Costumbres / 11 de octubre de 2014

Feria Gourmet: el nuevo clásico

Llega la tercera edición de Masticar, el evento gastronómico que reúne a los mejores chefs y productores. Novedades e imperdibles.

Por

El primer año los tomó por sorpresa. En tres días, más de 50.000 personas visitaron los distintos stands del centro de exposiciones El Dorrego y tuvieron que hacer largas colas para comprar platos o presenciar una charla. El segundo tomaron nota de la experiencia y no solo extendieron la agenda a cuatro días sino que duplicaron la superficie disponible, con más puestos de comida, un segundo auditorio y un espacio especial para niños. Las medidas fueron reconocidas: el resultado fue una convocatoria de 78.000 personas. Y por estos días, las figuras tras A.C.E.L.G.A. (Asociación de Cocineros y Empresarios Ligados a la Gastronomía Argentina) se preparan para volver a sentar precedente en la tercera edición de Masticar, la feria gastronómica más grande del país, que va camino a convertirse en un clásico y el punto más alto de la agenda gourmet local. Del 16 al 19 de octubre, nuevamente en El Dorrego, la cocina sana volverá a ser ensalzada y reversionada por los mejores chefs del país, tornándose más deliciosa y sofisticada que nunca.

Más y mejor. Para los que ya asistieron alguna vez, el recorrido sigue siendo similar: está el Mercado, con distintos productos regionales, los puestos de comida de los chefs más reconocidos (servidos por ellos mismos, reuniendo figuras como Germán Martitegui, Pablo Massey, Maru Botana y Narda Lepes, entre muchos otros), los Túneles del Vino y Cerveza donde estarán presentes las bodegas y cervecerías premium del país, y clases y charlas dictadas por estos cocineros de renombre, así como nutricionistas. La diferencia con el año pasado, sin embargo, está en la cantidad de participantes y la asesoría al público. Así, el Mercado suma 20 opciones más, llegando a un total de 80 productores, los puestos de comida serán 40 y en los Túneles habrá sommeliers para dar charlas sobre los atributos de cada vino y cerveza. La modalidad de pago establecida, además, mediante la cual dentro de la feria se compran “Billetes Masticar” y son la única moneda que vale, será esta vez también posible de adquirir con anticipación, vía Ticketek. Y en cuanto a las clases y charlas, darán especial relevancia a la coctelería, en plena tendencia en Buenos Aires, con una jornada especial el jueves 16, de la mano de bartenders reconocidos. Como novedad absoluta, finalmente, se incluirá el Wine Bar, atendido por sommeliers de CAVE (Centro Argentino de Vinos y Espirituosas).

Cocina de autor. Pero por más que todas las novedades sean para aplaudir, lo cierto es que lo más esperado de Masticar sigue siendo la presencia de los chefs y, sobre todo, la posibilidad de adquirir sus preparaciones a precios inéditos. Es que esta feria debe ser el único lugar del país donde la inflación (casi) no hizo mella: al igual que en su primera edición, habrá platos por 20 pesos, aunque también por 40 y 60 pesos. De cualquier forma, un precio irrisorio para un plato de, por caso, Fernando Trocca, que en su restaurante insignia Sucre superaría sin miedo los 100 pesos.

Como para ir anticipando el antojo, algunos ejemplos de lo que se ofrecerá: los hermanos Petersen deleitarán con un “smørrebrød” de langostinos a 40 pesos, los Rolling Chickens (el cuarteto formado por Pablo Massey, el Zorrito Von Quintiero, Sylvita Pereyra Iraola y Solana Gassiebayle) ofrecerán su Gran Creppe, de pollo al spiedo, panceta salteada, brotes de rabanito, salsa de curry verde, jengibre, chili, cilantro, échalotes, albahaca y menta, limón y oliva por 60 pesos, y el mítico Francis Mallmann fascinará con un sándwich de jamón cocido entero al horno de leña con alioli, también por 60 pesos. Para los postres, vale la pena reservarse para el marquise a l’anglais de Beatriz Chomnalez (a 50 pesos), la tentación dulce de Osvaldo de La Cabrera (20 pesos) o la mousse de miel de caña y crocante de quinoa (25 pesos) de Martín Molteni, al mando de Pura Tierra.

Y para cuando el estómago esté saciado (o antes, si se quiere ir abriendo el apetito), las charlas y clases también tienen temas y protagonistas que prometen ser hits. Por ejemplo, “La comida entra por… el cerebro”, dada por Diego Golombek y Mariano Sigman el sábado 18, “Gastronomía y negocios”, a cargo de Horacio Gallo, Agustín Benito, Javier Ickowickz, Narda Lepes y Gonzalo Aramburu el mismo día o la que dará el cuarteto mágico de Narda, Donato de Santis, Germán Martitegui y Fernando Trocca, con clase de cocina incluida, como cierre, el domingo 19.

Serán cuatro días para saborear, disfrutar, probar, conocer, escuchar y compartir, pero también para lograr obtener una buena perspectiva sobre cómo y a dónde está yendo la cocina local. Cuatro días ricos, en toda la acepción de la palabra. Por eso, vale una recomendación importante: vayan con hambre.

Vicky Guazzone di Passalacqua

Seguí a Vicky en Twitter: @misskarma

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *