#PerfilElectoral / 13 de agosto de 2017

Malestar en el peronismo cordobés por la victoria de Cambiemos

El ex árbitro Héctor Baldassi retendría el primer lugar, imponiéndose  con comodidad sobre Martín Llaryora, vicegobernador de Juan Schiaretti.

Héctor Baldassi ya festeja en el bunker de Cambiemos en Córdoba.
Héctor Baldassi ya festeja en el bunker de Cambiemos en Córdoba.

Cuando aun faltan dos horas para que se difundan los resultados oficiales, en Córdoba, en los bunkers de Cambiemos y de Unión por Córdoba, ya se habla de la victoria de los primeros por un margen de 10 a 12 puntos de diferencia según los boca de urna.

Así, el candidato a diputado de Cambiemos, el ex árbitro Héctor Baldassi, retendría el primer lugar, imponiéndose  con comodidad sobre Martín Llaryora (vicegobernador de Juan Schiaretti).

“Estamos por lo menos unos 5 puntos por debajo de Cambiemos”, decían hace instantes en el predio de Unión por Córdoba, el partido del actual gobernador.  “La campaña empieza hoy y tenemos toda la fuerza para llevarla adelante”, explicó el mismo dirigente transmitiendo tranquilidad.

“Con este resultado estaríamos logrando tres bancas”, dicen en la fuerza, los mismo tres lugares que ponían en juego en la Cámara de Diputados (en Córdoba no se vota para senadores en esta instancia).

Las mismas fuentes reconocían de todos modos que la estrategia de despegarse del gobierno fue tardía (el gobernador y el presidente son amigos), y que eso posibilitó que, como en 2015, buena parte del electorado apoyara al partido de Mauricio Macri.

“Nunca le pudimos explicar a la gente que la elección no era contra Cristina, cuando salíamos a militar la gente nos decía ‘yo voto a Macri para que no vuelva CFK'”, dice alguien cercano a Schiaretti.

El presidente tiene una muy buena imagen en Córdoba, incluso superior al 55 que marca en Buenos Aires. Esa dicen, sería otra de las razones del ya vaticinado triunfo de Cambiemos en la provincia. El gobernador reconoció pasadas las 19:30 la victoria de Cambiemos.