Política / 29 de Diciembre de 2015

Sobreseyeron a Mauricio Macri en la causa por escuchas ilegales

La justicia determinó la ausencia de prueba de cargo contra el Presidente en la causa por “escuchas ilegales”.

El Presidente Mauricio Macri fue hoy sobreseído por el juez federal Sebastián Casanello, en la causa en la que estaba procesado por escuchas telefónicas ilegales cuando era jefe de Gobierno porteño.

El fallo, que fue firmado esta mañana, hace hincapié en que “la formación del presente sumario no afecta el buen nombre y honor de que hubiera gozado” el ex jefe de gobierno, hoy presidente de la Nación.

 

Se trata del expediente por las escuchas que se habrían realizado desde la estructura de gobierno porteño, con ordenes judiciales, para -supuestamente- hacer tareas de espionaje a personas puntuales.

El juez Norberto Oyarbide, que motorizó la investigación, procesó a Macri y luego el expediente pasó a manos de Casanello que, el año pasado, al elevar la causa a juicio apartó al entonces jefe de Estado de esa lista porque entendió que le faltaban pruebas.

Tras enviar a juicio al resto de los imputados -entre ellos su ex ministro de Educación Mariano Narodowsky, y el ex policía Jorge “Fino” Palacios- Casanello ordenó nuevas medidas de prueba para cerrar la investigación.

“Las medidas producidas una vez reabierta la etapa de instrucción ratificaron la ausencia de prueba de cargo contra Macri, de donde se sigue la ausencia de responsabilidad penal pues lo afirmado hasta aquí, no sólo lo ubica en una situación de ajenidad respecto de tal o cual intromisión telefónica, sino que también lo aleja del armado de una empresa ilegal de espionaje dentro de su gobierno”, escribió Casanello.

Las dos pruebas que ordenó Casanello estaban relacionadas con la empresa estadounidense Ackerman, por el presunto espionaje al cuñado de Macri, Daniel Leonardo, y la declaración del ex ministro de Seguridad porteño Guillermo Montenegro, por la designación del “Fino” Palacios.

Según argumentaron los abogados del Presidente: “Emanuel Ackerman manifestó ante escribano público que los servicios de Ackerman no fueron contratados por el Sr. Mauricio Macri y que Ackerman jamás prestó servicio alguno para Mauricio Macri ni Ackerman jamás recibió compensación alguna de Mauricio Macri”.

En otro orden, el juez Casanello valoró los testimonios de Montenegro y del ex jefe de la Policía Federal Adrián Pelacchi, quienes explicaron que Macri “no había seleccionado antojadiza y unilateralmente a Palacios al frente de la Policía Metropolitana, ni había tenido injerencia en los nombramientos de los aspirantes (tal el caso de Ciro James), lo que lo ubica en una situación de ajenidad respecto de la presunta existencia de una empresa criminal montada en el seno de su gobierno”.

“Ninguna de las acusaciones -ni la pública ni las privadas- especificaba siquiera una prueba directa para sostener que Macri había requerido u ordenado espiar a Néstor Leonardo y a Sergio Burstein. Tampoco existía prueba directa para adjudicarle formar parte de una asociación ilícita dedicada al espionaje clandestino”, sostuvo Casanello.

Leonardo y Burstein, en su rol de querellantes, pueden intentar revocar esta decisión en la Sala I de la Cámara Federal, pero el fiscal Jorge Di Lello había opinado que darse por terminada la acusación contra Macri.

 

3 comentarios de “Sobreseyeron a Mauricio Macri en la causa por escuchas ilegales”

  1. En el ultimo dia de 2015, me parece oportuno recordar una carta , para quien aun despues de la derrota democratica, sigue convertida el la Fiscal de la Republica y como dueña de tanta maldad que aterra, donde lo menos a que apuesta es el fracaso de gran parte de la comunidad, que la desprecio por tanta arrogancia y el EGO incontenible. Ex presidenta , sea mas humilde, tanto como esta madre quien asi se expreso.

    Carta abierta a la Sra. Presidente de la Nación Argentina, Cristina Fernández de Kirchner.

    Mendoza, 29 julio de 2012.-

    Señora Presidente:

    Pertenezco a la generación de “educandos” de aquella ESCUELA PÚBLICA ARGENTINA que fuera ejemplo para el mundo y de la cual seguramente Ud. pudo abrevar gratuitamente en su niñez y adolescencia.

    Allí nos enseñaron, aunque Ud no lo crea, a respetar profundamente la INVESTIDURA PRESIDENCIAL, fuera quien fuese el que detentara la máxima dignidad en el gobierno de la Nación.

    Hoy, ese respeto ha desaparecido en mí, como consecuencia de que en usted ya ha desaparecido. Arrancada a jirones con sus actitudes esa investidura y deja al descubierto sólo a una mujer, vestida de negro, soberbia; pequeña; temeraria; cobarde; fría, custodiada y MENTIROSA…

    y a esa mujer me dirijo, como a una más de mi “género”. Dos mujeres: usted y yo. Una joven y una vieja, una rica y una pobre, una fea y una linda ¿?, una “con la suma del poder público” y la otra, simple ciudadana. Dos mujeres a las cuales ni siquiera en su caso las une el mandato evangélico: “AMAOS LOS UNOS A LOS OTROS”.

    Los jirones de su INVESTIDURA PRESIDENCIAL los ha ido dejando a través de sus reiteradas apariciones en eso que ha dado en llamar “CADENA DEL MIEDO Y LA SUMISIÓN” y que yo llamo “CADENA DE LA VERGÜENZA NACIONAL”.

    Cuando ante los micrófonos y las cámaras desgarra su investidura con alusiones vulgares de pésimo gusto, cuando hace sonrojar a sus ministros, que esbozan sonrisas bobas, ya sea por su nombre, el “bonete”, o su aspecto imberbe, cuando grita destemplada a un camarógrafo, cuando entona ridículos estribillos “Teresa, poné la mesa” y “cómo me gustan tus milanesas…”, cuando chechea a personajes, cuando ridiculiza a sus obsecuentes aplaudidores, cuando se contonea con la “scola”, cuando escarniza a funcionarios extranjeros, aquella dignidad con que la distinguiera un 54%, se estrella en mil pedazos en las pantallas de TV, aunque a usted le importe “un pito”

    Pero esas serían nimiedades al lado de sus grandes anuncios, en que todos y todas quedamos involucrados y expectantes. Cree erróneamente que es la maestra ciruela de los 40 millones de todos y todas, que poblamos esta tierra de bendición que Dios nos diera y es así como temas urgentísimos: la Salud, la Educación, la Inseguridad, quedan relegados ante promesas y cifras y porcentajes incomprensibles, de imposible cumplimiento y peor implementación. Inventa vuelos a MALVINAS, pide la exhumación de cadáveres de “tumbas de guerra”, disparates internacionales que afectan la heroica grandeza de una GUERRA JUSTA. La Economía ultrajada por la corruptela al más alto nivel. Danza de dólares y pesos que afecta a un “abuelo amarrete” pero hace sonreír a quienes, desde la prebenda de dudoso origen, pretenden emular a los poderosos de la tierra, poniendo de manifiesto, lamentablemente aquel viejo dicho: “LO QUE NATURA NON DA…”

    Y es así como, por la “CADENA DE LA VERGÜENZA NACIONAL”, corrige, desmiente, miente, exagera, denosta, escracha, confunde, se victimiza, abruma, aburre, induce al odio y la venganza, promete y se refugia en los aplausos oportunistas de sus incondicionales seguidores para regocijo de una oposición opaca a la que va sacando de su ostracismo con un “elefante rosa”.

    Tal vez olvida usted que esa INVESTIDURA PRESIDENCIAL que detenta es el fruto de una DEMOCRACIA recuperada con la sagrada vida de argentinos, que siguiendo su BANDERA, en el dolor de la guerra, en el cumplimiento del deber, en su entrada sublime a la GLORIA, en su postrer beso a la CRUZ, gritaron desde el 2 de abril del 1982, en aquel pedazo irredento, bello, frío, lejano, indómito de MALVINAS: ¡¡¡VIVA LA PATRIA!!!

    Para todos los argentinos, entre los cuales está usted, a quien se le otorgó la custodia de esa INVESTIDURA PRESIDENCIAL, para respetarla y hacerla respetar. Y entre los que estoy yo, que desgraciadamente ya perdió completamente el respeto a esa INVESTIDURA PRESIDENCIAL…

    Ruego a la STMA. VIRGEN DE LUJÁN, PATRONA DE LA ARGENTINA, recuperemos, usted y yo y todos y todas, ese respeto perdido en las tinieblas de la incomprensión y que en un pasado no muy lejano fuera paradigma de un futuro mejor “para todos los hombres del mundo”…

    A esa “mujer desnuda, mendaz, vestida de negro”, vaya mi reflexión.

    Sra. Presidenta: le recuerdo que ambas somos madres, pero hasta en eso somos distintas, yo en mi caso soy madre de un héroe de guerra muerto en Malvinas en cumplimiento de su deber y cuya viuda cobra una pensión de $ 3.000 que nunca tuvo casa propia para criar a sus hijos huérfanos, en su caso Ud. es madre de un parasito drogadicto, que no ha estudiado ni trabajado, que ilícitamente utiliza el avión presidencial, cuyo único y dudoso merito es el de haber heredado una inmensa fortuna en dólares, propiedades, sociedades anónimas de su padre, la cual fue generada a través de múltiples actos de corrupción en los cual Ud. también intervino.

    Le informo que tampoco le tengo miedo, no existe dolor mas grande que el de haber enterrado a un hijo, que peor daño me puede hacer Ud ??, y no pierda tiempo con sus esbirros de la AFIP conmigo, mi único ingreso es mi bien ganada jubilación de maestra con la que vivo dignamente

    María Delicia Rearte Vda. de Giachino

    Madre del Sr. Capitán (p.m.) D. Pedro Edgardo Giachino

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *