciedad” de los perros, etc.etc.etc. Pero el pais hace años perdio la EJEMPLARIDAD DESDE ELGOBIERNO y entonces cada uno hace una peor y nadie dice nada o nadie es multado o lo que fuere. Nos hemos convertido en un pais anarquizado que no respeta ni el ORDEN NI LA EDUCACION.

  13. El peso de este desprecio del mundo por los argentinos, lo sufrimos solo los que en este pais trabajamos, estudiamos y nos ganamos la vida decentemente, lamentablemenete el pais es como un gran corral, lleno de vagos, mantenidos, narcos, corruptos.

    Y claro, los pocos cuerdos que gritamos que no todos somos asi, se diluye en las acciones de nuestro gobierno, una manga de ladrones con todas las letras, secundado por una gran caterva de vagos, narcos, delincuentes y mantenidos (los del corral=pais)..

    Si tuviera 20 años, sin dudarlo me iria rapido sin esperar a que esto cambie, y lo digo porque me paso, en el 85 tuve posibilidades de irme a USA, lo descarte porque los militares hacia poco que se habian ido y pense que el pais mejoraria, ahora tengo 53 y es TAARDE, y no saben cuanto me arrepiento.

    Este pais no cambiara, porque la gente, perdio las ganas de que seamos un pais, nos quejamos, maldecimos y hasta ahi llega la cosa, sacamos las banderas y cantamos solo en los mundiales y en las fechas patrias, esperamos que lleguen para ver si hay un puente y nos tomamos una semanita, porbre San Martin, Belgrano y demas, si supieran que esas batallas que ayudaron a liberarnos de la colonia, serviria para que muchos pudieran tomarse unos dias en la playa o en la nieve, que desperdicio, digo por San Martin , y los otros que lucharon por el pais, realmente desperdiciaron sus vidas.

    Ahora muchos odian a los K, pero aplauden a un Scioli o a un Massa ??? es un pais muuuy raro, no eran K estos 2 muchachos?

    Pero, desconfian de una Carrio, que quiere meter presos a todos estos….

    No es extraño que nos odien en el mundo, parece que nos odiamos entre nosotros tambien y tenemos miedo a que venga alguien que ponga orden.

    Hace un tiempo lei que Churchil habria dicho en algun momento que habia que frenar a Argentina, porque era peligrosa y que habia que hacer para mantenerla sumisa y bajo el pie para que no se levante.

    Lo felicito don Churchil.. lo logro, este pais para que se levante habria que sacar a todos los Argentinos y dejar a 2 BB´s y empiecen de cero. No veo otra salida con lo que hay.

    1. No es tarde con 53 años para emigrar, si tiene ese ferviente deseo retome el proyecto. Tengo 75, viví 21 años en Alemania y también yo acaricio la idea de volver a emigrar: donde hay un deseo hay un camino. Tuve la dicha de recorrer el mundo detenidamente y por mucho tiempo por lo que puedo confirmarle con conocimiento de causa que el argentino sí es un pueblo “muuuy raro” y que no hay nada peor que sentirse extranjero en el suelo natal.

  14. Me parece que denuncia muchos pecados que compartimos con muchos, no cuenta aquellos que no compartimos para hacer más equilibrada la cosa, y se asienta en clichés como cuando los demás de América “ya sabemos por qué nos odian”… Yo no se por que me odian… Será por cosas de su generación no las mías. No somos inventores de todos los males ni me dice si colombianos, chilenos o uruguayos juntan la basura cuando se van. Si plantea lo que podemos aprender bien. Si quiere hacer auto crítica feroz como si fuéramos “yo, la peor de todas”, no lo acepto ni lo tomo. Tenemos mucho que aprender como todo el mundo. No más, no menos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *