Política / 29 de marzo de 2018

La carta del prófugo “hombre del mortero”: “Soy un perseguido político”

Sebastián Romero está prófugo de la Justicia desde diciembre, tras la jornada violenta en el Congreso contra la Reforma Previsional.

Por

A tres meses de disparar un “mortero” frente al Congreso de la Nacion, el militante santafecino Sebastián Romero, escribió una carta en la que asegura ser un “perseguido político” y denunció “amenazas” a su familia y amigos.

La imagen de Romero con un arma casera se convirtió en una postal de la jornada violenta del 18 de diciembre pasado en la Plaza de los Dos Congresos, mientras Diputados debatía la Reforma Previsional. Tras los incidentes, el militante y ex precandidato a diputado nacional del Partido Socialista de los Trabajadores Unificados (PSTU) fue imputado por intimidación pública, daños y resistencia a la autoridad. Y desde ese momento, se encuentra prófugo de la Justicia.

A principios de marzo, el juez federal Sergio Torres pidió la captura internacional de Romero. Su defensa, intentó durante las últimas semanas evitar la encarcelación, pero el pedido fue negado por los jueces Gustavo Hornos y Ana María Figueroa de la Sala I  de la Cámara de Casación.

La carta completa:

“Mi nombre es Sebastián Romero y soy un perseguido político del gobierno de Macri.

Soy un obrero como tantos otros, pero hace más de tres meses que no veo a mi familia, mis amigos, a mis compañeros de la fabrica ni a mis vecinos. Estoy siendo perseguido como si fuera un terrorista porque fui parte de los miles que el 18 de diciembre resistimos en las calles contra el robo que estaban haciéndole a los jubilados en el Congreso. A pesar de que votaron la Previsional, ese día le paramos la mano a la Reforma Laboral y eso no lo perdonan.
Hace pocos días los jueves Gustavo Hornos y Ana María Figueroa de la Sala I de la Cámara de Casación me negaron una nueva apelación para no ser encarcelado, tal como viene haciendo el juez Torres y la Sala II de la Cámara Criminal y Correccional. El gobierno me quiere preso para meterle miedo a todos los que están luchando. Les pido a todos que compartan y difundan esta carta todo lo que puedan.
Como parte de la persecución me despidieron de mi trabajo en la General Motors, donde también fui delegado. Ahí mismo mis compañeros de trabajo siguen la pelea para sacar a los delegados traidores que avalan despidos. ¡Mucha fuerza compañeros, se puede ganar!

Para meterme miedo y que me rinda me amenazan a mí y agreden a mi familia, amigos y a mi partido, el PSTU. Hasta prendieron fuego el auto de uno de mis abogados, Martin Alderete. Pero de eso la justicia no dice nada.
¿Qué autoridad puede tener un gobierno que tiene procesado a su propio presidente por esconder dinero al estado, un gobierno que mato por la espalda a Rafael Nahuel, Facundo y tantos otros pibes pobres, que esconde que Gendarmería asesino a Santiago Maldonado, que mantiene presos sin causa a los compañeros detenidos el 14 de diciembre, a Milagro Sala por ocupar una plaza y que extradita a Jones Huala como “terrorista”? ¿Cómo puede ser que mientras piden captura internacional para (como me apodaron en algunos medios) “el loco del mortero” como si fuera del ISIS están liberando a los militares genocidas de la última dictadura? Se tiene que terminar esta persecución contra mí y contra Arakaki y Dimas Ponce, que también los quieren encanar.

Me quieren preso porque tienen miedo que seamos cada día más los que enfrentemos el ajuste de Macri. Pero a pesar de no poder ver a los míos, de las amenazas y aprietes no voy a aflojar porque los laburantes no aflojan. Me siento uno más de los cientos de mineros de Rio Turbio que resisten los despidos, ocupan las minas y enfrentan a los gendarmes con lo que tienen a mano. ¡Son un ejemplazo de lo que hay que hacer! Las puebladas de Azul y de los ingenios del norte están peleando por el pan para sus familias! No podemos seguir bancando palazos contra los nuestros y hambre para nuestros hijos cuando dejamos la vida en el trabajo. ¡Esto no da para más!

Por eso quiero dar un mensaje a los trabajadores que puedan leer esta carta: ¡No abandonemos las calles! ¡No permitamos los despidos de nuestros compañeros! ¡No dejemos que nos arruinen con ajustes que van a pagar nuestras familias! ¡Tenemos que organizarnos en unidad y salir a pelearle a este gobierno hambreador! ¡Los dirigentes que dicen que quieren enfrentar al gobierno tienen que llamar al paro general y si no hay que imponérselo desde abajo!
Esto no va para más, los trabajadores, las mujeres que están peleando por los derechos, los jóvenes y todos los sectores populares tenemos que sacar a Macri como sacamos a De La Rúa en el 2001. Hacer asambleas con todos los compañeros en cada lugar de trabajo, organizar la bronca. No hay otro camino, son ellos o nosotros.

¡Viva la lucha de la clase obrera!

¡Fuera Macri!”

 

 

26 comentarios de “La carta del prófugo “hombre del mortero”: “Soy un perseguido político””

  1. Pobre ignorante, pobre terrorista que se dice perseguido político.
    Si tuviera bolas, se presenta a su trabajo para que lo detengan, pero es COBARDE.Y si perdió el trabajo es por no concurrir al mismo.

  2. ¿Siempre surge la pregunta? ¿PORQUE LA IZQUIERDA NUNCA SE MANIFIESTA CONTRA LOS NARCOS, INCLUSO PONE “SUS FUERZAS” POPULARES PARA CORRERLOS DE LAS VILLAS Y BARRIADAS POBRES DONDE ESOS CULTORES DE LA MUERTE ABUSAN DE ESAS PERSONAS Y SOMETEN A NIÑOS Y JOVENES EN BENEFICIO DE SU NEGOCIO? Es mas, parece que hasta le dieran COBERTURA. Ahora viendo el tiempo transcurrido sin que hayan podido detener a este VIOLENTO ANTISOCIAL, de verifica que SE USA LA MISMA COBERTURA DE COMPLICIDAD, solo que ahora para uno de sus militantes. ¡IZQUIERDA! ¿ESTAS DEL LADO DE LAS PERSONAS O DE LO VIOLENTOS Y ANTISOCIALES? ¡DEFINITE!

  3. Es muy dificil en la era digital, revisar la “vida” de este señor…..Por ejemplo de que vive, cuantos aportes registra Anses, Es empleado, es autonomo,es “empresario”…o es como dijo JORGE RAFAEL……No tiene entidad, ni vivo ni muerto….desaparecido NO ESTA…..pero este está RE CAGADO !!!!!

  4. ESTE BAJO DE LA SIERRA MAESTRA A LA ISLA DE LOS COCHINOS ??? JAJAJAJAJA EL CHE LO MEABA EN LA CABEZA,NO SOS PERSEGUIDO ,DEBES ENTREGARTE CAGON IMBECIL NO TENE HUE…SSS

  5. Fuiste parte de los miles pero te luciste con un arma tumbera y una agresividad temeraria.
    Ahora dejá de victimizarte y presentate así se termina la “persecución política”.

  6. no sos perseguido politico sos un delincuente ideologico,una basura del pseudo izquierdismo de la tilingada universitaria

    1. Excelente opinión. La Facultad de Ciencias Sociales arroja cada año cientos de prefesionales marxistas, antisistema y falsamente reivindicadores de derechos insustentables.

  7. Y macho, qué pasó con la valentía que tenías en ese momento? La largarte toda por el mortero? Como políticos no existís, solo sos un mediocre que la quiso jugar a bandolero. Da la cara, cobarde mugriento, se hombre!!!

  8. Es una verguenza que la ley no lo halla todavia encontrado, deben arrestarlo, tratarlo con toda la dignidad que se merece, y luego y antes del juicio, bajarle los pantalones y por sus partes traseras, dispararle un petarlo igual al que uso el, para demostrarle lo que hubiese pAsado con el que el disparo en diciembre, si impactaba en alguien.

  9. Querido compatriota. Hay que hacerce cargo de los hechos ante a juticia e los hombres. Luego te haras cargo de la divina. En lo personal creo que debes estar preso varios años. Pero los jueces lo diran…

    1. Esa canción de perseguido político ya está perimida. Este individuo atentó contra la democracia y tiene que ir a juicio

    2. Nadie te persigue por politico, en ese sentido no existis. Te busca la Justicia por intentol de asesinato. Y mejor que te presentes.

      1. Sebastián Romero: Vos no sos un obrero ni perseguido político. sos un H.D.M.P. delincuente y cobarde. En las afueras del congreso la fuiste de matón, pero resultaste ser una rata que apoyado por otros inmundos de tu estilo la quisiste ir de piola y hoy el miedo que te envuelve te espanta. No que hay que ir muy lejos. Los dirigentes siniestros apegados al Trostkismo que te esconden representan el clan de los cagones, inútiles, vagos que el rol final es la agitación, sedición y delincuencia. Cuando son aprehendidos lloran. Tus horas de captura están contadas y ojalá que tu destino final sea Sierra Chica donde vas a aprender los códigos que alli rigen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *