Restaurantes / 25 de agosto de 2017

Chila, abierto a los sentidos

Hay tres menúes-degustación de siete pasos, uno de ellos vegetariano, que se cambia todos los meses. Los langostinos nunca faltan.

Por

En un video que se produjo a modo de “relanzamiento”, el dueño de Chila (y Le Grill), Andrés Porcel, rompe con una masa la pared que lo separa de la cocina del restaurante. Se descubre un espacio impoluto, donde una brigada de cocineros empuña herramientas como de cirugía, usa sopletes, manipula productos exóticos, hace mutar ingredientes en aceite y termina los platos combinando colores y formas, como en objetos escultóricos. También en la realidad todo esto está a la vista: en esta nueva etapa, Chila expuso aún más su cocina. Es lo primero que se ve al entrar, y se la sigue viendo en cada paso que conduce al salón. Será “comida difícil” pero no hay secretos.

El chef a cargo de esta cocina abierta es el mendocino Pedro Bargero, un chef muy joven de cuyo talento se viene hablando hace rato. Una de sus primeras pasantías fue en la cocina de Chila, y años más tarde volvió como jefe de cocina Soledad Nardelli. En el medio trabajó, entre otros, en Mirazur (Francia), DOM (San Paolo), con David Toutain en Paris y siguió por Bélgica, Copenhague, Londres y Moscú. Al regresar como chef ejecutivo de Chila, Bargero aplicó toda la técnica aprendida a los productos de nuestro país sin prejuicios a la hora de combinar sabores y texturas. Algunos ejemplos son el cabrito con piel de pescado crocante y batata, el caldo de malezas del norte sobre maíz mote inflado y mollejas, y el glorioso helado de hongos de pino con cacao puro.

Hay tres menúes-degustación de siete pasos, uno de ellos vegetariano, que se cambia todos los meses. Nunca faltan los productos emblemáticos de nuestro país, como los langostinos (apenas cocidos, para sentir bien su textura y sabor), el ojo de bife madurado (terminado en kamado, entre una parrilla y un horno de barro de origen japonés), la merluza negra y el pulpo.

Le recomendamos elegir la degustación con maridaje de vinos. Conocerá vinos únicos de nuestro país (y un ocasional extranjero) que harán que la experiencia sea aún más inolvidable. Imprescindible reservar una mesa junto al canal.

Alicia Moreau de Justo 1160, Puerto Madero. 4343-6067. Cocina contemporánea. De martes a domingo de 20 a 23. Reservas. Valet Parking. Tarjetas. Menú Degustación 7 pasos: $ 1.900. Con vino: $ 2.300. Con vinos de alta gama: $ 2.600.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *