Empresas / 2 de Enero de 2015

DOW ARGENTINA

Salto hacia el futuro

La petroquímica anuncia una inversión de 450 millones de pesos para ampliar su capacidad productiva y tecnológica.

Por

The Dow Chemical Company fue fundada en 1897 en Midland, Michigan, Estados Unidos, por Herbert H. Dow. En 1942 la compañía inició sus operaciones a nivel internacional, y en 1957 constituyó en el país lo que hoy conocemos como Dow Argentina. Este año anunció una inversión de 450 millones de pesos para ampliar la capacidad productiva de su complejo en Bahía Blanca, uno de los más importantes de América Latina. Se estima que unas 200 personas participarán de las obras necesarias a través de distintas empresas de servicios. El plan prevé una ampliación del mercado local de productos plásticos y el aumento de las exportaciones a Brasil. En principio, producirán en el país resinas que actualmente se importan. La empresa fabrica polietilenos de alta y baja densidad que son utilizados por la industria nacional para la fabricación de envases flexibles y rígidos, productos para la salud e higiene, tuberías y películas industriales y agrícolas, entre otros. Las mejoras tecnológicas, según sus directivos, permitirán un desempeño en materia ambiental y en seguridad equivalente a los más altos estándares de Europa y los Estados Unidos. “La explotación de recursos energéticos no convencionales abre una ventana de oportunidad inmejorable para el sector petroquímico: replicar en nuestro país el desarrollo industrial y tecnológico que se vivió en los Estados Unidos en años recientes gracias a la revolución del gas no convencional. Esta inversión inicial en Bahía Blanca nos permitirá aportar soluciones e innovación a mercados estratégicos del país, como alimentación, cuidado personal, packaging, industria automotriz e infraestructura”, proyecta Gastón Remy, presidente de Dow para la Región Sur, que incluye además a Chile, Uruguay, Paraguay y Bolivia, donde la compañía opera a través de sus negocios químico, petroquímico y agrícola. El año pasado, la empresa firmó un acuerdo con YPF para la exploración y producción en Vaca Muerta.
Remy explica el efecto multiplicador de la producción de hidrocarburos: “No solo involucra a nuestra industria petroquímica sino también a la manufactura de derivados y al área de Investigación y Desarrollo, un aspecto clave para dar soporte y sustentabilidad al crecimiento industrial del país. La petroquímica tiene una participación crítica en la industria nacional, ya que de ella dependen el 96% de los insumos necesarios para todo lo que se produce en el país”. En el 2013, sus ventas sumaron 2.350 millones de dólares. A nivel global, la facturación creció por arriba de los 60.000 millones de dólares (con 52.000 empleados distribuidos en 214 plantas en 37 países). Según Remy, este año, en cambio, terminará “plano” en la Argentina, con muchas variaciones en el amplio portfolio que va desde la industria automotriz, la energía y la construcción hasta la salud y la alimentación. Dow fabrica insumos productivos para 18 sectores industriales.
Visión global. La filial local de la multinacional estadounidense es conducida desde febrero de este año por Gastón Remy, un abogado de 40 años que ingresó a la compañía en el 2002 tras pasar varios años en la casa matriz en Midland y otros tantos en Brasil.
Noticias: No es habitual el anuncio de una inversión tan importante en el actual contexto económico…
Remy: Es la primera destinada a ampliar la capacidad productiva de Bahía Blanca desde la privatización del polo petroquímico en los ´90, así que es, efectivamente, significativa. Sobre todo porque, desde el 2006, nuestra capacidad se vio afectada por los cortes de suministro de gas en los inviernos. Hoy no solo estamos empezando a revertir un período de declinación sino que apuntamos a crecer. Esta inversión equivalente a los 50 millones de dólares (unos 450 millones de pesos) es un primer paso, pero muy importante para ampliar la capacidad de las plantas de polietileno en un 5%, tanto destinado a la exportación, en un 30 o 40% de esa producción, como para abastecer el mercado local con algunas innovaciones que estamos haciendo.
Noticias: ¿Qué mercados abastecen?
Remy: En mayor medida el del Mercosur, pero principalmente a Brasil, que es el más importante comprador para nosotros. En Brasil, por ejemplo, no hay plantas de polietileno y plástico, así que lo abastecemos directamente desde aquí. Son 600 millones de dólares anuales de exportaciones.
Noticias: ¿Las mejoras tecnológicas forman parte de un plan de sustentabilidad?
Remy: Es la clave de nuestro negocio. Y no solo porque apuntamos a la protección del medio ambiente en la producción, sino también a la mejora de la performance de seguridad en el proceso. Nos manejamos con metas de sustentabilidad que se aprobaron en 1995 por quince años. Al principio, parecían superagresivas e inalcanzables, y, sin embargo las superamos. Hoy estamos trabajando por las metas de la próxima generación, de aquí a diez años. Hablo desde ahorros en el uso de la energía y mejoras en los procesos para reducir emisiones de dióxido de carbono, hasta controles de todos los que son nuestros procesos de seguridad: tratamiento del agua principalmente.
Noticias: ¿En qué situación está el acuerdo con YPF por Vaca Muerta? ¿Cuáles son las expectativas de la empresa?
Remy: Estamos completando una prueba piloto de los primeros pozos de shale gas en el país, eso es muy simbólico para nosotros. Uno mira lo que pasó en los Estados Unidos, a partir de la revolución de la energía no convencional, y todas las consecuencias positivas que produjo en la economía y en toda la cadena de valor de la industria en particular, que poder ser protagonistas de ese potencial en la Argentina es muy importante. Hoy estamos con una prueba piloto en 16 pozos. Hay ocho completos con resultados muy positivos: hoy ya estamos produciendo una mínima parte en Bahía Blanca con la materia prima de esos primeros pozos.
Noticias: ¿Tienen problemas para abastecerse del gas que necesitan para producir?
Remy: Como toda la industria, venimos sufriendo los cortes que se producen principalmente en invierno que es cuando se destina más al uso doméstico. Pero en ese sentido vemos justamente la explotación del “shale” como una oportunidad. Cuando yo trabajaba en los Estados Unidos estábamos concentrados en nuevas plantas de producción fuera del país, asumiendo que allí ya no contábamos con los insumos para seguir creciendo. La irrupción del “shale gas” de una manera económicamente viable, cambió la ecuación totalmente y en cuatro años se invirtieron casi 100.000 millones de dólares. Esa oportunidad hizo que una compañía como Dow, viendo a un país como la Argentina y a un lugar como Vaca Muerta, esté tan firme invirtiendo como lo hemos hecho desde hace casi 60 años.
Noticias: ¿Vaca Muerta es la gran oportunidad?
Remy: Me parecieron muy atinadas las palabras de Miguel Galuccio en el último Foro de la Unión Industrial Argentina. Dijo que hoy estamos hablando de un gran potencial, pero que no había que pensar en una salvación a la vuelta de la esquina. Hay muchísimo trabajo que hacer desde todo punto de vista: faltan mayores inversiones, mayor tecnología, marcos regulatorios, compromisos a mediano y largo plazo. No podemos salir todos corriendo la primera semana en que el precio del petróleo baja. La energía es un negocio estratégico, de largo plazo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *