Sociedad / 26 de marzo de 2018

Macriabortismo: los diputados oficialistas a favor de la despenalización

El martes 20 la Cámara de Diputados comenzó a discutir cuatro proyectos. A pesar de que la mayoría de los principales referentes de Cambiemos se manifestó en contra, se le dio libertad de acción a los diputados.

Por

El martes 20, la Cámara de Diputados comenzó a discutir al menos cuatro proyectos sobre la despenalización del aborto. Más de cien diputados pertenecientes a cuatro comisiones de la Cámara baja se reunieron en un plenario que dio el puntapié inicial a que sea tratado en el recinto la despenalización que divide las aguas.

Pero mientras varios sectores opositores tildan el debate de oportunismo político de Cambiemos, los diputados oficialistas se encuentran en la disyuntiva de legislar en torno a un tema en el que sus principales referentes políticos, incluido el Presidente, ya fijaron una postura contraria.

Antes del debate de las comisiones parlamentarias, cada presidente de bloque dio libertad de acción a sus diputados, lo cual significó un alivio para los diputados de Cambiemos que ya adelantaron su voto a favor de la despenalización.

Cuando en febrero se presentó la solicitada a favor del tratamiento de la ley en el recinto, sólo 11 de los 106 diputados del interbloque Cambiemos la firmaron: los macristas Samanta Acerenza, Juan Carlos “Cali” Villalonga, Marcelo Wechsler y Sergio Wisky; y los radicales Brenda Austin, Ana Carrizo, Karina Banfi, Alejandro Echegaray, Olga Rista, Miguel Bazze y Alejandra Martínez.

 

Lea también:
– Macri, el primer presidente argentino en hablar de aborto en el Congreso
– Radiografía del aborto: los números en la Argentina y en el mundo
– Aborto: el último tabú de los argentinos

 

Pero a ellos pronto se sumaron otros. De hecho, los votos del oficialismo a favor superarían los 20, incluyendo algunos legisladores de perfil destacado como Fernando Iglesias y Graciela Ocaña.

De todos modos, no son ellos los oficialistas más compenetrados con la causa, sino que ese rol recae en Josefina Mendoza, la diputada más joven de la historia. “Hace años acompaño la lucha de la campaña nacional por el aborto seguro, legal y gratuito. Ahora me toca acompañar con mayor responsabilidad, ayudando a generar herramientas para que este tema se discuta tratando de generar los consensos necesarios”, dijo la legisladora.

Mendoza sorprendió a varios cuando el 1 de marzo, durante la apertura de sesiones, acudió al Congreso con el tradicional pañuelo verde que identifica la campaña. Sin embargo, no fue la única oficialista en hacerlo. A ella se sumó el también representante bonaerense Fabio Quetglas, quien no sólo celebró que se debatiera el asunto, sino que además agradeció la libertad dentro de su bloque.

En el Senado no se han presentado proyectos para legalizar o despenalizar el aborto, y es precisamente la Cámara alta el reducto más difícil para que algún proyecto sea aprobado ya que 28 de los 72 integrantes ya manifestaron su rechazo a las propuestas.
Entre los oficialistas que se oponen se destacan Federico Pinedo, Esteban Bullrich y Julio Cobos. En la vereda opuesta se paró el senador por Misiones y presidente nacional de PRO, Humberto Schiavoni.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *