Mundo / 1 de noviembre de 2017

Presidenciales: Putin se mide con ex modelo

La Paris Hilton rusa es la principal rival del zar que mantiene el poder desde el 2000.

Por

La campaña presidencial rusa se volvió noticia esta semana con el anuncio de la candidatura de Ksenia Sobchak, famosa presentadora de televisión y celebridad de la noche moscovita. Conocida como “la Paris Hilton rusa”, Sobchak, de 35 años, quiere ser una de las rivales de Vladimir Putin, actual presidente y casi seguro candidato a la reelección, en las elecciones de marzo próximo. Algo que la oposición consideró una distracción para instalar una línea colectora que agrupe votos femeninos y otorgue legitimidad a los próximos comicios: Putin, con más poder que un zar, marca el rumbo de Rusia desde el año 2000.

Sobrina

La joven Sobchak marca sus virtudes como “primera mujer candidata en 14 años”, un punto que subraya en un video grabado -a lo Matías Tombolini- en una cocina.

Y promete ser un “altavoz” para quienes están hartos de las mentiras, el robo y la corrupción de sus líderes. Sin embargo, es hija de Anatoli Sobchak, ex alcalde de San Petersburgo entre 1991 y 1996, y curiosamente jefe entonces de Vladimir Putin, que ejercía como vicealcalde de la segunda ciudad más importante del país. Una relación de amistad más allá de la coyuntura política: fue Putin quien organizó su escape al extranjero cuando Sobchak, acusado por la oposición de irregularidades en el ayuntamiento, debió dejar el cargo. Y luego fue Sobchak quien impulsó la candidatura presidencial de su pupilo en 2000: falleció en plena campaña en la provincia de Kalinigrado de un -sospechoso- ataque al corazón.
Putin por su parte cuenta que meció en sus brazos a Ksenia cuando era una niña. Y aunque algunas voces aseguran que el presidente es su padrino, ella siempre lo ha negado. Incluso ella sugiere que a Putin su candidatura “no lo puso feliz”, e insiste haber sido crítica de algunas de sus decisiones como periodista, como cuando le preguntó en una conferencia de prensa por el controvertido líder checheno Ramzan Kadyrov, condecorado por Putin con la medalla de Héroe de la Federación Rusa.

Sin embargo, esa no es la versión oficial. El Kremlin dio la bienvenida a la candidatura de Sobchak: “Ksenia tiene mucho talento y ha adquirido experiencia en distintos campos en los últimos años”, dijo con una sonrisa el jefe de prensa de Putin, Dmitri Peskov.

Oposición

La postulación de Sobchak fue duramente criticada por el líder opositor Alexei Navalny, un popular bloguero a quien se prohibió concurrir a las elecciones hasta 2028 por sus antecedentes penales. Navalny -que cumple una condena de 20 días de cárcel por su papel en la organización de las protestas recientes- le pidió a la conductora que no se presentara a las elecciones de 2018 ante el riesgo de dividir el voto de la oposición. “Muchos llaman a boicotear estas elecciones. Claro, qué sentido tiene acudir a votar si los candidatos en pugna nos tienen ya hartos, y los que lo son de verdad no les dejan presentarse”, señaló la licenciada en Relaciones Internacionales y presentadora de los realities más famosos del país. Sobchak reconoció que era una candidata “poco convencional”, y aseguró apoyar a Navalny y Boris Nemtsov, asesinado en 2015 durante una protesta por las irregularidades en las elecciones legislativas y presidenciales de 2011 y 2012.

Pero Navalny no se convenció, y acusó a la ex modelo de ser “un títere del Kremlin, un hazmerreir liberal y una caricatura de la oposición”, presentada para “otorgar legitimidad a una farsa de elecciones”. Y la descalificó al tildarla como “una celebridad del mundo del espectáculo, que solo busca más likes y seguidores en las redes sociales”.

Sobchak negó ser una candidata introducida solo para arruinar las posibilidades de otros, asegurando que renunciará si al propio Navalny se le permite postularse para la presidencia. Sin embargo, ese escenario parece muy poco probable.

Rivales

Desde hace tiempo, Putin ha eliminado a todos sus contendientes políticos. Incluso, quienes marcharon hace poco para protestar en el día del cumpleaños del nuevo zar ruso resultaron detenidos. En la ciudad natal de Putin, San Petersburgo, las fuerzas de seguridad actuaron duramente contra la marcha que “no contaba con autorización”, y según informó el diario “Novaya Gaseta”, fueron detenidas al menos cien personas. Aunque según el portal OVD-Info, la cifra de detenidos en todo el país superó los 260: en Moscú se produjeron también decenas de detenciones. “¡Rusia sin Putin!” y “Libertad para Navalny”, gritaban los manifestantes en apoyo al bloguero anticorrupción de 41 años.

Putin, por su parte, cumplió 65 años pero asegura tener “energía para rato”.

En el poder desde 2000, entre 2008 y 2012 fue jefe de Gobierno de Dmitri Medvédev, su candidato a la presidencia cuando no pudo renovar para un tercer mandato. Pero hoy ese escollo constitucional ya no existe.

Campaña

La campaña electoral de Rusia comenzará oficialmente en diciembre, cuando se espera que los partidos políticos celebren congresos para elegir a sus candidatos. Un ciudadano ruso no respaldado por un partido político tiene derecho a registrarse como candidato presidencial independiente siempre que reúna al menos 300.000 firmas de apoyo. Sobchak dijo que anunciaría a su equipo y detallaría su programa electoral en una conferencia de prensa la semana próxima.

Actualmente, es la editora jefe de la revista L’Officiel, presentadora en el canal de televisión independiente Rain, columnista y celebridad conocida en todo el país. Y según Forbes, gana US$2.1 millones cada año. En 2004 le llegó su gran éxito al comenzar a presentar “Dom-2”, un reality similar a “Gran Hermano” en el que jóvenes discutían constantemente sobre amor, relaciones y sexo: uno de los espacios más populares y duraderos en la televisión rusa, hasta el punto de que según sociólogos, casi el 100% de los rusos saben quién es Sobchak.

Al comienzo del milenio, sin embargo, Ksenia Sobchak era casi únicamente reconocida por su presencia en fiestas de la élite rusa: fue durante años una de las estrellas del “jet set” de Moscú. Su vida de lujo entre la clase alta del país la llevó incluso a protagonizar su propio docu-reality, en el que aparecía acudiendo a discotecas o semidesnuda en una bañera con espuma.

 

3 comentarios de “Presidenciales: Putin se mide con ex modelo”

  1. Es muy sencillo. Putin Tiene el 80 % de apoyo en Rusia. Multiplico por 10 el PBI ruso y revirtio decadencia Rusa de la epoca cuando tenia buenas relaciones con occidente. Rusia ahora es potencia como demostro en Siria. Eso por supuesto no gusta oa occidenrte que buscaba triunfo del ISIS en Siria para el derrocamiento de Assad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *