Personajes, Sitios Externos / 3 de febrero de 2015

Monica Ayos: “Yo soy profeta en mi tierra”

Radicada desde 2009 en México, hace teatro en Mardel. Un marido con cabeza de empresario, culebrones, narcos, humor y argentinidad.

Cuando googleo mi nombre tomo dimensión de la llegada que tienen las novelas”, confiesa Mónica Ayos y sonríe, mientras el viento costero le juega una mala pasada a su cabello. Aclimatada a México, pasa el verano en Mar del Plata, donde protagoniza en teatro la comedia “Una atracción fatal”, junto a Raúl Taibo y Marcelo de Bellis. Su proyección en el extranjero fue inesperada. Primero, porque sólo fue a acompañar a su marido. Y luego, porque jamás imaginó irse de la Argentina. “Soy profeta en mi tierra”, aclara como para no dejar dudas de su argentinidad.
2006. Mónica Ayos, nominada en dos oportunidades como mejor actriz para los premios Martín Fierro por su labor en las telenovelas “Amor en custodia” y “Sos mi vida” –en su inolvidable rol de “La turca”-, tenía propuestas para hacer cine y teatro. Pero su marido, el actor Diego Olivera (46), tenía una noticia que le iba a cambiar la vida: “Me contrataron para hacer `Montecristo´ en México“. La respuesta de ella fue una mezcla entre sorpresa e incredulidad: “¡¿En México?!”
Lo que al principio fueron constantes viajes de idas y vueltas, al cabo de unos años -y al ver que a Olivera le seguían lloviendo ofertas para protagonizar telenovelas mexicanas- la decisión estaba tomada. En 2009, junto a su hija Victoria (10), se instaló en el DF. sin ninguna propuesta laboral. Pero a ella también la contrataron de Televisa y comenzó su periplo mexicano. Pasó a ganarse un lugar en teatro y telenovelas y hoy su rostro se ve en todo el mundo, gracias a la exportación de los culebrones a países como Italia, Francia, Brasil, Polonia y Rumania. “Fui sin expectativas, con el simple hecho de que la familia estuviese junta, pero un hada madrina me tocó con la varita y me dijo ‘vas a laburar y tener un espacio acá’, y me encontré haciendo novelas para todo el mundo”, cuenta feliz.
Noticias: ¿Le costó mucho la adaptación cuándo llegó a México?
Mónica Ayos: Sí, bastante. Fuimos todos adaptándonos, pero a la que más le costó fue a mí, porque tengo raíces muy fuertes, soy muy pegada a mis afectos sanguíneos y sentimentales. Acá estaba haciendo teatro, cine y televisión, nominada a dos Martín Fierro, a un Cóndor de Plata por Revelación en cine por la película “Tres de corazones” de Sergio Renán, era todo maravilloso…. El primer año nos acomodamos, comencé a descubrir las calles, los colores, y México y su magia se volvieron parte de mis días.
Noticias: ¿Extraña la Argentina?
Ayos: Mucho. Hay algo del argento que se añora mucho, será que yo lo tengo muy en las venas porque vengo del tango, mis viejos eran bailarines de tango, entonces llevo siempre esa nostalgia. A Diego si bien también se le hace difícil porque extraña a su gente, no le costó tanto porque no paró de hacer novelas desde el 2006 hasta ahora. Se extraña, pero estoy muy agradecida de todo lo que México ha hecho por nosotros.
Noticias: ¿Su hija Victoria ya es una mexicana más?
Ayos: Pasó la mitad de su vida en México, por eso también tuve que poner en práctica una inteligencia emocional diferente, que fue aceptar que mi hija cante otro himno, tenga otra escarapela y hable con acento mexicano. Igual yo le enseño historia argentina en casa para que no pierda sus raíces.
Noticias: ¿Cómo vive la realidad mexicana, con el trasfondo de los enfrentamientos entre grupos narcos y la violencia sin freno, sobre todo en el norte del país?
Ayos: Trabajando en Televisa se vive de una manera muy particular: cuando hago novelas vivo dentro del estudio grabando, me entero si es de día o de noche cuando me voy. El mayor problema, como decís, está en el norte del país, con todo lo que pasa detrás del narcotráfico, pero en la urbe se vive el día a día con normalidad. Lo que me sorprendió es la cantidad de policías que hay en las calles, van armados hasta los dientes, a veces te encontrás con situaciones raras, de alerta, pero nosotros hemos articulado la logística perfectamente. Televisa nos pone gente que nos lleva y trae desde el estudio a nuestra casa y eso es un gran beneficio.
Noticias: ¿Qué contrastes encuentra cada vez que vuelve a nuestro país? ¿Cómo ve que la inseguridad se haya vuelto un tema tan candente?
Ayos: Primero, me di cuenta de que tenemos un país hermoso, maravilloso, como pocos en el mundo. Me encanta esta gran influencia que tenemos de los europeos, estás en Madrid o París y te hace acordar a lugares puntuales de Buenos Aires. Cuando voy por Europa digo ‘qué lindo país que tenemos’. Y con internet, al tener al alcance toda la información, nos enteramos enseguida de todo lo que pasa acá. No atinaría a decir que hay más o menos inseguridad, porque es muy probable que la inseguridad haya crecido y yo no lo sepa. Porque internet te confunde un poco, entre los portales, los medios y los tuiteros que se encargan de desparramar distintos tipo de información, me marea un poco. Es mucha info como para sacar conclusiones. De verdad, es muy difícil tomar una postura con tanta información dando vueltas.
Noticias: En la lejanía se pierde la dimensión de las cosas.
Ayos: Exacto. Perdés la dimensión y tenés miedo a equivocarte. Más una comunicadora como yo, digo comunicadora entre comillas, porque uno es el nexo entre la gente y la pantalla. Y eso es una responsabilidad muy grande. Diego me acostumbró a leer todos los diarios, para escuchar todas las campanas y después sacar conclusiones.
2015. En “Atracción fatal”, un clásico de Neil Simon adaptado y dirigido por Manuel González Gil, Ayos personifica a Sofía Rauschmeyer, una querible y graciosa cordobesa que cuando se transforma en la vecina de dos amigos les cambia la vida. Ellos son editores de una revista artesanal a la que le va muy mal económicamente y la trama llevará a un amor entrecruzado entre los tres personajes. “Me puse las pilas para aprender el acento cordobés”, asegura Ayos, que dejó el mote de vedette para encarar papeles más jugados. “Desde que pegué el volantazo, hace catorce años, fui apostando por la actriz a pleno. Todo lo que sea contar historias, pulir y profundizar personajes me genera una adrenalina alucinante”, agrega.
Noticias: Pasó de la comedia al drama, desde aquella Turca de “Sos mi vida” en tele, a la obra “En la cama”, pasando por films como “Francia” o “La campana”. ¿Era consciente de su versatilidad o fue un descubrimiento?
Ayos: Es que me empalaga hacer una cosa sola. Siempre que encuentro un lugar de confort, rajo. Me pasó como vedette, fueron solo cuatro años, pero muy intensos y muchos se siguen acordando de esa faceta. Cuando tenía veintipico y era primera vedette, me corrí para ser actriz. Y era pagar un derecho de piso y empezar de cero. Y cuando estaba todo bárbaro, con premios y nominaciones, me fui a México, donde arranqué una carrera en Televisa como villana de telenovela.
Noticias: ¿Tenía necesidad de hacer teatro en Mar del Plata o es una excusa para reencontrarse con todo lo que añora?
Ayos: Siempre tengo muchas propuestas de la Argentina y a veces encuentro estas maravillosas excusas como la de “Una atracción fatal” para volver, aunque no me convenga tanto en lo económico. Teniendo laburo allá no lo necesitaba, pero prioricé los afectos, que para mí son imprescindibles.
Noticias: ¿También hace teatro en Miami?
Ayos: Sí, pasamos bastante tiempo en Miami, vamos cada vez que no trabajamos en México. Y como soy muy inquieta, cuando voy hago microteatro, que es una experiencia fantástica. Son obras muy cortas de 15 minutos que se hacen seis veces seguidas, se va renovando el público. Se representan en grandes containers al aire libre, generalmente en castellano neutro.
Noticias: Su hijo Federico (22) es actor y estuvo trabajando en Televisa. ¿Vive con ustedes?
Ayos: Sí, estudió con Joy Morris, una maestra de actuación de Los Ángeles que creó un sistema basado en los trabajos de Lee Strasberg. Y después se vino a México con nosotros. Hizo el CEA, un semillero de actores con los mejores profesores de allá, y lo contrató Televisa. Actuó en una novela, “Mi corazón es tuyo” y empezó rodar una película en Puebla. Se convirtió en un gran actor, es cinéfilo como pocos. Lo veo muy profesional, y está de novio con una actriz mexicana de su misma edad, Ela Velden, que protagonizó la novela “Muchacha italiana viene a casarse”.
Noticias: Lleva catorce años con Diego. ¿Cuál es el secreto de un matrimonio larga duración en el ambiente artístico?
Ayos: Los viajes nos sirvieron muchísimo. Y también mantenernos cada uno con luz propia, sin cortarnos las alas. Lógicamente este articular nuevo que nos propuso México fue bastante crítico para los dos, porque era inesperado todo este camino que recorrimos juntos, pero fortaleció la relación y nos elegimos todos los días. Y lo que más destaco es el humor, que fue lo que nos enamoró y lo que nos salvó de las grandes distancias. Podemos tener pensamientos o ideologías diferentes, pero tenemos el mismo código de humor y eso nos sigue enamorando. Admiro mucho a Diego, hizo un carrerón en un país con 113 millones de habitantes que consumen culebrones, fue un orgullo tremendo estar al lado de un hombre que se propuso algo y lo logró. Es un actor con cabeza de empresario y yo le di mucha bola porque soy visceral y bohemia, todo lo contrario. Diego acaba de firmar contrato por tres años más, así que nuestro presente seguirá estando en México. En mayo empiezo a grabar allá otra telenovela. No creo que volvamos en el corto plazo.

 

3 comentarios de “Monica Ayos: “Yo soy profeta en mi tierra””

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *