Política, Sitios Externos / 23 de Diciembre de 2016

Stiuso consiguió trabajo: asesora a un supuesto testaferro de Moyano

El ex hombre fuerte de la SIDE trabaja para el empresario Gustavo Elías, denunciado por ser un supuesto prestanombre del camionero.

Por

"Jaime" Stiuso en una imagen que le tomaron hace pocos meses.

Hace 15 días el espía ¿retirado? Antonio Horacio Stiuso (63) viajó en un avión Cessna Citation desde Buenos Aires a Bahía Blanca. Allí tuvo un encuentro, comida de por medio, con el empresario Gustavo “El Turco” Elías (54), vicepresidente de la Unión Industrial de Bahía Blanca y sindicado por la ex diputada Graciela Ocaña como testaferro del líder camionero Hugo Moyano. De esa reunión participaron el empresario fúnebre local Juan Bonacorsi, un médico ex funcionario llamado Gustavo Mena, el fiscal local Christian Long y Lucas Nejamkis, ex jefe de asesores de Juan Manuel Abal Medina durante su gestión en la Jefatura de Gabinete. Nejamkis y Stiuso son amigos. Se los suele ver en el resturante Dashi, de Figueroa Alcorta.
Stiuso fue convocado por “El Turco” Elías luego de que un grupo de ladrones entrara a la casa del empresario y maniatara a su esposa, su hermana y sus sobrinos. El interés era tan grande que incluso puso a disposición uno de sus dos aviones Cessna Citation para llevarlo y traerlo. Según pudo reconstruir NOTICIAS, Elías contó a su entorno que mandó a llamar a Stiuso porque lo conoce desde hace muchos años y lo considera el mayor experto en Inteligencia, seguridad y narcotráfico. El empresario quiere que el ex agente de la SIDE lo asesore y le dé un panorama sobre el narcotráfico en el país. Es probable que en los próximos días el espía regrese a Bahía Blanca para continuar con el trabajo.
Tras retornar al país, luego de vivir un año en Estados Unidos, Stiuso comenzó a reactivar sus contactos locales. En una entrevista con esta revista afirmó que está volviendo a trabajar con su empresa de fresado de pavimento con la que provee servicios a empresas de obra pública. Esa empresa, Construcciones y Tecnologías SA, la tiene en sociedad con Horacio García, su ex mano derecha cuando ambos trabajaban en la SIDE. Por ejemplo, en agosto de este año reabrieron la cuenta bancaria de la empresa. Pero las obras de infraestructura no son el único servicio que presta Stiuso. En su entorno afirman que los gobiernos de Estados Unidos, Israel y Francia lo consultan con frecuencia sobre temas sensibles de la Argentina como el delito, la corrupción o el narcotráfico. ¿Busca reinventarse como consultor?
Stiuso es un agente que hizo toda su carrera en el Estado. Ingresó a la Secretaría de Inteligencia en 1972 y lo jubilaron en el 2014. Al igual que su amigo, el ex comisario Mario Naldi, hoy utiliza todo lo aprendido en la función pública, lo bueno y lo malo, y lo vuelca en la actividad privada. ¿Qué dijo en Bahía Blanca? Mientras comían en la casa que tiene Gustavo Elías en el country Palihue Golf Club, Stiuso dio un panorama sobre el narcotráfico en el país y se permitió contar algunas anécdotas sobre las investigaciones que realizó la Secretaría de Inteligencia. Habló de los casos de Mario Segovia, el rey de la efedrina; Henry Jesús “Mi Sangre” Londoño e Ignacio Álvarez Meyendorff, todos casos de narcotraficantes detenidos en la Argentina. Sobre el caso puntual de Bahía Blanca, el panorama que les dio no fue muy alentador. Stiuso explicó que uno de los factores de crecimiento del narcotráfico en Rosario fue el desarrollo de las vías navegables acompañado de un paupérrimo control de la mercadería que se importa y exporta. Bahía Blanca, con el desarrollo del puerto, también se vuelve un punto de interés para los narcotraficantes que buscan “líneas de tráfico” alternativas para exportar a Europa.
La contradicción en la que se encuentra Stiuso cuando habla de narcotráfico es que durante los últimos 10 años, la exportación de cocaína desde la Argentina al mundo creció de manera exponencial. Por ejemplo, en los últimos cuatro informes “World Drug Report” que elabora la ONU todos los años, la Argentina aparece entre los países más mencionados como fuente de la droga incautada en otros países. Los destinos más frecuentes son África Occidental (en especial Costa de Marfil), Australia y el sudeste asiático, con foco en Malasia. El ex agente suele adjudicar esta falencia a decisiones políticas e ineficacia judicial. La falta de autocrítica no es una característica exclusiva de los políticos.

 

Comentarios de “Stiuso consiguió trabajo: asesora a un supuesto testaferro de Moyano”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *