Economía / 15 de septiembre de 2016

Pros y contras del nuevo régimen para las obras de infraestructura

La experiencia internacional de las asociaciones público-privadas arroja éxitos y fracasos; el Congreso deberá debatir

Por

Pros y contras del nuevo régimen de obras

El secretario de Coordinación de Obra Pública Federal, Ricardo Delgado, reconoce que “hay mucha necesidad de obra, pero los fondos públicos son insuficientes”. Por eso, el Gobierno envió al Congreso un proyecto de las asociaciones público-privadas (APP). El asesor presidencial para inversión extranjera, Horacio Reyser, promete que las usarán para rutas, ferrocarriles y otros medios de transporte, energía, conectividad informática, educación y salud, pero no para gestionar escuelas y hospitales, como hicieron otros países.
A partir de la experiencia internacional, la ONG Latindadd presentó una evaluación crítica sobre las APP. Una conclusión es que en general son más costosas que las obras públicas. “El costo no es necesariamente más alto”, responde Reyser. “Lo bueno de que la Argentina llega tarde a las APP es que podemos aprender de sus fracasos, en el canal de La Mancha o el subte de Londres, y aprender de los éxitos”, agrega Delgado.
Latindadd señala que las APP implican riesgos de financiación para el Estado y son ineficientes y poco transparentes. Reyser dice que copiarán de Chile la formación de paneles de expertos para seleccionar proyectos, se licitará quién los hará y opina que las APP dan mejor servicio y con menos riesgo para el Estado. Habrá que ver.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *