Mundo / 27 de Abril de 2017

El negocio limonero se coló en el encuentro Macri-Trump

El presidente estadounidense dijo estar abierto a revisar la medida que frenó el ingreso de los cítricos del noroeste argentino.

Por

"Estoy respaldando a un hombre que quiere a su pueblo y quiere a su país", dijo Trump de Macri.
"Estoy respaldando a un hombre que quiere a su pueblo y quiere a su país", dijo Trump de Macri.

El presidente estadounidense, Donald Trump, se manifestó hoy abierto a revisar la medida que frenó el ingreso de limones de Argentina.

Sé todo sobre limones. Y créase o no, el negocio del limón es un negocio grande, grande”, declaró Trump a la prensa tras recibir a su homólogo argentino, Mauricio Macri, en el Salón Oval de la Casa Blanca en Washington.

El mandatario aseguró que la administración estadounidense le dará “una muy seria consideración” al tema de los limones, uno de los principales reclamos comerciales de Argentina, junto con el freno a sus exportaciones de biodiésel por una demanda presentada por productores locales. Trump aseguró estar “muy favorablemente dispuesto” a revisar la medida.

Pocos días después de asumir, el Gobierno de Trump anunció el 23 de enero que aplazó la decisión final para admitir el ingreso de limones procedentes de Argentina luego de que un mes antes el Servicio de Inspección de Sanidad Animal y Vegetal del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (APHIS) oficializara esa importación.

La norma que permitía la importación de limón del noroeste argentino fue impulsada en gestiones con el entonces presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y fue paralizada primero por 60 días y prolongada otros dos meses más posteriormente.

Las declaraciones de Trump tuvieron lugar luego de sus elogios a Macri, a quien recibió en visita oficial.

“Me siento muy cómodo respaldándolo porque sé lo que estoy respaldando”, manifestó Trump en el Despacho Oval.

Junto a su mujer, Melania, había recibido antes al mandatario argentino y a su esposa, Juliana Awada, a las puertas de la residencia y sede de Gobierno en Washington en una mañana primaveral.

“Estoy respaldando a un hombre que quiere a su pueblo y quiere a su país”, añadió el republicano.

La de hoy fue la primera reunión de un presidente estadounidense y otro argentino en el Despacho Oval desde 2003, cuando George W. Bush recibió a Néstor Kirchner.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *