Sociedad / 17 de Noviembre de 2016

Con la nueva televisión del Grupo Clarín, el cable se muda a internet

El multimedio podría deshacerse de sus competidores mediante el nuevo sistema Cablevisión Flow, brindando toda su grilla por internet. La reacción judicial al plan de sus competidores.

Por

El sistema Flow de Cablevision permite ver toda la programación de su cable por internet.

La llegada de Mauricio Macri al gobierno fue clave para que el Grupo Clarín se convirtiera en el gran ganador de la cruda pelea que libró contra el gobierno anterior.
Lejos del objetivo kirchnerista de “desarmar” su conglomerado de empresas mediante la ley de medios, Clarín acaba de lanzar un nuevo sistema de televisión multiplataforma que desembarca con polémica: “Cablevisión Flow” permite ver su programación completa por internet y llegar de ese modo a lugares hasta ahora dominados por sus competidores. Los casi 800 operadores de cable del interior ya preparan un contraataque en la Justicia con el objetivo de hacer dar marcha atrás ese proyecto.
Embate y respuesta judicial. Uno de los grandes frenos que tenía el Grupo estaba en el servicio de la televisión por cable, ya que la ley no le permite ingresar en algunos lugares del interior del país donde, por ejemplo, Supercanal, uno de los casi 700 operadores de cable, maneja la distribución de las señales televisivas. Pero eso podría desaparecer. “Con el nuevo sistema, Cablevisión va a poder instalarse en cualquier lugar del país, ya que le permite ofrecer toda su programación por medio de una aplicación e internet”, aseguró a NOTICIAS un gerente del multimedios. Y eso es lo que más preocupa a sus competidores, pesar que desde el multimedio aseguran que “el servicio es solo para sus clientes”, por el momento. “Al no haber nada que regule las transmisiones por internet, lo único que podemos hacer es frenarlos”, afirmó el dueño de un competidor de Cablevisión. Y agregó: “Hace dos semanas tuvimos un congreso de los empresarios del cable en un predio de la costanera. Allí se definió que si el servicio de telecomunicaciones no es regulado, todos presentaremos amparos judiciales. Vamos a ver qué hace el Gobierno cuando tenga una ola de amparos contra Cablevisión”.
Con Flow, Clarín pretende llevar la programación de Cablevisión a cualquier rincón del país por medio de un dispositivo con conexión a internet (una computadora, un smartphone o una tablet) e, incluso, ofrece poder ver cualquier programa o película ya emitidas hasta 12 horas antes. “Está todo dado para que Clarín termine absorbiendo a sus competidores. El Gobierno parecería estar jugando para que eso pase. Macri empezó vetando la ley de medios y ahora pretende aprobar una ley que habla de sólo tres empresas de telecomunicaciones. Encima, Clarín, al replicar su programación, tiene absorbido el fútbol”, aseguró indignado un directivo de Telecentro.
La gran apuesta es a futuro. Un futuro no tan lejano si se tiene en cuenta la velocidad con la que avanza internet y la tecnología. En una primera instancia, esta nueva manera de ver televisión se brindará en la Ciudad de Buenos Aires, en el Gran Buenos Aires y en La Plata. Esto les dará a sus competidores del interior un tiempo para negociar una regulación o definir si avanzan por la vía judicial. De lo contrario, el destino de los pequeños y medianos operadores de cable será negro.
En las sombras del fútbol. “El fútbol será gratis hasta el 2019”. Una promesa de campaña que Mauricio Macri rompió. Es que gran parte de la ciudadanía está indignada por los casi 2.000 millones de pesos que el Gobierno invierte en el fútbol, dinero que los clubes nunca destinaron a mejorar las instalaciones y el resto de los deportes que ofrecen. Y aunque no cae muy bien saber que ahora haya que pagar un plus en el servicio del cable para poder ver los partidos, es un costo político que Cambiemos está dispuesto a afrontar.
Las negociaciones comenzaron hace varios meses. En agosto, NOTICIAS reveló la intimidad de la reunión fuera de agenda que tuvo Macri con Whit Richardson, el vicepresidente de Distribución y Mercadeo de Turner Broadcasting System para América Latina. El gestor del apoyo del Gobierno hacia la empresa estadounidense había sido fomentada por el presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, cuando visitó la Argentina en marzo. La negociación era clara, Turner pretendía hacerse de la transmisión del fútbol y de Telefe.
En los últimos días se supo que el multimedios estadounidense estaba a punto de quedarse con el fútbol, pero la adquisición del canal de las pelotas la habría perdido en manos de Viacom Inc., el quinto conglomerado mediático más grande en el mundo y dueño de la cadena de cable propietaria de MTV, Comedy Central y Nickelodeon, venta que, tras suspenderse la firma dos veces, al cierre de esta edición aún no estaba concretada. Clarín puso en marcha sus armas y le hizo saber al Gobierno que no quería quedar afuera del fútbol. Macri entendió el mensaje y, lo que parecía cerrado con Turner, cambió.
Ahora, el Presidente no estaría dispuesto a entregarle el monopolio del fútbol a una sola empresa. Eso habilitó el ingreso al juego de la cadena FOX, por medio de la productora Torneos y Competencias, empresa que, según pudo saber NOTICIAS, podría ser adquirida en los próximos meses por International Media Group, la corporación internacional de eventos y de entretenimientos más grande del mundo.
En un primer momento, Fox y Turner se asociarían para manejar la transmisión del fútbol, aportando entre ambos 2.500 millones de pesos por año, y Clarín sería, en principio, un actor en las sombras, participando de las transmisiones por medio de su canal TyC Sports. Así, el grupo se asegura un cupo de partidos que terminarán bajando el costo final en comparación a lo que deberán abonar el resto de sus competidores del cable.
Este partido recién comienza.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *