Showbiz / 26 de febrero de 2017

Este será el Oscar de los actores negros

En 89 ediciones de los Oscar, los actores afroamericanos apenas acumulan 15 estatuillas, muchas de ellas por roles secundarios, donde interpretan papeles de servicio doméstico o a esclavos. Una historia negra que hoy esperan empezar a revertir.

Por

Moonlight, escrita por Barry Jenkins, está basada en la obra "In Moonlight Black Boys Look Blue" de Tarell Alvin McCraney
Moonlight, escrita por Barry Jenkins, está basada en la obra "In Moonlight Black Boys Look Blue" de Tarell Alvin McCraney.

Hay quienes insisten en que estos Oscars son “demasiado negros”. Y que “Talentos Ocultos” (basada en el libro del mismo nombre sobre la matemática negra de la NASA Katherine Johnson) y “Fences” (dirigida y protagonizada por Denzel Washington), ocupan el lugar de otros films como “Paterson”, “Animales nocturnos”, “Todos queremos algo”, o “Sully”.

La inclusión ambas es consecuencia directa de la campaña #OscarsSoWhite del año pasado. La presión mediática sobre los votantes dio resultado, y la adaptación de Fences, una obra de teatro emblemática (premio Pulitzer y Tony en 1985), escrita por un dramaturgo y activista afroamericano (August Wilson, quien se negó en los 80 a que adaptara su obra un director blanco), y producida, dirigida e interpretada por uno de los actores negros más premiados y respetados de Hollywood (Washington), seguramente recibirá una estatuilla.

Seguramenta también habrá estatuillas para “Moonlight”, inobjetable como una de las candidatas de este año: cuenta la vida de un joven negro que crece en uno de los barrios más heavys de Miami, con un narco por mentor. Pero habrá que ver si serán premios importantes, o si la comunidad negra tiene otra vez motivos para sentirse dsicriminada.

Auque este año se sumaron varios votantes negros a la plantilla de 6700 electores, y las nominaciones aparecen más balanceadas, la historia de los negros en los Oscars es justamente negra. La primer premiada de color fue Hattie McDaniel, la Mammy de “Lo que el viento se llevó”, ganadora como Mejor Actriz de reparto en 1939. Somado fue luego el premio a Sidney Potier en 1964 por “Los lirios del valle”. “Ha sido un largo viaje hasta llegar a este momento”, dijo entonces.

Y largo fue el camino para que hubiese otro premiado afroamericano: hasta 1982, cuando lo consiguió Louis Gossett Jr., el sargento de “Reto al destino”. 2001 fue un gran año: se lo dieron a Denzel Washington por “Training day” (ya había ganado a Mejor Actor de Reparto en 1990 por “Tiempos de gloria”, de Edward Zwick) y a Halle Berry por “Monster’s Ball”. Lo mismo pasó en 2007 con Jennifer Hudson (Oscar a la Mejor Actriz de Reparto en 2007 por “Dreamgirls”, de Bill Condon) y Forest Whitaker (Oscar al Mejor Actor Protagonista en 2007 por “El último rey de Escocia”, de Kevin Macdonald).

La lista no es mucho más larga. Entre las mujeres están Whoopi Goldberg (en 1991 por “Ghost”); Mo’Nique (en 2010 por “Precious”); Octavia Spencer (en 2012 por “The Help”); Lupita Nyong’o (2014 por “12 años de esclavitud”). Por los hombres Morgan Freeman (2005 por “Million Dollar Baby”, raro que no tenga otros); Cuba Gooding Jr. (gritando “muestrame el dinero en “Jerry Maguire” en 1997); y Jamie Foxx (en 2005 por “Ray”).

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *