Sociedad / 23 de diciembre de 2017

Encuesta 2017: los 100 personajes más influyentes para los argentinos

Nueva edición del sondeo que publica NOTICIAS sobre los personajes que definen la realidad nacional. Consolidación PRO y la resistencia de CFK. Presos y muertes.

Por

Mauricio Macri ocupa el puesto 1.

En un 2017 en el que prácticamente el país se vistió de amarillo tras las elecciones legislativas de octubre, que el podio de los 100 más influyentes del año sea enteramente de Cambiemos tiene su lógica. Eso sí, de los tres de arriba hay dos amarillos puros, el presidente Mauricio Macri (puesto 1) y la gobernadora de Buenos Aires María Eugenia Vidal (3º). Y un personaje del mismo color, pero que a veces destiñe: Elisa “Lilita” Carrió (2º). La diputada está para ser el manto de pureza anticorrupción que cualquier gobierno necesita, pero es un arma de doble filo: suele oponerse a la gestión M en forma más asidua que la que cualquier oficialista esperaría.

Carrió, que este año fue elegida con más del 50% de los votos en Capital Federal, es el faro que custodia al macrismo desde adentro. Tanto, que ni siquiera los deja solos en la encuesta que realiza cada año, desde 1995, la consultora Giacobbe y Asociados en exclusiva para NOTICIAS.

Detrás del tridente macrista, que repite ubicaciones con respecto al 2016, se ubica el primer periodista de la lista. Un actor fundamental para que Cambiemos haya ganado las elecciones: Jorge Lanata. Con su programa de televisión, se convirtió en la imagen del opositor a Cristina Fernández a quien, vaya paradoja, precede en el ranking.
La ex presidenta fue la número 1 de este trabajo desde el 2010, año en que murió Néstor Kirchner, hasta que abandonó el Gobierno.

Desde allí le delegó abruptamente el lugar a Mauricio Macri, pero lo persigue siempre de cerca: no cayó nunca del top ten. Y eso conlleva otra curiosidad: desde que arrancó la gestión de Cambiemos, en vez de ir desbarrancando de la lista, Cristina la sigue escalando. En el 2015 estuvo novena, en el 2016 sexta y ahora quinta. ¿Un llamado de atención para Macri? Parece difícil.

Eso sí, Cristina, fiel a su estilo, está sola en la lista de influyentes. Casi no aparecen otros ex funcionario K que la acompañen. Están, varios peldaños por debajo, algunos de los periodistas más identificados con el kirchnerismo como Víctor Hugo Morales (puesto 30) y Roberto Navarro (37º).

En la mitad de la tabla se encuentra el ex presidente Néstor Kirchner y número 74, la intendenta del partido de La Matanza, Verónica Magario, regenta de uno de los pocos bastiones K que el Gobierno no puede conquistar aún. Y que fiel a la máxima del emperador romano Julio Cesar, “divide y reinarás”, de vez en cuando Vidal amenaza con separar en cuatro distritos.

El ex aliado Miguel Ángel Pichetto, que desde su presidencia de bloque en el Senado supo acompañar el proyecto nacional y popular, es hoy uno de los acérrimos ideólogos del aislamiento a Cristina: su premisa es que el PJ debe rearmarse sin ella. Y al levantar el perfil se colocó en un lugar de privilegio: está en el puesto 13, tras escalar 41 peldaños con respecto al 2016. Un ascenso monumental, más aún teniendo en cuenta que durante el kirchnerismo no estuvo nunca entre los 100 más influyentes.

Entre el puesto 6 y el 10 hay una muestra ecléctica del país. Un Papa (Francisco), un político (el jefe de Gabinete Marcos Peña), una legendaria conductora de tevé (Mirtha Legrand), un futbolista (Lionel Messi) y un prócer (José de San Martín). Todos en el mismo lodo.

Presos K y política M. La defensa ya se convirtió en muletilla. No importa cuál sea el caso por el que están procesados: una vez que les cae la prisión preventiva, la primera reacción de un ex funcionario kirchnerista es considerarse un “preso político”. Es el manual de estilo.

Y, sin embargo, del abundante plantel de detenidos K que se dividen entre los pabellones de Ezeiza y Marcos Paz, no hubo demasiadas muestras de influencia, al menos en este trabajo. Apenas dos kirchneristas presos aparecen en el ranking: la dirigente social jujeña, líder de la Tupac Amaru, Milagro Sala (86) y el ex vice Amado Boudou (93).

Con respecto a las elecciones legislativas de octubre en las que el macrismo terminó de hacer pie, un dato evidencia cuál fue la estrategia para derrotar a Cristina Kirchner en la provincia de Buenos Aires. Esteban Bullrich, el líder de la lista de senadores, y Graciela Ocaña, quien encabezó la de diputados, no subieron ni un puesto en su año estelar. Por el contrario, bajaron escalones. El ex ministro de Educación pasó del lugar 43 en el 2016 al 54 en el 2017. La ex legisladora (la mujer que más votos consiguió en estos sufragios), bajó del 49 al 57. ¿Quién ganó entonces? Quizás lo explique el tercer puesto de Vidal en este ranking. Y la estrategia de que “el candidato es el equipo”, algo que solían repetir como loros en Cambiemos.

A propósito, el estratega también tiene su lugar en la lista. Jaime Durán Barba está en el puesto 29, su mejor ubicación desde que aparece en este ranking. El gurú de Macri suele subir peldaños en los años electorales y bajarlos en los de transición.

A medio camino de la gestión PRO, con un final de año en el que la violencia llegó al Congreso, la nostalgia fue uno de los puntos fuertes de la composición del ranking. Al ya nombrado San Martín lo acompañan Raúl Alfonsín (puesto 11), Manuel Belgrano (15), Juan Domingo Perón (18), Domingo Faustino Sarmiento (22), Arturo Illia (32) y Eva Perón (33). Los próceres conforman uno de los subgrupos más profusos.

Grieta abierta. Los formadores de opinión son un clásico a la hora de que los electores voten a los personajes más influyentes. Y los hay desde ambos lados de la grieta: Jorge Lanata, en el puesto 4, Marcelo Longobardi (19º) y Alfredo Leuco (28º) son los primeros tres. Pero a ellos los siguen Víctor Hugo Morales (30º) y el siempre polémico Roberto Navarro (37º), ambos echados del único reducto kirchnerista que quedaba en la televisión, C5N.

Lanata es, de hecho, uno de los cuatro personajes que nunca abandonaron el ranking desde su primera confección, en 1995. Los otros son: Mauricio Macri, Diego Maradona (16) y Susana Giménez (92). Influyentes desde hace 22 años.

Los dos protagonistas que, con sus muertes, más abonaron a la grieta también tuvieron sus votos. El fiscal Alberto Nisman, cuya denuncia sobre el encubrimiento a Irán provocó la prisión de varios kirchneristas y el pedido de desafuero de Cristina, quedó en el puesto 79. La peor ubicación desde su fallecimiento, en el 2015. Por su parte, la desaparición de Santiago Maldonado tuvo en vilo al país por 77 días. El artesano que protestaba junto a un grupo de mapuches habría muerto por hipotermia, cuando intentó cruzar el río Chubut. Los pedidos por su aparición y luego por justicia se transformaron en banderas políticas para sectores de la oposición. El caso Maldonado provocó un tembladeral en el Gobierno, aunque no se llevó puesto a ninguno de los funcionarios que se vieron involucrados en los hechos. Por eso fue votado como uno de los más influyentes del año y quedó en el escalón 90.

A mitad de la primera gestión de Cambiemos, los funcionarios del Gobierno doblaron a la oposición, desarmada y dispersa. Muchos de los dirigentes peronistas que intentan buscar una renovación no aparecieron en la lista: sólo Pichetto y Sergio Massa. Mientras tanto, Cristina se mantuvo cerca de Macri en el ranking, en una temporada muy agitada.

 

Comentarios de “Encuesta 2017: los 100 personajes más influyentes para los argentinos”

  1. MUESTRAN UNA VEZ MAS DONDE VIVIMOS Y A DONDE VAMOS…A UN TERRITORIO TRIBUTARIO.- LA NACIÓN QUEDÓ EN LOS LIBROS DE HISTORIA.- DYPOM – MDN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *