Política / 7 de julio de 2015

Cara a cara con Máximo Kirchner

Intimidad del encuentro entre el hijo de la presidenta Cristina Kirchner y NOTICIAS. Por qué no da entrevistas. Video.

Por

JUEVES 2 DE JULIO 9 AM. Rodis Recalt intenta hablar con Máximo Kirchner en la puerta de la inmobiliaria Sanfelice Sancho y Asociados.

El jueves 2 de julio, el día que Máximo Kirchner se mostró en el acto que inauguraba el café literiario NK Ateneo, en Río Gallegos, y que contaba con la presencia de Daniel Scioli, Carlos Zannini y Alicia Kirchner, hablé dos veces con él. La primera vez a la mañana y la segunda, pasado el mediodía.

Alrededor de las 9 de la mañana, fui solo hasta la inmobiliaria Sanfelice Sancho y Asociados, sin fotógrafo, para intentar convencerlo de que conceda una entrevista a NOTICIAS. Sería un gesto loable de su parte que brinde un reportaje a uno de los medios más crítico de las gestiones de sus padres.

Estaba oscuro, en el invierno santacruceño comienza a amanecer pasadas las 9.30 de la mañana. Me escondí detrás de un árbol de la vereda de en frente a la inmobiliaria, con 3 grados bajo cero de temperatura, durante 30 minutos, hasta que lo vi llegar. Cuando estacionó, crucé la calle e intente hablar con él. Le pedí una entrevista, pero no quiso. Mientras encaraba hacia la inmobiliaria nunca levantó la vista o me miró a los ojos. Esquivo todo el tiempo, se encargó de aclarar: “Está todo bien con vos, pero no voy a dar una entrevista”. Me fui, pensando en qué habrá querido decir con que estaba “todo bien” conmigo, pero que no me iba a dar una entrevista. Una contradicción. Y también me quedé con la idea de que sería difícil hacer hablar a uno de los líderes políticos con menos retórica de la historia argentina.

Cerca de las 11.30, con el fotógrafo Marcelo Escayola decidimos volver a buscar a Máximo, otra vez con la intención de hablar con él y de conseguir una buena y nueva foto del hijo de la Presidenta. A las 13.36 salió de la inmobiliaria y se dirigió directo a su camioneta Honda CRV con caja automática. Por un momento pensé que otra vez se iba a ir sin decir una palabra. Se sentó, se acomodó y encendió el auto. Le dije: “Máximo, ¿podemos hablar? Estamos trabajando. Vinimos a cubrir tu acto”. No tenía ninguna obligación de parar el auto y bajar el vidrio. Pero lo hizo. Apenas abrió una pequeña ranura para que podamos hablar. Entonces ahí volví a insistir en hacerle una entrevista, pero él seguía en su posición.

Máximo Kirchner: No voy a hablar.

NOTICIAS: ¿Por qué no quiere hablar? ¿Tiene miedo?

Kirchner: ¿Miedo? (risas) Para nada.

NOTICIAS: ¿Y entonces por qué no contesta preguntas? Ahora es candidato a diputado.

Kirchner: A mí me parece que tienen que aprender a respetar. Cuando uno quiere hablar, lo hace. Me parece una falta de respeto, una invasión. Respétenme. Cuando uno no quiere, no quiere. Es fácil.

NOTICIAS: ¿Piensa dar una entrevista alguna vez?

Kirchner: Ya lo escribieron todo. Ya se hicieron todos los análisis. Hablaron ustedes por mí. Sigan haciéndolo. Ustedes me conocen y yo los conozco. Hagan su trabajo como lo hacen. Nunca tuvieron un problema conmigo. Sigamos en esa senda. Está todo bien con vos, Rodis.

Eso último me llamó la atención. Un personaje con el que no había hablado nunca me llamaba por mi nombre y hasta intentaba provocar una cercanía que contradecía su modo de manejarse incluso hasta hoy. Nos llamábamos por el nombre de pila pero así y todo no habría entrevista. Un derroche de simpatía.

Buscaba cosas en el interior de la camioneta y me hablaba, siempre respondía lo mismo: “está todo bien”. Me miraba y volvía a buscar algo dentro de la camioneta. Tomaba el volante con las dos manos, luego con una y luego usaba sus manos para acompañar sus palabras, pero todas las oraciones terminaban en la misma frase: “está todo bien”.

Al final nos despedimos y él se fue tranquilo por la avenida Néstor Kirchner, escoltado de cerca por sus custodios que lo seguían en una Ford Ranger. Nos volvimos a ver a la noche en el acto donde se esperaba que dijera algunas palabras. Pero no. Esa noche Máximo jugaba de local: se inauguraba NK Ateneo de su amigo Rudy Ulloa, se recordaba a su padre y estaba repleto de militantes dispuestos a celebrar cada final de oración del hijo presidencial. Pero no quiso hablar y lo noté demasiado incómodo para ser un candidato en plena campaña.

Seguí a Rodis en Twitter: @rodisrecalt

 

11 comentarios de “Cara a cara con Máximo Kirchner”

  1. CUANTO ESTA EL DOLAR????? PARA JUNIO O JULIO DEL AÑO PASADO TENÍA QUE ESTAR A 26 O 28P, HACIA FIN DE AÑO PRONOSTICABAN SAQUEOS EN TODO EL PAIS, LA BANCA ROTA DEL ESTADO, NOS QUEDABAMOS SIN RESERVAS, LOS BUITRES SE LLEVABAN HASTA EL PAPEL HIGIENICO, DESPIDOS MASIVOS ………Y??? QUE PASÓ???????????????????????????????????????????

  2. La droga te hace ser asi.. no coordinas, no podes mantener un hilo, nervios permanentes. No me imagino lo que habran hecho para prepararlo para su discurso, el anterior, ya que en este no hablo nada.

    Este cuando la mamita se vaya, se va a dar como el personaje de Cara cortada de Al Pacino.. demos gracias que asi sea.

  3. ALGUIEN DE LA OPOSICIÓN SABRÁ HABLAR? SE ANIMA A DECIR LO QUE PIENSA? HASTA CON EL APOYO TOTAL DE LOS MEDIOS MÁS IMPORTANTES NO DEJAN DE SER INÚTILES…….ÍMBÉCILES UNA IDEA SOLO UNA….POR FAVOR……ALQUIEN COHERENTE

  4. QUE POBRE Y BERRETA ES LA OPOSICIÓN, HASTA JOAQUÍN M. SOLA LOS CRITICA….SON VERDADEROS INÚTILES…..SON TAN INCAPACES QUE HASTA EL FPV PARACE MARAVILLOSO

  5. Gusanos convertidos en la TURBA TRAIDORA, forajidos que se quieren escudar usando la patraña por lo menos insolente, para justificarse una bandera peronista , la que a partir del intento de El….con el peronismo transgresor y partido al medio, que tuvo como unica finalidad convertirse en USURERO, como el regero que dejo en su Pcia con la 1050. Esta claro solo para esta pantomima les da la cabeza, perdon , para ROBAR TAMBIEN , usando los DNU……y fundir La Nacion….

  6. Es un buen politico, Maximo piensa ” se esclavo de tus palabras y amo de tus silencios”, el problema es que si habla lo pueden confundir con Chansey Gardiner el personaje de Peter Sellers en Desde el Jardin y no quiere que lo confundan

    1. Tal cual escucharlo cotidianamente quien conoció a nestor y a él es igual .habla tanto como nestor.tiene humor y no existe tema que desconozca. Ningún boludo.hablan porque no conocieron día a día a nestor y a maximo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *