Costumbres / 2 de Diciembre de 2016

Stone Manía en la moda

El estilo de la banda británica tiene una influencia eterna en el diseño y estética joven. La opinión de los expertos. Objetos de culto.

Por

Se suceden continuamente. Los lanzamientos que evocan y homenajean a The Rolling Stones son moneda corriente alrededor del mundo. Pero lejos de pisarse y competir entre ellos, cada uno encuentra su público. Porque la avidez del mercado por la estética e influencia de esta banda aún es tan fuerte como en la época en la que un Mick Jagger muy joven, generaba polémica y furor con sus bailes. Lejos, muy lejos de otros grupos musicales, el poder estético de los Rolling no tiene comparación posible.
De la música a la moda. Entre estos lanzamientos, uno de los más recientes es el de Noblex, que presentó una edición limitada de auriculares de alta gama. Bajo el concepto “rock eterno, sonido del futuro”, la marca ofrece headphones con el mítico diseño de la lengua roja (pieza central del álbum “Sticky Fingers”) impreso a los lados, con un cuerpo metálico negro de cuero ecológico, una banda de sujeción de aluminio y la promesa de gran respuesta de sonido y aislamiento acústico. Y para los más rockeros, incorporan además un estuche con los mismos colores y diseño. “Este producto llega al mercado en la previa de la presentación de ‘Blue & Lonesome’, el nuevo álbum con el que la banda celebra más de medio siglo sobre los escenarios; y del lanzamiento del DVD del histórico concierto de los Rolling Stones por primera vez en Cuba”, relatan desde la compañía. Como se ve, siempre hay vigencia y motivos.
Pero quizás el rubro que mejor haya entendido (o aprovechado) el legado e influencia de los Stones sea la moda. Debe haber pocas marcas de ropa del mundo que no hayan producido una remera o alguna otra prenda con el ícono de la lengua. Así como marcaron un estilo dentro de la música, también lo hicieron fuera, transmitiendo su rebeldía y revolución a la vestimenta de millones de personas, desde los fans de los ’60 a los adolescentes y jóvenes de hoy. Entre otras prendas, impusieron los jeans ajustados y gastados, las remeras cortas, las calzas, las camisas satinadas y las camperas de cuero entalladas. Y en accesorios y maquillaje, admitieron el delineador negro y los aros. “Los Rolling Stones son y fueron sumamente influyentes porque lo suyo es la ruptura, romper los esquemas. Y en los ’60, en una sociedad en plan de rebeldía y revolución, ellos encarnaron el mito de la generación que vino a dinamitar lo que había”, analiza Susana Saulquin, socióloga especializada en moda. “Rompieron con lo establecido y aportaron una nueva forma de vestir, algo que no pasó con los Beatles a pesar de su enorme influencia musical, porque fueron mucho más homogéneos en su indumentaria”. Así, la influencia “stone” fue sumamente ideológica, y encuentra su corazón en la representación de la juventud y la rebeldía que suele conllevar. “Esa lengua, amén de un gran peso sexual, siempre fue como una burla general al mundo”, agrega la especialista.
Pero no solo es cuestión de remeras básicas de algodón con el logo icónico; en la alta costura también hay espacio para reinterpretar el look de la banda. Así lo hizo por ejemplo Saint Laurent el año pasado, con una colección inspirada en la etapa sesentera y setentera, con sombreros, chales, ponchos, chaquetas intervenidas, chupines, botas y camisas de estampados florales. Digamos, el estilo con el que los Rolling enloquecían a sus fans al tiempo que estrenaban temas como “Satisfaction”.
Y además de prendas para la historia, la banda ha dejado lecciones de moda. Por caso, que usar ropa entallada y maquillarse no los hacía menos hombres (de hecho su estilo andrógino fue sumamente sexy), que la extravagancia era una virtud y un fin a alcanzar y que el estilo atemporal sí existe.
Sabor local. Más allá del hito y expansión mundial, en Argentina el mundo “stone” tuvo su apropiación particular y local. Conocidos como “rolingas”, son un universo de jóvenes de entre 15 y 35 años que comenzaron a usar remeras con la lengua, jeans de colores, zapatillas de lona (las clásicas Topper blancas), colgantes varios y un pañuelo al cuello, además de un flequillo recto sobre los ojos. Ajenos a la moda que cambia con cada temporada, ellos mantienen esta estética a través de los años, e incluso cuando ni los propios Stones llevan hoy nada de este look. “No podemos hablar en este caso de una influencia en la moda, porque no son algo masivo, sino más bien de una tribu urbana que encontró sus códigos y estilos”, opina Saulquin.
Para muchos, esta versión es digna de estudio. “Me llama mucho la atención la estética rolinga y su adaptación local. Siempre es interesante ver como un fenómeno global se amolda distinto en diferentes lugares”, sostiene Victoria Lescano, periodista y ensayista especializada en moda, autora del libro “Prêt-à-rocker: moda y rock en la Argentina”. De hecho, relata que en su momento su idea fue poner una pareja rolinga en la tapa del libro.
Una vez que los Rolling Stones desparramaron el hechizo de su estilo y actitud, sin embargo, la moda como industria también fagocitó un poco de esta magia. Y así el marketing encontró en esta influencia un enorme campo fértil. “Lo que comenzó siendo algo contracultural, con referencias estéticas y una clara crítica al sistema finalmente fue devorado y decodificado por la industria de la moda. Si bien hay relaciones genuinas y hay marcas que utilizan este estilo porque están muy ligadas a ese mundo, el límite entre uno y otro extremo es difuso. No creo que el marketing sea el enemigo ni el mercado un sacrilegio, pero hay un uso hábil ahí”, dispara la especialista. Entre las marcas que supieron ir más allá, amén de las de alta costura, en Argentina puede encontrarse AY Not Dead, siempre rebelde y polémica y con amplios estudios de imagen e influencias en cada temporada. De hecho, según anuncian desde la etiqueta, su próxima colección estará basada en la inspirada en los “Stones”.
Pero como todo gran hito y leyenda, los Stones también logran elevarse por encima de la polémica. Y aunque decir que su estética no era planeada peque de ingenuo, esa fuerza de la imagen parece estar más cerca del mito que encarnaban que del marketing. “Sí, el estilo y la moda estaban muy presentes, pero más que con un look estudiado, lo de los Rolling fue y es rebeldía”, sintetiza Lescano.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *