Política / 11 de abril de 2018

Quién es Antonio Sola, el Durán Barba español

Trabajó con De Narváez y Massa. Ahora asesora a Juan Manuel Urtubey. Redes y relación con el gurú PRO. Su análisis sobre la caída massista.

Por

Le dicen el “creador de presidentes”, pero en Argentina todavía no pudo mostrar sus dotes. El español Antonio Sola asesoró a Francisco De Narváez en las elecciones legislativas del 2013 y a Sergio Massa en la presidencial del 2015. Y en ningún caso pudo festejar, aunque él tiene una explicación para cada uno. Ahora, volvió al país al que emigró su abuelo y por el que tiene un “amor” especial con un nuevo objetivo: las generales de octubre del 2019. Su tercer intento.

El candidato es Juan Manuel Urtubey, el gobernador de Salta que se presenta como la renovación del peronismo y dialoga con Mauricio Macri. El consultor lo visita una vez al mes para supervisar el trabajo y un equipo interdisciplinario repartido entre la ciudad norteña y Buenos Aires sigue las directivas cuando se va.
“En Argentina hay un nivel de molestia que está creciendo de vuelta, como con Cristina Kirchner. Y creo que ese caldo de cultivo va a ser muy importante de cara a las próximas elecciones. El que mejor lo interprete va a poder construir una oferta para ganar”, dice a NOTICIAS desde Miami. Sin hablar de su cliente ni del PJ, Sola arriesga un pronóstico: “Si la política se ordena y ofrece espacios comunes que puedan ser competitivos, no será una elección cómoda para el oficialismo. Ya ninguna elección es cómoda en ningún país del mundo”.

Noticias: ¿Por qué ninguna elección es cómoda?
Antonio Sola: Ganar una elección hoy es muy difícil y muy complejo. Es complicado para todos, para el Gobierno y para la oposición. Y eso pasa porque las redes han horizontalizado los mensajes y las formas de comunicar. Al dejar de ser tan verticales, se produce una complejidad del electorado, que además es más exigente.

Noticias: ¿Qué rol tienen las redes en la campaña?
Sola: Las redes sociales no definen el voto, ayudan a establecer sentimientos en un mundo imaginario donde todos nos metemos. Los que mueven los votos son los medios de comunicación tradicionales: la televisión en primer lugar, la radio y la prensa escrita, y lo que ellos mueven en las redes sociales. Estos dos elementos están en discusión en el mundo del marketing político.

Noticias: ¿Cambiemos se centró demasiado en las redes?
Sola: El Gobierno utiliza muy bien las redes para comunicar. Lo que no se puede hacer es dedicarle el ciento por ciento. Están haciendo un esfuerzo para equilibrar eso.

Noticias: ¿Le sorprendió el escándalo de Facebook?
Sola: Tengo entendido que Cambridge Analytic hurtó los datos y sabiendo eso Facebook no hizo nada. Los dos actuaron mal. Creo que hay que transparentar y reglamentar ese mundo porque uno como ciudadano no se da cuenta de a quién le da sus datos personales. Y eso pasa en el marketing comercial y en el político. Se ha creado una revolución porque se ha sabido, pero ya se sabía desde hacía tiempo que en muchas campañas esto sucede.
Los competidores del español en varios países usan otro apodo para mencionarlo. Le dicen “el rey de la guerra sucia” por creaciones como el eslogan “Ella o vos” de De Narváez. Pero él le sube el precio a su estrategia: “Son campañas de contraste”.

Noticias: ¿El electorado es permeable a las campañas sucias?
Sola: Puede ser que sea permeable en la comunicación, pero no creo que se modifique el voto desde las fake news. No es lo mismo una campaña sucia que una campaña de contraste. Una campaña sucia tiene que ver con cosas que no son muy útiles, pero contrastar las candidaturas y los proyectos sí es importante.
Medallero. Con clientes en 18 países de África, Europa y América,

Sola vive de campaña. En su haber están los triunfos de los españoles Mariano Rajoy y José María Aznar; el colombiano Juan Manuel Santos; los mexicanos Felipe Calderón y Vicente Fox; y los haitianos Michel Martelly y Jovenel Moïse.

En el debe aparece Argentina. Aunque Sola tiene su versión de los hechos de 2013: “De Narváez ganó la diputación, que era el objetivo para el que me había contratado, es decir que en esa parte hubo éxito. Lo que no pudo tener fue un amplio grupo de diputados electos por su partido porque el más votado fue Massa”.

Noticias: ¿Y con Massa en las últimas presidenciales?
Sola: Massa reconoció públicamente que decidió escoger un camino distinto del que le recomendamos y lo llevó a cabo. Eso terminó en el fracaso. Le habíamos recomendado que entrara a la zona del cambio, de la que se estaba apropiando Macri; que dejara la política y se metiera con la ciudadanía, cosa que no hizo. Y le recomendamos una distribución territorial en el país distinta.

Noticias: ¿Qué opinión tiene de su colega Jaime Durán Barba?
Sola: Le tengo mucho respeto y cariño personal. Estoy casado con una ecuatoriana y él es ecuatoriano. Yo no estudié esto, me hice en el calor de las batallas. Soy periodista de profesión original y luego estudié Antropología, Psicología, muchas disciplinas que necesito para este trabajo. Pero a Durán Barba le tengo respeto como a todos mis compañeros, y como todos tenemos triunfos y derrotas.

Noticias: ¿Comparte sus ideas? En Argentina es respetado y odiado…
Sola: Claro, como debe ser. Pero es un tema del que no debo opinar, porque sería imprudente de mi parte.

Manual. En la época de la crisis de los partidos políticos tradicionales, Sola reivindica el valor del “liderazgo”. Sus conferencias giran en torno a consejos para “crear un líder” y generar “inspiración”.

“El liderazgo pasa por tener ideas, determinación, energía y valores”, enumera. Pero la lista sigue: “Además, debe tener cinco áreas de trabajo. Debe ser un personaje atractivo en lo que representa, no en lo físico; querer ser alguien; sembrar; tener un porqué para presentarse a una elección específica; y ser un gran pensador, con mayores o menores niveles de comunicación, pero tiene que aprender a comunicar”.

Noticias: ¿Algunas de esas características se pueden construir?
Sola: Hoy todos se pueden construir en el camino.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *