Política / 18 de agosto de 2017

“No nos corran con lo de los curas pedófilos”, desafía el enemigo del Papa

El polémico Héctor Aguer, arzobispo de La Plata, volvió a tirar filosas declaraciones. La autoridad de la Iglesia y el problema por los abusos de menores. ¿Críticas a Lanata?

Viejos son los trapos. A menos de un año del fin de su carrera eclesiástica, Héctor Aguer, arzobispo de La Plata, volvió a prender el ventilador y dejó polémicas declaraciones que trajeron repercusiones. El viejo adversario del Papa Francisco, con el que tiene profundas diferencias religiosas, se despachó esta vez contra los que critican a la histórica institución por los crímenes que varios de sus miembros cometieron. “No nos vengan a correr con la vaina de los curas pedófilos, porque la Iglesia tiene la autoridad que siempre tuvo y puede con toda dignidad seguir diciendo lo que dice”, aseguró Aguer, en su columna semanal de Canal 9.

“Últimamente he observado que mucha gente le niega autoridad moral a la Iglesia, por ejemplo, por hacer alguna crítica de las costumbres y dicen: ‘En la Iglesia lo que tendrían que resolver es su problema’ porque ‘todos los curas son pedófilos'”, dijo Aguer, en lo que muchos entendieron una respuesta a los dichos del periodista Jorge Lanata -que, en un cruce contra el dirigente Juan Grabois, cercano al Papa, le espetó que “la Iglesia no puede hablar de menores porque se los cogen”-.  “Sin duda hubo sacerdotes pedófilos que cometieron esos crímenes abominables. Lo que no suele decirse es que existe un protocolo de la Iglesia, muy severo, por el cual se los juzga y se los castiga, independientemente de la suerte corrida por los culpables en los juicios penales entablados en tribunales seculares”.

El arzobispo también se amparó en sus propias estadísticas. “¿Qué porcentaje de los abusos que se conocen y se judicializan son cometidos por sacerdotes? ¿Llegará al 1 por ciento? Estoy seguro de que es incluso menor. ¿Dónde ocurre por lo general ese crimen? Ocurre en el entorno familiar, si se puede llamar familiar; lo que ya no es familia, donde el hecho aberrante lo produce el padrastro del chico o la chica, o la expareja de la madre y hasta hemos escuchado que es el papá de la criatura o el hermano mayor o el primo o el vecino de al lado. No los curas. Si se toman en cuenta las estadística eso queda bien claro”.

“Pero lo cierto es que se va creando una especie de ficción que se hace general y surge la frase: ‘Todos los curas son abusadores’. No es así. Esto no significa que no reconozca que en la Iglesia hay santos y pecadores y que esto ha ocurrido desde el principio. Ciertamente existen casos en la Iglesia de algunos curas abusadores. Pero ¡cuidado, son algunos! no todos los curas son abusadores. ¿Y cómo se arregla eso? Se arregla con las medidas que la Iglesia toma, que como dije son muy severas, pero el mal no se va a desarraigar por completo ni de la sociedad, ni de la misma Iglesia”, concluyó el religioso.

En esta nota: , , ,