Política / 16 de octubre de 2017

Intendentes en fuga: qué funcionarios piensan pegar el salto post octubre

Provenientes del peronismo, algunos han sido candidatos y hasta altos funcionarios de los años kirchneristas. Las garrochas más notorias.

Por |

Hay varios intendentes que pican en punta para la fuga post octubre. El caso de Marisa Fassi, intendenta de Cañuelas, es uno: hasta el comienzo de la campaña se cansó de tirarle flores a Vidal. “La respeto mucho, es una mujer de trabajo. Atendió a todos nuestros pedidos”, dijo. Fassi, quien recibió $ 80 millones para obras de gas, hasta le regaló una pelota a Vidal para que se la dé a su hijo. Las reuniones entre ellas eran constantes. Otro apuntado es el de Marcos Paz, Ricardo Curutchet, que ha dicho en público que Vidal “tiene una mirada inteligente” y que ostentó, antes del comienzo de la campaña, una selfie con Gladys González.

Hay otros dos intendentes que jamás terminaron de cerrar en el círculo K. Son Martín Insaurralde, de Lomas de Zamora, y el recién incorporado, Juan Zabaleta, de Hurlingham. El primero coqueteó con Massa, fundó el Grupo Esmeralda con otros intendentes no K, amagó con ir con Randazzo hasta último momento y días atrás se mostró en un teatro porteño junto al intendente PRO de Lanús, Néstor Grindetti. Al otro le desconfían el timing político.

Al que CFK no le perdona el pase, todavía, es a Alejandro Granados, intendente de Ezeiza y ex funcionario del gabinete sciolista. El peronista ya no oculta sus simpatías con Cambiemos. “Nosotros vamos a seguir trabajando y poniéndole el cuerpo a la campaña”, le dice a NOTICIAS el intendente de Moreno, Walter Festa, minimizando los posibles pases después de octubre.

 

 
Archivado en:

6 comentarios de “Intendentes en fuga: qué funcionarios piensan pegar el salto post octubre”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *