Motores / 9 de enero de 2016

Citroën C4 Cactus, simple y singular

Un crossover con personalidad y soluciones funcionales. Motor rendidor y detalles low cost.

Por

Cuando la francesa Citroën exhibió el C4 Cactus en el Salón de Frankfurt  del 2013 como modelo conceptual, pocos hubiesen pensado que al año siguiente se transformaría en un modelo real.
Muchos consideraron que se trató de un simple ejercicio de diseño. La marca francesa aprovechó ese concept para lanzar una reflexión en voz alta a la espera de recibir respuesta de los clientes: ¿cuáles son las nuevas expectativas de los automovilistas? ¿Qué prestaciones buscan realmente? Se trataba de conocer qué buscaba el cliente final, un ejercicio atrevido, arriesgado e innovador.
Hoy ya es una realidad que se fabrica en España y que probablemente veamos por las calles de Argentina entrado el 2016. A pesar de lo que su nombre sugiere´(“C4” Cactus), se desarrolla sobre la base técnica del modesto C3, pero en un envoltorio llamativo, especialmente para captar la atención de los más jóvenes. Su imagen desenfadada, con soluciones como los Airbumps protectores de los paneles externos de las puertas, carrocería elevada  y confort general, aumentan el atractivo de un producto realmente diferente a lo que estamos habituados a conducir.
El interior es simple y funcional con algunos detalles llamativos como la pantalla touch color de generosas dimensiones y el instrumental digital que curiosamente no posee tacómetro. La calidad percibida es aceptable ya que combina materiales soft y rígidos con detalles de diseño.
Algunas cosas que podrían mejorar son las ventanillas traseras que en lugar de bajar son basculantes y el techo solar que no posee una cortina para aumentar la protección.
El comportamiento apunta al confort aunque el eje trasero resulta algo áspero. El motor se luce por su rendimiento y prestaciones ya que se trata de un pequeño tres cilindros 1.2 litro con trurbo.
Se estima que llegará entrado el 2016 y por precio se posicionará entre el C3 y el C4 Lounge.

*Editor Revista Parabrisas

 

Comentarios de “Citroën C4 Cactus, simple y singular”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *