Monday 27 de May, 2024

PERSONAJES | 22-04-2024 07:22

Victoria Blaquier: “Siempre escribí mis propias vivencias”

Escritora y viajera, comparte en sus libros aventuras en destinos exóticos. Elite, propósitos y futura maternidad.

Sus amigas del secundario la llamaban “la lady”. Estudió en el San Andrés, el exclusivo colegio escocés, en Olivos, donde va parte de la elite de Buenos Aires, y lleva dos apellidos con peso social que determinaron de alguna manera su destino. Es Blaquier por vía paterna y Larivière por parte materna.

Ella, Victoria Blaquier, se muestra agradable, simpática y conversadora. Es Licenciada en Gestión e Historia de las Artes Visuales por la Universidad del Salvador. Le gusta contar con detalles sus experiencias de vida. Es una mujer jugada, arriesgada, entusiasta y muy positiva, pero también reconoce que eso no siempre es una virtud. “Viví muchas aventuras, experiencias, crecí mucho, soy inquieta. Está buenísimo, pero ser arriesgada también tiene sus consecuencias. Por suerte, tengo una red de contención donde caer”, sostiene.

Alma viajera, recorrió muchos caminos y vivió en lugares tan disímiles como París, Torres del Paine, donde fue guía en el parque nacional, Sídney y Mónaco. De esas vivencias dio cuenta en sus libros “Una Lady en Patagonia” y “Una Lady en Sídney” (Penguin Random House). La novela sobre París se publicará el año próximo. Además, está escribiendo un libro de cuentos para chicos que tienen como protagonista a una nena de ocho años que viaja por el mundo junto a su familia.

“Tengo el recuerdo de haber escrito siempre. Vengo de una familia literaria. Por parte de mamá tienen una editorial de libros de turismo ―Ediciones Larivière― y ella, Felisa Lariviere, escribió algunos de esos libros. En casa eran muy lectores y yo de muy chica escribía diarios semanales donde contaba las novedades familiares, y participaba en competencias escolares para deletrear palabras. Siempre me gustó escribir, es mi forma de expresión, de comunicarme, donde puedo ser más auténtica y transparente”, cuenta en su charla con NOTICIAS.

Noticias: ¿Cómo llegó a publicar su primer libro?

Victoria Blaquier: Fue increíble. Yo soy agente de viajes, trabajé en varias agencias y desde la pandemia quedé freelance con mi cartera de clientes. Organizo viajes a medida por todo el mundo. Mi primera novela la escribí en mi tiempo libre y en inglés, porque mi sueño era publicarla en Londres o en Nueva York. En ese momento me fui a vivir a Mónaco con un ex novio y mandé la novela a varios agentes literarios. Recibí muchos rechazos hasta que una amiga de Buenos Aires me sugirió que me contactara con Julieta Obedman, directora de Penguin en Argentina. A ella le gustó la novela y me preguntó si estaba dispuesta a traducirla. Ahí corté con mi novio y volví a Buenos Aires. Yo misma traduje la novela y fue aprobada por el comité editorial. Al poco tiempo me ofrecieron publicarla y yo, que estaba totalmente deprimida, vivía en un departamento que me prestaba una tía, no tenía ahorros, recién empezaba un laburo nuevo en una agencia de viajes, cuando vi el mail me largué a llorar. Sentí que alguien me estaba tirando un salvavidas. 

Noticias: Sus libros son autobiográficos. ¿Por qué decidió contar sus experiencias de vida?

Blaquier: Surgió sin pensarlo demasiado. Fue un proceso muy orgánico y casi terapéutico. Siempre escribí mis propias vivencias y busqué que tuviesen un mensaje positivo o inspirador. Soy muy sincera, muy transparente, cuento lo que siento, lo que me pasa, cuando me equivoco. La idea es que el lector se sienta menos solo. Todos tenemos nuestros miedos, nuestras sombras, nuestras batallas. Mi idea es que se ría conmigo, que llore, que viaje conmigo, que diga que hay que volver a probar, que tiene que salir de su zona de confort. Eso sólo lo sé hacer, al menos por ahora, a través de mi experiencia. 

Noticias: En el prólogo de “Una Lady en Sídney” usted dice: “Nací viejita con muchas huellas y marcas en la piel. Llena de miedos y dudas”. ¿A qué se refiere?

Blaquier: Desde muy chica me sentí con muchos miedos, mucha culpa. Por qué yo tenía esa suerte, por qué tenía algo que mucha gente no tenía. Me acuerdo de salir a caminar con mi mamá y cruzarme con gente que vivía en la calle y tirarme al piso a llorar y no querer avanzar hasta que ella no le diese plata. Estaba muy preocupada por entender cuál era mi propósito en la vida. Hasta hace poco no lo tuve claro y eso me generaba mucha angustia. 

