Política / 18 de julio de 2016

Stiuso, vitoreado en el colegio de su hija

El temido agente de Inteligencia regresó disparando contra Cristina y activó su “operación blanqueo”.

Por

Stiuso

Luego de su salida de la Secretaría de Inteligencia, Antonio Horacio “Jaime” Stiuso comenzó a vivir un fenómeno que jamás había experimentado: la popularidad. Acostumbrado a vivir en las sombras, su enfrentamiento con el gobierno de Cristina Kirchner lo colocó como un personaje simpático entre el electorado anti K. En el colegio de elite donde va su hija más chica, el grupo de padres suele saludarlo y vitorearlo. “Fuerza, Horacio, metela presa”, le suelen decir. “Es increíble, los padres de los compañeritos de su hija lo tienen como un ídolo”, confiesa un amigo del ex espía. Pasó de ser uno de los hombres más polémicos de la democracia a convertirse en una celebrity.
Tras retornar a la Argentina en febrero de 2016, Stiuso se fue a vivir a un departamento de la zona de Nuñez, cerca del restaurante Biblos, donde días atrás fue entrevistado por la periodista de La Nación Agustina López. Cuando no tiene que ir al centro por alguna reunión o para ver a su abogado, Biblos es una parada obligada para desayunar. Allí se cruza con otros padres del colegio, mantiene reuniones, habla por teléfono y lee los diarios. En los tribunales de Comodoro Py bromeaban sobre el presente de Stiuso.
Uno de los pasajes más llamativos que Stiuso dejó en su última entrevista fue cuando se quejó de la investigación del atentado a la AMIA. Dijo que “las cosas no se hicieron bien”. Una reflexión llamativa, si se tiene en cuenta que quien investigó el atentado desde el primer momento fue el propio Stiuso. Luego se encargó de enviarle mensajes a Cristina Kirchner y otros funcionarios K. En principio remarcó que volvió el día del cumpleaños de la ex presidenta, para recordarle que la tiene presente. Pero por si no quedaba claro, sobre el final del reportaje agregó: “Es una mujer loca”.
La otra causa. La venganza contra Cristina no quedará en un simple intercambio de insultos. Además de su intento por involucrar a CFK en la muerte del fiscal Alberto Nisman, Stiuso tiene otra causa donde podrá jugar sus cartas: la muerte de Pedro “Lauchón” Viale. A principios de junio se presentó en el juzgado federal Nº 3 de Morón, a cargo de Juan Pablo Salas, para declarar en la causa que investiga la muerte del “Lauchón”, un ex espía de la SIDE y amigo de Stiuso. El juez accedió a un pedido de las querellas para que declare el ex hombre fuerte de la SIDE. Una de esas partes es la AFI macrista y la otra es la familia del “Lauchón” Viale, representada por Santiago Blanco Bermúdez, el mismo abogado que defiende a Stiuso en sus otras causas. En su declaración mantuvo el mismo relato que en la causa Nisman, dijo que a Viale lo asesinaron para vengarse de él e involucró a las autoridades del Gobierno nacional y provincial. Hasta repitió que hubo un encuentro entre él, Daniel Scioli y “Paco” Larcher en la Secretaría de Inteligencia a fines del 2014 para calmar la guerra.
La última foto de Stiuso se tomó el domingo 26 de junio y la entrevista se realizó el 3 de julio. Desde La Nación explicaron a esta revista que se decidió publicarla el 11 de este mes porque consideraron que los festejos del Bicentenario se llevarían toda la atención. Cuando la entrevista se publicó, el ex espía ya estaba en Estados Unidos y siguió atento las repercusiones. El mensaje llegó. Mantiene a sus enemigos preocupados. Y él, de a poco, se blanquea.

 

2 comentarios de “Stiuso, vitoreado en el colegio de su hija”

  1. Trece años espi.ando con ejércitos de espías, jueces, periodi.stas, fiscales, funcionarios, empresas, medios de difusión, Y NO LOGRARON PRO.BAR UN P- RO.B.O DE G.AL.L.INAS. Si querés te esperamos trece años más go.r.ila ven.depa.tria, ch.or.ro of.fsh.ore

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *