Sociedad / 13 de febrero de 2017

El denunciante de Pablo Bressi: “No quiero aparecer suicidado”

Marcelo Di Pasqua, el comisario que acusó al jefe de la Bonaerense por supuestos vínculos con el narcotráfico, tiene miedo. Interna sucia y feroz.

Por

Yo acuso. Marcelo Di Pasqua sostiene la denuncia que fue rápidamente desestimada por el fiscal bonarense Marcelo Romero. Foto: Eduardo Lerke.

“Yo no quiero aparecer suicidado en un calabozo”. El comisario mayor de la Policía Bonaerense, Marcelo Di Pasqua (47), lo dice después de haber denunciado ante la Justicia al jefe de la fuerza, Pablo Bressi, de tener vínculos con el narcotráfico. Y agrega un dato temerario teniendo en cuenta que proviene de alguien del riñón de la Bonaerense: “Esta mafia es capaz de cualquier cosa”. Según la presentación en sede judicial, que fue desestimada en apenas 24 horas, el mandamás de la Bonaerense “encubrió y entorpeció investigaciones que estaban relacionadas con el narcotráfico en beneficio de una banda que operaba en Lomas de Zamora” en el 2013.

La acusación, sin embargo, además de provenir de un policía con alto cargo, no fue aislada. Se sumó a otras que ya señalaban a Bressi como nexo policial con el tráfico de drogas. La primera en apuntar sus cañones contra él fue Elisa Carrió quien aseguró: “Lamentablemente en la provincia tienen a uno de los cómplices del narcotráfico”. Los dichos de Lilita generaron una crisis interna en Cambiemos, sin embargo la diputada no modificó su postura e incluso le presentó pruebas a Vidal.

El 13 de agosto del 2016, NOTICIAS investigó al jefe de la Bonaerense y en aquella oportunidad fueron cinco los policías que vincularon a Bressi con el mundo de las drogas. “El primer lunes de cada mes, mi jefe iba a La Plata y llevaba la recaudación al entonces jefe de narcotráfico, Pablo Bressi”, aseguró el ex oficial principal Gabriel Cabral. Un comisario retirado que no quiso dar su nombre se mostró en la misma línea y dijo: “Bressi sabe y conoce el negocio sucio. Él fue el recaudador de Matzkin y por su efectividad en la recaudación es que lo premió, consiguiéndole el ascenso a jefe de la Bonaerense”.

El gobierno provincial siempre optó por ratificar en el cargo a Bressi y ataca a Di Pasqua alegando que es un policía que está siendo investigado por enriquecimiento ilícito y que está despechado porque fue separado de la fuerza, decisión que luego revirtió la Justicia. Cuando fueron interrogados en sus apariciones públicas, tanto la gobernadora como el ministro de Seguridad, Cristian Ritondo, se mostraron conformes con el trabajo del jefe policial. Sin embargo, fuera de las cámaras y en off, funcionarios de la provincia reconocen que la presencia de Bressi se debe en gran medida “a que no había otro” para comandar a la indómita bonaerense. Una fuerza compuesta por más de 90.000 efectivos y que según aseguran sus propios integrantes “es un descontrol”. Si hasta el propio Di Pasqua  asegura que él “no mea agua bendita”. Un efectivo de la fuerza lo reconoce de manera muy cruda: “Todos estamos sucios, por acción u omisión”, grafica.

En este contexto, la denuncia entre efectivos de la propia fuerza no hace más que deteriorar aún más a la institución. Un problema que se agiganta cuando el propio Di Pasqua dice que las mafias enquistadas en la Policía incluyen también a políticos y funcionarios judiciales.

Exprés. La denuncia radicada por Di Pasqua fue rápidamente desestimada por el titular de la Fiscalía Número 6 de La Plata. En sólo 24 horas, Marcelo Romero decidió desechar la acusación. Sin embargo, Di Pasqua asegura que la decisión judicial es “una joda” y que lo único que hizo el fiscal fue tratar de descalificarlo. Por este motivo, adelantó que buscará que esta sentencia sea revocada en instancias superiores.

Noticias: ¿En qué consiste su denuncia?

Marcelo Di Pasqua: Lo denuncié por la persecución de la que vengo siendo víctima tras haber presentado una denuncia en el 2013 en la que están implicados él y parte de su personal. Bressi estaba a cargo de la Dirección de Investigaciones de Esteban Echeverría, y brindaba protección a una banda narco de Villa El Pantano. En una de las escuchas, uno de los narcos dice: “Nos vamos a ver con el jefe de la colorada”, que es como se conoce a esa DDI.

Noticias: Es decir que su reciente denuncia es por un delito viejo.

Di Pasqua: No. Las vinculaciones con el narcotráfico están en la presentación que hice ante el Juzgado Federal de Lomas de Zamora. Ahora pido que se reactive esa causa que está misteriosamente parada y por la cual Bressi me la tiene jurada. Él aparecía involucrado y quería que yo le fuera a avisar. Desde que lo expuse y lo denuncié, me persigue.

Noticias: ¿En qué sentido?

Di Pasqua: Cuando ocurrió este allanamiento ambos éramos comisarios mayores. Pero a los cuatro meses a él lo ascendieron a comisario general y lo pusieron como jefe contra el narcotráfico en la provincia. Un mes después, decidió pasarme a disposición. En el 2015 me reincorporé y ascendí a comisario general. Ya en 2016, con Bressi jefe, me mandaron otra vez a disposición y me jubilaron. Y después las causas que me armaron…

Noticias: Usted tiene dos causas en su contra, una por narcotráfico y otra por enriquecimiento ilícito…

Di Pasqua: La de mis vínculos narcos es un mamarracho. Montaron una operación diciendo que en la casa de mi hermano vivía “Curly”, un narco. Allanaron, rompieron todo y no encontraron nada.

Noticias: Vidal dijo que había una acusación de peso contra usted.

Di Pasqua: Está mal asesorada. Mi hermano no figura en la causa. Fue un rulo (sic) que hicieron para pegarme con algo. Fui tres veces a pedir el acta de allanamiento a la fiscalía y no me la dan. Ellos saben por dónde viene la cosa. Ritondo dijo que habían encontrado un narco en la casa y sólo estaba mi hermano con una chica. Por eso no quieren que vea el acta. Para seguir ensuciándome.

Noticias: Usted tiene un patrimonio mayor que el policía promedio.

Di Pasqua: Cada cual se las rebusca como puede. Algunos hacen horas adicionales, otros manejan un taxi. A mí por suerte el bocho me dio un poco más. Mi viejo tenía un camión y después que murió, continuamos con eso, con mi hermano y mi sobrino.

Noticias: Según el gobierno provincial, su empresa (Val San SA) tiene un patrimonio de 9 millones de pesos y 8 camiones.

Di Pasqua: Tenemos dos camiones, tres semirremolques y una camioneta y lo del dinero no sé de dónde lo sacaron. Incluso la denuncia se radicó el 14 de octubre, dos días después de que Ritondo firmara mi retiro. Era para tener algo que les cubriera las espaldas.

La grieta. “La historia de estos dos es de celos y despecho. Y te puedo asegurar que ninguno de los dos está limpio”, asegura un efectivo que jura conocer y llevarse mal con ambos. Según este policía, “Di Pasqua acusa a Bressi de sus vínculos políticos pero él siempre usó el mismo mecanismo” y agrega: “Ahora están en una disputa de poder para ver quién la tiene más larga”. Según comentan en algunos sectores policiales, la enemistad entre Bressi y Di Pasqua no se debe a la denuncia, sino que hay un dejo de envidia. “Cuando a Bressi lo nombran superintendente de Drogas Ilícitas, Di Pasqua se quedó con la sangre en el ojo porque quería ese cargo, así que de ese lado viene el odio de él”, explican.

Para el denunciante, en cambio, la simpatía que demuestran los efectivos con Bressi responde a un régimen mafioso. “Si ves lo que me hacen a mí te das cuenta que la orden es clara. Quieren mostrar que al primero que diga algo, le cortan la cabeza”, sostiene Di Pasqua, quien añade: “Yo lo digo porque conozco el sistema desde adentro”.

Noticias: ¿Dice que la institución de la que forma parte es corrupta?

Di Pasqua: Lo repito: Yo no orino agua bendita. 

Las internas de la policía provincial volvieron a quedar así en evidencia y nuevamente serias acusaciones apuntan de lleno contra su jefe máximo, Pablo Bressi, quien a pesar de los rumores sigue en su cargo. Las denuncias en su contra se multiplican, y la propia fuerza pierde cada vez más crédito. Pero nada parece alterar a la Bonaerense, cambian las caras pero sigue funcionando el mismo sistema. Hasta los propios integrantes de la fuerza lo reconocen. 

 

2 comentarios de “El denunciante de Pablo Bressi: “No quiero aparecer suicidado””

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *