Libros / 16 de Noviembre de 2016

Entre la selva y el thriller: Todos contra todos y cada uno contra sí mismo

De Bob Chow. La bestia equilátera, 206 págs. $ 230.

Por

Todos contra todos y cada uno contra sí mismo

★★★★El primer capítulo tiene algo de “thriller”: una refriega termina con la muerte accidental de Ralf, un viejo alemán, y otros alemanes se vengan de los jóvenes culpables. Ya ha quedado muy instalada en la selva Cordelia Krauze, una bióloga de Dresde, quien reaparece brevemente antes del fin.
En el principio del segundo capítulo, luego de mencionar la contaminación de la Tierra y el sol moribundo aparece Martín Orlog. En su zona, urbana, los cruces y retruécanos están relacionados con su trabajo como programador en una empresa. Lo que mantiene armado el texto tan temprano es una mezcla atractiva de sabores: guiños astutos, datos que podrían ser tanto de países atestados de Asia como del barrio de Once, un tono que salta con naturalidad del lirismo apocalíptico a la mirada al sesgo, que no sabe si ser condescendiente o zen.
Orlog irá a la misma selva donde se encuentra la atractiva alemana. Quedará instalada una relación y el eje central, unido a un agujero en el suelo y una gran cueva cercana a ruinas incas. Bob Chow mantiene constante la probabilidad de desarrollo del argumento, con elementos continuos que lo traban o dispersan. El libro es corto y no cuesta llegar a sus dos terceras partes y luego terminarlo. Hay algún jefe desagradable, drogas, casi conspiraciones internacionales. A veces el flujo parece el de una conversación entre programadores agotados alrededor de varias tazas de café que compiten por la teoría más estrambótica, o incluso más sonora, a secas.
Es inteligente el manejo de cierta jerga de implementos o aparatos para turismo de aventura en plena selva, que dan otro “look”: de espionaje posmoderno. El rasgo de la melancolía o el desánimo impide un final a toda orquesta. Pero cuando este llega, el libro ha resultado muy dinámico y entretenido, no desanimante.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *