Cine / 7 de julio de 2016

Florence

(EE.UU., 2016, 110′) Comedia. Dirección: Stephen Frears. Con Meryl Streep, Hugh Grant, Simon Helberg, Rebecca Ferguson. Apta para mayores de 13 años.

Por

Florence

★★★★ La conjunción Stephen Frears –el hombre de “Relaciones Peligrosas”, el hombre de “La Reina”– y Meryl Streep –no hace falta recordar qué ha hecho– era prometedora. La historia, la biografía real de la peor cantante de la historia (aquí la personificó la gigantesca Karina K en un espectáculo llamado “Souvenir”) es ideal para un realizador que siempre encuentra el equilibrio entre la amabilidad y la ironía, a veces sardónica, sin renunciar a la ternura. Y también es ideal para Streep, quien en más de una ocasión ha cantado –su último film estrenado aquí fue “Ricki and The Flash”, donde era una rockera, y lo hacía muy bien–. Pues bien: los antecedentes no llegan a generar una película genial pero sí una muy buena, que cumple con todas las expectativas. La mezcla de ingenuidad y cálculo, de cursilería y emoción, con la que Streep logra que creamos que esa discapacitada vocal que fue Florence Foster Jenkins existió. Porque lo más raro del asunto es que sí, esta mujer llegó a cantar en el Carnegie Hall, y mucha gente la quería incluso si su talento era menos que nulo. Lo que hace que la película funcione son, sobre todo, las relaciones con los otros personajes: Hugh Grant está inteligente y gracioso, y Simon Helberg (uno de los amigos de “The Big Bang Theory”) logra el punto justo entre simpatía y fastidio con su profesor de música. Hay momentos quizás demasiado ridículos, pero en general triunfa esa idea democrática y humana de Frears sobre las personas.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *