Vida Gourmet / 23 de septiembre de 2017

Los mejores lugares de Buenos Aires para tomar vino

Lo dionisíaco, lo gourmet y lo cool se combinan en estos bares que lograron que tomar un vino sea una propuesta más de salida en Buenos Aires.

Instalar al vino como una bebida que también se pida en las barras fue uno de las premisas con las que Trova abrió sus puertas, en pleno barrio de Palermo.

Al pan, pan. ¿Y al vino? Buenos Aires tiene cada vez más propuestas de bares y restaurantes a los que ir a disfrutar de esta bebida. Irse de copas (de vino) ya no es sinónimo de una formal cena para dos. Porque ya son muchos los lugares que reconvirtieron la propuesta y la instalaron como uno de los planes más cool para hacer en la city. A continuación, cinco recomendados.

 

TROVA: Juventud + Divino tesoro

“Diría que Trova es el único bar de vinos que es realmente un bar”, dispara Alejandro Verbistky Russo, sommelier y dueño del lugar. Y ese sería el principal diferencial de este wine bar al que asisten hasta 400 personas los viernes. “Creo que en Buenos Aires todavía faltan muchos lugares que acompañen al vino con una buena propuesta. Todavía está instalado el mito de que la gente joven no toma vino, y no es así. Hay consumidor y hay producto, lo que falta es el ambiente”, sostiene Verbistky.

Una carta de más de 200 etiquetas, de las que 25 se ofrecen por copa y rotan cada semana, forman parte del recorrido que ofrece Trova, que siempre los marida con “muy buena música”. Tan adaptado está al público joven que, incluso, el lugar incursiona en tragos hechos con vino. “Mis recomendados son el Caipiwine, que lleva lima, azúcar y en lugar de vodka o cachaça se prepara con vino y un toque de jugo de naranja; o un buen trago Jameson con menta y vino blanco”, sugiere el sommelier. ¿Cómo acompañarlo? En Trova será con tapas estilo mediterráneo: pinchos de langostinos, jamón de parma, mejillones alioli, burrata, entre otros.

 

Trova: Honduras 5903. Tel: 4774-6727. Abierto de 18 a 01 de la madrugada.

 

M SALUMERÍA: Por el mundo

“El cliente de Salumería es un entendido”, define Mariana Torta, al tipo de consumidor que visita este mini restó (no caben más de 25 personas). Sommelier desde hace más de 15 años, Torta es la encargada de hacer la selección de vinos de la carta, a partir de degustaciones que hace por todas partes del mundo. “Somos un Wine Bar por copa que ofrece etiquetas de Argentina, Alemania, Italia, España, Sudáfrica, Nueva Zelanda, Estados Unidos, Chile y Uruguay, entre otros destinos”, dice la sommelier, directamente desde Italia, en donde actualmente realiza uno de sus viajes de exploración. Las casi 250 etiquetas que forman parte de la carta son todos hallazgos. “Tenemos gente que viene cuatro veces por semana a ver qué hay”, asegura.

¿Los últimos descubrimientos? “Por suerte los argentinos están aprendiendo a tomar cada vez más vino blanco. El consumidor solía creer que estos eran de una calidad inferior y la verdad es que hay cosas excelentes. Lo mismo con los vinos naranjas, que de a poco empiezan a introducirse al mercado”, comenta la sommelier que también arma la carta de vinos de restaurantes como Sudestada, Café San Juan y Gran Dabang.

Todo lo internacional que tiene la carta de vinos, se vuelve nacional-nacionalísimo en la gastronomía: en Salumería, el vino se acompaña de morcilla, chorizo, jamón crudo, mortadela y quesos traídos directamente de productores de Tandil y Roque Pérez.

 

M Salumería: El Salvador 5777. Tel: 4778-0655. Abierto de 12 a 21.

 

WINE STORE LA RIOJANA: Picada con torrtontés

Puerto Madero también tiene su parada exclusiva . El Wine Store de Bodegas La Riojana abre de lunes a viernes de 9 a 21 y los sábados de 9 a 13. Un ambiente cálido -mitad restaurante, mitad cava- en donde, si bien se pueden degustar todas las variedades de la bodega, habrá que detenerse en el torrontés. “Nuestra cepa emblema nos da como resultado un vino sumamente frutado y fresco, que en el Wine Store sugerimos acompañar de una picada de queso simple, jamón cocido y aceitunas sin especias. Es importante que sean sabores suaves para que el vino se deje apreciar”, sugiere Paula Jareño, sommelier del lugar. Las picadas maridadas con las diferentes variedades típicas argentinas son la especialidad en este restaurante, con un perfil clásico y bien ejecutivo, recomendado para un almuerzo de cortesía o una reunión de trabajo.

 

ALDO´S: La joyita de San Telmo

Es todo lo cool y todo lo pro que se puede pedir. Primero, porque está dirigido por Aldo Graziani, uno de los sommeliers más destacados de la escena local; segundo, porque cuenta con más de 600 etiquetas y tercero porque la gastronomía está a cargo de otro reconocido: Maximiliano Matsumoto.

Aldo´s es un bar bien clásico ubicado en pleno San Telmo en donde, los días martes, se puede disfrutar de catas y degustaciones y en la que, cualquier otro dia, se puede ir a descubrir cuáles son “los destacados”. Estos últimos: etiquetas difíciles de encontrar o bien “los favoritos” de Graziani. El vino por copa puede pedirse en tres medidas: 75 cm3, 150 cm3 y 250 cm3.

 

Aldo´s: Moreno 372, Monserrat. Reservas: 5291-2380

 

BAR DU MARCHE: Un pedazo de Francia en Palermo

Para variar, está el Bar Du Marche. Es que su carta ofrece hasta 50 posibilidades distintas de vino para tomar en copa. Se trata de un restó bien palermitano con una carta que expone vinos de Italia, Francia, España, Estados Unidos, Sudáfrica, Nueva Zelanda y la Argentina. Su gastronomía es bien a la francesa, con baguettes y los famosos “Oeufs”, pero más a la francesa es su onda. Todo en este lugar remite al país europeo.

Aunque a la vista no lo parece, Bar du Marché esconde algunos secretos, siendo el primero, sus etiquetas: figuran algunas de los hermanos Michelini, de Zaha, Yacochuya y de Matías Riccitelli. Pero si se levanta la vista de la carta, aparece algún que otro más. En el piso de arriba, Omakase, un restaurante a puertas cerradas en el que se puede comer un sushi delicioso. “Un lugar de paso para quedarse. Un lugar de amigos. 50 vinos por copa y un secreto. Un lugar secreto”, dicen.

 

Bar du Marché: Nicaragua 5946. Reservas: 4778-1050

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *