Política / 21 de diciembre de 2016

Scioli cree que hay “infiltrados” en la producción de Mirtha Legrand que buscan perjudicarlo

En su entorno apuntan a una integrante del staff de la diva. El recordatorio a Silvestre: “No te olvides de contar lo de Vieyra con Scioli”.

Por

Mirtha Legrand desmiente tener alguna animosidad con Scioli.

El cantante Silvestre dijo en el programa de Mirtha Legrand que Scioli, cuando tenía 25 años, había iniciado una relación con su ex esposa, Verónica Vieyra, cuando ella andaba por los 13. La revelación golpeó fuerte en el ex candidato presidencial, que se vio obligado a desmentir por Facebook todos los cargos y acusó a la conductora Mirtha Legrand de recurrir a “supuestos invitados especiales” con el fin de calumniarlo.
Para Scioli las declaraciones de Silvestre no fueron espontáneas. Todo lo contrario. Afirman que en camarines el cantante recibió un recordatorio: “No te olvides de decir lo de Vieyra con Scioli”. En el sciolismo afirman que en la producción de Mirtha Legrand hay “infiltrados”. Ponen de ejemplo a la productora Silvia Peschiera, quien también trabaja como encargada de comunicaciones de Trenes Argentinos, que depende del Ministerio de Transporte. “La estructura de Randazzo quedó intacta en Transporte”, elucubran. ¿Acaso el affaire Vieyra fue una operación del competidor de Scioli en la interna peronista?
La relación entre Scioli y Legrand ya se había tensado cuando Mirtha dijo que el ex gobernador aceptaría ir a su programa sólo si se pasaba un spot suyo. En ese momento, Scioli también lo desminitió y hasta llamó a Mirtha para negar que eso haya sucedido. El sciolismo se queja de que Mirtha cambió mucho desde que se fueron del poder. “Siempre llamaban para pedir pauta y en el verano nos pedían que los ayudemos para conseguir el hotel donde alojarse y transmitir los almuerzos”, reprochan. Ignacio “Nacho” Viale, el nieto de Legrand, dio su descargo en Twitter. “¿Alguien cree que armamos todo eso en la producción? ¿Nadie se enteró que desde hace días Silvestre habla del tema?”, se defendió.
Silvestre quedó en el centro de la escena. Vieyra contrató al abogado Fernando Burlando para demandarlo y su anterior esposa, Deborah Ramos, a quien dejó por Andrea del Boca, lo acusó de tener intenciones de lanzarse a la política. Hasta sus propios hijos lo repudiaron. Macarena, la mayor de todas, escribió en Facebook: “Toda tu vida fue una mentira. Y de esa mentira fuimos parte todos tus hijos y tus nietos”.
En una comunicación telefónica con el programa “Desayuno Americano”, Silvestre negó haber llamado pedófilo a Scioli y dijo que él no tiene forma de probar esa relación. Además aclaró que lo conoció “como amigo de la familia de su ex mujer”. Ante la escalada del escándalo se cubrió de las futuras demandas. Quien también será demandada es Susana Auri, una ex empleada del matrimonio Silvestre-Vieyra, quien afirmó haber sido cómplice de ella. “Una semana antes del casamiento me dijo que iba a comprar los vestiditos para las nenas y la acompañé. Salimos de ahí y de repente me di cuenta de que íbamos a lo de Scioli. Al llegar, él me preguntó si quería tomar algo y le dijo a la mucama que me traiga una gaseosa, y ellos, Vieyra y Scioli, abrieron una puerta y se metieron”, declaró Auri. Antes Vieyra le habría encargado que si la llamaba Silvestre le dijera que estaba viendo vestidos. “Y así fue, él me llamó y le dije eso. Cubrí a Verónica”, afirmó. Por estos dichos, Auri también quedó en la mira de Vieyra.