Noticias: ¿Y cuál es su propósito?

Blaquier: Vine al mundo para comunicarme y entretener al otro usando mis historias de vida. Recibí muchos mensajes de gente que no conozco diciendo: “Es la cuota de coraje que estaba necesitando, gracias por compartir esto”. “Me llegó en el momento justo”. Siento que con mi experiencia de vida y algunos recursos me voy sanando, y cada vez me permito disfrutar más, disfrutar todas las bendiciones que recibí de la vida, y una forma de agradecer es disfrutarlo, expandirlo, multiplicarlo, intentar tener una vida plena. Cuando estás bien es contagioso, qué mejor regalo podés hacerle a tu familia y a la gente que tenés alrededor que estando en plenitud y en servicio. Y para mí escribir es estar en servicio.

Noticias: Es también un alma viajera

Blaquier: Sí, viajé mucho. Mi abuelo fue presidente de los parques nacionales de Argentina y desde chica pude recorrer el país con él. También tuve la suerte de viajar con mi familia por el mundo, a destinos muy exóticos. Después me metí en turismo y representé a hoteles de lujo por el mundo. Y viví en París, Sídney, Torres del Paine y Mónaco.

Noticias: ¿Qué aprendió de todas estas experiencias?

Blaquier: Que los seres humanos compartimos los mismos sueños, deseos y miedos. A veces, uno se cree muy original por lo que le pasa, pero eso le pasa a todo el mundo. Cuando lográs abrirte y conectarte, te das cuenta de que todos buscamos lo mismo: ser felices, tener una vida en paz, cumplir nuestro propósito. Algo que descubrí es que a veces uno cree que al viajar se aleja de sus problemas, de la familia. Eso dura un tiempo, pero es una ilusión. Todo lo que no afrontás o no resolvés, vuelve o te alcanza. No tiene que ver con el lugar, es tu mundo interno. 

Noticias: ¿Los lugares que más la conmovieron?

Blaquier: Un país que me enamoró, me conmovió, que conecté, es Marruecos. Ya fui cuatro veces. La Patagonia también es un lugar muy cercano a mi corazón. Después los otros lugares donde viví, París es una ciudad que me encanta; Australia tiene una calidad de vida increíble, una naturaleza, comés bárbaro; y Mónaco me encantó, estuve poco y me quedé con ganas de más, quizás pueda volver en alguna de las vueltas de la vida.

Noticias: ¿Destinos pendientes?

Blaquier: Me gustaría conocer más países en África, es un continente que me llama mucho.

Noticias: Sus amigas del colegio la llamaban “la lady”. ¿Por qué? ¿Era una lady realmente?

Blaquier: Te juro que no sé. Se ve que hay algo mío que emano que la gente me dice “la lady”. Cuando fui guía en Torres del Paine uno de mis compañeros también me llamaba así. Creo que tiene que ver con mi familia, con la educación, cómo me visto, cómo me presento y con algo interno.

Noticias: Ahora está en otro viaje, la maternidad. Madre por primera vez. ¿Cómo lo está viviendo y qué expectativas tiene?

Blaquier: Siempre quise ser madre, pero no sé con qué me voy a encontrar. Me falta muy poco para parir, tengo sobrinos, soy madrina, me encantan los chicos y soy muy lúdica, pero no me gusta ponerle expectativas. Me encantaría que mi hijo fuera muy libre, no me gustaría cargarlo con mis cuestiones personales. Poder ser una guía, una compañera, respetar sus intereses, ayudarlo.

Noticias: ¿Es ahora la mujer que quiere ser?

Blaquier: Lo intento. Llevo una vida consciente, construyendo pasito a pasito y mejorando algunas actitudes o comportamientos. Me estoy acercando todos los días a la mujer que quiero ser, a la vida que quiero tener. Que mis valores y mi propósito estén alineados con mis acciones. Sané mucho y sigo sanando y está bueno también no ser tan dura conmigo, ser más compasiva. Lo intento.

Noticias: ¿Un sueño?

Blaquier: Poder llevar mis historias a la pantalla. Son libros muy cinematográficos y los escribí pensando que podían convertirse en películas o series. Estoy hablando con algunas productoras, pero no hay nada concreto todavía. 

También te puede interesar

Galería de imágenes

En esta Nota

Cecilia Escola

Cecilia Escola

Periodista.

Comentarios