Empresas / 27 de Noviembre de 2015

Miami para todos

Turnberry, la empresa que creó el Aventura Mall presenta sus nuevos proyectos en La Florida.

Por

Las crisis no son iguales para todos. Algunos rubros y algunas compañías parecen blindados. Es el caso de Turnberry, una de las desarrolladoras inmobiliarias más importantes de Florida, creadora del recordado shopping Aventura. Su CEO Dan Riordan visitó Buenos Aires hace un tiempo y explicó el por qué: “La crisis pegó muy fuerte en Miami, pero salimos muy bien parados porque solo participamos en unos pocos proyectos muy sólidos. La calidad sobrevive, y siempre apostamos a proyectos de muy alta calidad, de alta gama; con altas y bajas siempre nos ha ido bien”. Además, detalló los cambios que la crisis incorporó al mercado inmobiliario de Estados Unidos. “Se modificó la estructura financiera: antes de 2008 la gente pagaba un 10% por ciento al meterse en un proyecto inmobiliario, y el resto se financiaba a crédito. Ahora los aportes son del 40, 50 o 70 por ciento; eso hace todo mucho más sólido, los compradores son reales. Esto limpia el mercado de los proyectos que quedan por la mitad y hacen bajar los precios de todos”.
Sin embargo, los precios de Turnberry siguen siendo altos: unos 10 o 15 mil dólares el metro cuadrado, lo que lleva a departamentos de cuatro millones de dólares en promedio. Claro que no son departamentos a secas, sino unidades de 300 o 400 metros cuadrados, completamente amuebladas, decoradas y equipadas, insertas en clubes de playa con todo el confort y las amenities. ¿Cómo lo logran? “La demanda está más fuerte que nunca. El mercado norteamericano está fortalecido; la Bolsa subió mucho, se creó mucha riqueza. Los últimos dos inviernos fueron los más fríos de los´últimos cien años, particularmente en Nueva York; eso ayudó mucho a Miami”, asegura Riordan. “Además, ahora viene gente de todo el mundo, y esto levanta los precios. Miami es un lugar totalmente único en Estados Unidos, por su geografía y su clima; es la más cálida, y en el mundo, todavía es muy barata para europeos o asiáticos. Miami ya no es la que era hace veinte años, y la demanda crece; en el mundo, los ricos son cada vez más ricos”.
Demanda regional. Los principales clientes de Turnberry son latinoamericanos, en un 60 por ciento; en su mayoría llegan de Brasil, Argentina, Venezuela y México, y están empezando a asomar también desde Perú, Chile, Colombia y Ecuador. “A los latinoamericanos les va mejor”, afirma rotundamente Riordan. Les siguen los estadounidenses de Nueva York y otras ciudades del noreste con el 25 por ciento, y los europeos con el 15. “Están empezando a llegar también interesados de Asia y Medio Oriente”, cuenta.
Están presentando ahora el proyecto Turnberry Ocean Club, una torre vidriada de 54 pisos que implica una inversión de US$ 500 millones en Sunny Isles, la zona que Riordan señala “una oportunidad”: “La gente quiere estar frente al océano, frente a la playa, con las mejores vistas”. ¿Cuál es el secreto para acertar el lugar correcto para un desarrollo? “Hay que tener visión y saber cómo ejecutarla; también apetito por el riesgo, es un negocio riesgoso, sin garantías.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *