Showbiz / 8 de septiembre de 2015

Buddy Valastro, el repostero de las estrellas

Cocina para celebrities de Hollywood como Miley Cyrus y Rihanna. Conduce su propio reality. Fortuna apetitosa y sueños por cumplir.

Por

Buddy Valastr, el respostero de las estrellas
FAMA. Buddy es el responsable de hacer las tortas de las celebrities norteamericanas. Cocinó para Oprah Winfrey, Rihanna y Britney Spears, entre otras.

Son las 7 de la mañana. Las calles de Nueva Jersey están relucientes. Un Chevrolet Corvette amarillo, valuado en 90 mil dólares, se mueve con majestuosidad, acaparando la mirada de los curiosos. Se abre la puerta y baja él, con su menuda figura. Sonríe para algunos de los curiosos que se cuelan por la puerta de su local. Tiene su propio reality show, como digna estrella de Hollywood. Pero no es actor, ni cantante. Es pastelero. Bartolo II Valastro, mejor conocido como Buddy Valastro (38) es el reconocido chef de las celebrities. Y él mismo se ha convertido en una, gracias a “Cake Boss”, el show que lo muestra en plena acción en su pastelería “Carlo’s Bakery” junto a su mujer, hermanas y cuñados, por Discovery Home & Health.
Su historia comenzó cuando tenía 6 años en la panadería de su padre. El negocio que Bartolo I había adquirido con tan sólo 25 años, y apenas emigrado de Italia hacia los Estados Unidos, se convirtió en el patio de juegos de su infancia. Buddy recuerda: “Le dije que quería ir a trabajar con él. Me gustaba el aroma, el ruido de las máquinas, que jamás había visto antes”. A los 12 años, se dedicaba a limpiar la cocina y el baño del negocio familiar, Su padre no quería que siguiera sus pasos. “No vas a hacer esto como una forma de ganarte la vida. Vas a ir a la universidad”, le repetía Bartolo I. Pero un día, y con tan sólo 17 años, le tocó vivir el peor momento de su vida: perder a su papá repentinamente, su gran maestro y amigo. Así llegó a abandonar la escuela y se tuvo que hacer cargo de la empresa familiar junto a su madre y sus cuatro hermanos. Por eso, al momento de preguntarle a Valastro si hubiera elegido dedicarse a otra cosa, él responde sin tapujos: “Nunca quise elegir otra profesión. Tampoco tuve opción”.
Fama. Los pasteles de Buddy son famosos en todo el mundo por sus extravagantes diseños en Fondant, una especie de masa moldeable y elástica como plastilina, pero comestible, ideal para decorar. No son las típicas tortas de cumpleaños de colores, sino de motivos que van desde un simple animal tamaño real (como un cocodrilo), pasando por autos deportivos, zombies saliendo de una lápida, la misma ciudad de Nueva York con Estatua de la Libertad incluída. ¿La que más tiempo le llevó? La de “Transformers”, los robots- extraterrestres gigantes. Le tomó tres días completos.
Entre sus clientes se encuentran las cantantes Rihanna y Taylor Swift. En 2008, le hizo un pastel de seis pisos a Britney Spears con la temática de su disco “Circus”. Lo mismo que a la ex estrella de Disney, Miley Cyrus, a quien para su festejo número 15 le hizo un pastel de tres pisos con los integrantes de “Guns & Roses”. Pero la más memorable para Buddy fue la que le hizo a Oprah Winfrey donde la retrató a ella en medio de un bosque repleto de flores. En diálogo con NOTICIAS, el pastelero dijo: “Fue un momento único cuando le llevé la torta. Oprah es tan buena en persona como uno la ve en televisión. Me inspiró en mi carrera de tevé, y es alguien a quien siempre me quise parecer”.
Deseos. Vallastro tiene además, una lista de personalidades a quien quisiera regalarle alguna de sus exquisiteces. Una de ellas, al Papa Francisco. “Es lo que más me gustaría. Cocinar para el Papa. Creo que es una gran persona, que hizo que las generaciones más jóvenes se unieran”.
Buddy asegura que no sólo importan las formas, sino que sus creaciones también tienen un gran sabor: “Lo que más me gusta de ser pastelero es que al cocinar para una fiesta o un evento importante para la gente, sos parte de él. Me gusta cuando se sorprenden con el diseño, pero sobre todo cuando la devoran”.
En 2014, Buddy visitó la Argentina para grabar alguno episodios de otro de sus show, “El desafío Buddy”, donde elige a los mejores pasteleros. Cuando se le pregunta sobre los sabores argentinos, no lo duda: “Amo el dulce de leche. Incluso lo usamos en Carlo’s. Tenemos un cupcake de dulce de leche. La comida en la Argentina es genial. Soy un gran fan y me gustaría volver”.
En la actualidad, Buddy cuenta con 10 pastelerías: seis en Nueva Jersey, dos en Nueva York, una en Conneticut, otra en Nevada y una última en Pennsylvania. Tiene 700 empleados trabajando para él. Próximamente espera abrir la primera pastelería internacional en San Pablo, Brasil. Además de lanzar la novena temporada de “Cake Boss”. “Siempre pensé que el show estaba más centrado en mi negocio que en mi familia. No sobre si peleábamos o nos gritábamos. Es sobre seguir adelante juntos a pesar de eso”, se confiesa el chef, y agrega: “amo cocinar con mis hijos y mi mujer. Después de todo, lo que importa es la familia y una importante comida. En mantener la tradición que me enseñaron mis padres”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *