Cine / 31 de Marzo de 2016

La bruja

(EE.UU., 2015, 90′) Terror. Dirección: Robert Eggers. Con Anya Taylor-Joy, Ralph Ineson, Kate Dickie. Apta para mayores de 16 años.

Por

★★★★ Todas las semanas tenemos en la cartelera alguna película de terror y es interesante notar que siempre tienen público, un público fiel, probablemente siempre los mismos espectadores. Cada tanto, alguna de estas películas rompe un poco la rutina: sucedió con la excelente “El conjuro” y ahora sucede con “La bruja”, recomendable –salvo que usted tema los sustos, claro– incluso para quienes desconfían del género. La película está situada a principios del siglo XVII cuando se organizaban las colonias de pioneros en los Estados Unidos, poco antes de los juicios de Salem y la quema de brujas. Una familia con un desacuerdo religioso es expulsada de una comunidad y se establece en los lindes de un bosque. La vida es providencial en parte, y en parte durísima. Más dura cuando la presencia ominosa, diabólica, empieza a mostrarse. Pero el film no opta por el efecto directo ni el susto a reglamento, sino por la construcción constante y pausada de lo sobrenatural, que se va combinando con las costumbres de los personajes. Es, al mismo tiempo, un reflejo histórico y un film de terror, narrado con una gran economía de recursos y donde el horror sólo aparece cuando es estrictamente necesario. Muchas de sus secuencias son perturbadoras por el grado de extrañeza, de incongruencia con la experiencia cotidiana. Y el miedo crece, y el suspenso es constante. El final, catártico y terrible, es además de lo más bello y perturbador en lo que va del año.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *