Mundo / 1 de octubre de 2017

Nueva guerra civil española por el referéndum en Cataluña

La consulta plantea un escenario imprevisible y abre la peor crisis institucional de las últimas décadas en el país, además de un inesperado foco de inestabilidad en Europa.

Por

El Gobierno catalán denunció 337 heridos en choques con la Policía
El Gobierno catalán denunció 337 heridos en choques con la Policía

La violenta actuación de la policía para impedir a los catalanes votar en el referéndum de independencia de la provincia española, dejó hoy 337 heridos, según el portavoz del Gobierno catalán, Jordi Turull. Las imágenes de la represión fueron virales y probaron el accionar desmedido de la policía, que también acusó ataques.

El vocero catalán pidió a los heridos que denuncien los incidentes ante los Mossos d’Esquadra, la Policía autonómica de Cataluña. El responsable de Exteriores de la región, Raül Romeva, anunció que el Gobierno catalán “iniciará contactos con la Unión Europea (UE) por vulneración de derechos fundamentales”.

La Policía enviada desde Madrid tenía orden de impedir que se votara en la consulta, suspendida por el Tribunal Constitucional y considerada ilegal por el Gobierno central de Mariano Rajoy.

La intervención de los agentes en los colegios electorales provocó incidentes desde los primeros minutos de la votación. Luego se registraron choques en Barcelona y otros puntos de Cataluña. El jefe del Gobierno regional de Cataluña, Carles Puigdemont, acusó a las fuerzas de seguridad españolas de “brutalidad” y “violencia injustificada”.

“Es una acción injustificada e injustificable”, dijo. “Ante la violencia injustificada, las porras, las balas de goma… urnas, papeletas y colegios, la imagen del estado exterior ha llegado a unas cuotas de vergüenza que le acompará para siempre”, añadió.

“Nos vemos obligados a hacer lo que no queríamos hacer”, contestó el delegado del Gobierno español en Cataluña, Enric Millo. También el Ministerio del Interior, Juan Ignacio Zoido, justificó la actuación policial: “La Policía retira urnas para hacer cumplir el mandato judicial y la legalidad ante el referéndum ilegal” .

 

“No estamos ante un referéndum que pueda tener resultados vinculantes. Es un simulacro de votación. Así que pedimos el cese inmediato de los intentos de evitar la votación”, sostuvo Miquel Iceta, líder del Partido Socialista en Cataluña (PSC).

Iceta atribuyó los incidentes entre votantes y policías que dejaron al menos 38 heridos a “la incapacidad para el diálogo del Gobierno catalán de Carles Puigdemont y del Gobierno español de Mariano Rajoy” y a “la decisión temeraria de la mayoría parlamentaria independentista de celebrar un referéndum ilegal”.

“Hacemos un llamamiento a la calma y la seguridad”, reclamó Iceta en la primera reacción de los socialistas a la tensa jornada en Cataluña. “Emplazamos a todas las instituciones a un diálogo sincero”. Si no son capaces de ello, Iceta planteó la necesidad de elecciones anticipadas tanto en España como en Cataluña.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *