Política / 13 de marzo de 2018

Emma Bonino, la “amiga” abortista del Papa Francisco

La mujer que hoy tiene 69 años, fue una de las dirigentes de la izquierda más reconocidas y uno de los bastiones para abrir camino a la ley de aborto que fue promovida en 1978 en Italia.

Por

Hace 40 años, Emma Bonino inició una lucha en Italia. La mujer que hoy tiene 69 años, fue una de las dirigentes de la izquierda más reconocidas y uno de los bastiones para abrir camino a la ley de aborto que fue promovida en 1978. Una fotografía suya ayudando en una intervención a una mujer embarazada provocó una revolución en los años ’70.

Bonino, aquella rebelde anticlerical, es hoy amiga del Papa Francisco: la relación salió a la luz en el 2015, cuando el Papa la llamó para hablar de sus problemas de salud. La mujer, que en la actualidad es senadora y antes fue ministra de Asuntos Exteriores, padecía cáncer de pulmón. Aquel llamado de Francisco fue toda una sorpresa, según ella declaró: “Fue una conversación muy afectuosa”, dijo sobre el Sumo Pontífice.

En enero del 2018 se encontraron: Francisco recibió elogios de la mujer “por haber cambiado el tono de la Iglesia”. Él los devolvió: “Es una de las grandes de Italia hoy en día”. Una amistad que pocos pueden entender.

 

4 comentarios de “Emma Bonino, la “amiga” abortista del Papa Francisco”

  1. Sr: Rubén Jorge, estoy muy de acuerdo con usted. En los últimos tiempos el anticristo se sentará en el sillón de Pedro. El enemigo anda como león rugiente , viendo a quien devorar.

  2. Ese es el punto, nadie puede entender esa amistad; dicho de otro modo, es una amistad, no una relación por conveniencia, o alianza de intereses comunes.
    Bergolio ha demostrado la flexibilidad de un Pastor, aconseja pero no juzga,su deber es convencer con amor, no con poder; todo un cambio que se nota desde que se fue de BsAs.

  3. Lo que pasa es que el Papa, al tener y recibir como amigos a Bonino, a Gravois y muchos otros conocidos abortistas y marxistas, lleva a la práctica lo que enseña la Palabra de Dios (2 Jn 1:9-11):

    “Todo el que se desvía y no permanece en la enseñanza de Cristo, no tiene a Dios; el que permanece en la enseñanza tiene tanto al Padre como al Hijo. Si alguno viene a vosotros y no trae esta enseñanza, no lo recibáis en casa, ni lo saludéis, pues el que lo saluda participa en sus malas obras”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *