Empresas / 29 de junio de 2017

Telefónicas y cableras se alistan para la guerra del cuádruple play

El Gobierno pide mejorar la telefonía celular. Clarín y las telefónicas preparan combos para 2018.

Por

Cual regalo atrasado de Navidad para un puñado de empresas, y a pesar de estar en medio sus vacaciones en Villa La Angostura, el 30 de diciembre de 2016 Mauricio Macri plasmó la firma que dio origen al decreto 1340/2016, mejor conocido como de convergencia plena. Con esto, el Gobierno le allanó el camino a los pesos pesados de las telecomunicaciones para ingresar libremente al mercado del cuádruple play (oferta simultánea de Internet, TV por cable, telefonía fija y móvil) a partir del próximo enero. En cambio, las cableras, como Clarín, ya fueron autorizadas a dar telefonía en 2017, aunque aún no han lanzado su combo cuádruple. Ninguna de las líderes del mercado se anima a tirar la primera piedra publicitaria. El hermetismo y la cautela parecen reinar en un ambiente donde la perspectiva aún es borrosa y las competidoras recelan entre sí. Mientras tanto, el Gobierno intimó esta semana a las operadoras de telefonía celular (Movistar, Claro, Personal y Nextel) a que presenten en 15 días un plan para mejorar su servicio.

Actualmente, la única firma del país que ofrece un servicio de triple play es Telecentro, con paquetes de televisión, Internet y telefonía fija, que van de los 1.098 pesos hasta los 2.896 por mes. Además, tiene la velocidad de navegación más rápida del mercado con 300 megas, ideal para aquellos que prefieren desistir del cable y sólo consumen productos online y servicios como Netflix. El problema es que la cobertura geográfica es bastante más limitada que la de otras empresas.

La firma de Alberto Pierri no respondió si ofrecerá o no en el futuro telefonía móvil. A pesar de no tener una concesión de espectro de frecuencia, la normativa vigente le permitiría funcionar como un operador móvil virtual (OMV), alquilando la cobertura de red de otra empresa.

Esa sería la política contraria a la del Grupo Clarín, que desembolsó más de 800 millones de dólares para la adquisición de Nextel, las licencias para el uso de frecuencias y la infraestructura para la adecuación al 4G. “Vamos a participar obviamente del cuádruple play -aseguran en el grupo de Héctor Magnetto- pero vamos a tardar más que las otras empresas ya que necesitamos tiempo para armar toda la red.” El accionista mayoritario de Cablevisión y Fibertel calcula que hasta septiembre de 2018 se limitará a ofrecer Internet y a seguir liderando el mercado cableoperador, con casi el 40% del share.

Direct TV, que secunda el ranking de televisión de pago, con más de 2,6 millones de clientes (un 30% de los usuarios), prefiere mantenerse al margen del triple y cuádruple play, al menos por el momento. “Nuestra estrategia de diferenciación tiene que ver con la exclusividad de contenidos y la inversión en producciones”, se limitan a declarar en la compañía de la norteamericana AT&T, que recién da sus primeros pasos en la oferta de Internet en Godoy Cruz, Mendoza (con oferta de hasta 100 megas), y en algunas localidades de la provincia de Córdoba y el Gran Buenos Aires (3, 6 o 9 megas y sólo en combo).

Telefónicas. Más abiertas al diálogo, las telefónicas adelantan estrategias. “Nos estamos preparando para ofrecer contenidos audiovisuales en cuanto la regulación lo permita porque sabemos que eso es lo que demandan nuestros clientes”, aseguran en Telecom, grupo líder en telefonía celular, con 19,3 millones de usuarios, que pertenece al mexicano David Martínez, a su vez accionista minoritario de Cablevisión y Fibertel. Por ahora, Telecom dispone de combos de internet (Arnet), telefonía fija y móvil (Personal) desde los 830 pesos, sin cargo de conexión e instalación.

Este año la compañía de Martínez desembolsará 13.000 millones de pesos para continuar potenciando sus redes, como parte de un ambicioso plan de inversiones de 40.000 millones para el trienio 2016/2018. “Seguramente que la competencia se va a intensificar. Nuestro objetivo es el despliegue de la red 4G LTE, el incremento del ancho de banda fija hasta los 100 megas y el desarrollo OIT (siglas en inglés de Internet de las cosas) para que el cliente tenga toda una casa conectada.”

La operadora del mexicano Carlos Slim, Claro, que ofrece telefonía fija, móvil e Internet a más de 21 millones de clientes, adelantó que invertirá unos 400 millones de dólares hasta 2020 en el incremento de sus redes 3G y 4G, además del tendido de fibra óptica para ampliar la cobertura y la capacidad de voz, SMS y datos móviles.

“Hoy en la Argentina conviven cuatro operadoras con carteras de clientes en un mercado muy competitivo. Cualquier apertura o ingreso de un nuevo jugador del sector, cuyo principal desafío será la captación de clientes, hará que cada empresa deba trabajar aún más por marcar su diferencial de servicio”, concluyen la empresa sin siquiera mencionar al cuádruple play.

La española Telefónica, tercera empresa en telefonía fija, móvil (Movistar) e Internet (Speedy), celebra el futuro esquema de convergencia ya que “facilitará una mayor competencia y desarrollo de inversiones”. En la empresa dicen que son “altamente competitivos” en los productos que ofrecen, pero en la Argentina se da la particularidad que operadores de televisión por cable pueden ingresar al universo de las telecomunicaciones desde hace más de 15 años, mientras que hasta hoy los operadores de telecomunicaciones no pueden ingresar en el mundo audiovisual”. En realidad, Clarín no podía dar telefonía por barreras kirchneristas y ahora ya puede, mientras que las telefónicas solo podrán ofrecer TV en 2018 en las ciudades de Buenos Aires, Rosario y Córdoba.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *