Economía / 13 de septiembre de 2018

Cuáles son las marcas argentinas que tienen el sello de Comercio Justo

Artesanías, vino, yerba mate, frutas, hay una variedad inmensa de productos con sello de comercio justo al alcance de nuestra mano.

Comercio Justo

Son cada vez más las empresas que buscan que la bondad de sus acciones se reflejen en sus productos. Entre el 2005 y 2006 en Argentina comenzaron a otorgarse sellos a las empresas y organizaciones que cumplen con los 10 principios que hacen a un mercado más justo y sostenible; este es el sello del Comercio Justo.

Juan Pino, de EQ Negocios Sustentables y Claudia Dieterle de Fair For Life, una de las organizaciones que -junto con FairTrade y World Fair Trade- otorgan el sello, mencionan 8 empresas argentinas a las que podés apoyar si sos un consumidor responsable.

 

1) Cooperativa La Riojana

Una buena copa del famoso Torrontés Riojano se puede disfrutar con justicia. Esta cooperativa, ubicada en Chilecito, La Rioja, empezó a cultivar la vid en los Valles de Famatina en 1940. En 2003, su pasión por el vino la llevó a explorar el suelo de Tupungato, Mendoza, donde actualmente cuenta con una bodega de 5.000.000 litros de capacidad vinaria. Está integrada por 451 asociados, de los cuales el 80% son pequeños y medianos productores de la provincia que reciben constante capacitación por parte de la bodega.

Vinos espumantes, varietales y orgánicos y jugo de uva 100 % orgánica Torrontés Riojano, son exportados a los principales mercados internacionales. También comercializan en Argentina, a través de una amplia red de distribución.

La Riojana

2) Fundación Silataj

Silataj significa “lo mejor” en wichi, y eso es lo que esta ONG, fundada en 1985, pone en sus artesanías, fuente de trabajo de 26 comunidades de pueblos originarios de nuestro país.

Se encuentra ubicada en la zona chaqueña de Salta y Formosa con grupos Wichi, Chané, Toba, Pilagá y Chorote; en Jujuy, con grupos Kolla. Respetando sus culturas y alentando su autogestión, la fundación consiguió el sello de Comercio Justo.

3) Cooperativa de trabajo CoopSol

Desde 1992, está integrada por 14 socios y es la miel orgánica por excelencia de Santiago del Estero. Hoy, 1.300 colmenas son el alma de esta cooperativa con sello y certificación bio, que se dedica principalmente a la producción y comercialización, nacional e internacional, de productos apícolas y agrícolas. En 2009, de su mano, nació APONA, Asociación de Productores Orgánicos del Norte Argentino, con 100 socios productores y colmenas con sello.

4) Guayaki Latin America, S.A. Reserva Agroecológica Iguazú

En la provincia de Misiones, el mate se consume de manera responsable.

La Fundación Agroecológica Iguazú (FAI) trabaja para impulsar la armonía ambiental, social y económica en la región. Además, a través de la educación, experimentación y la investigación, promueve mejoras en la calidad de vida de los habitantes rurales de la provincia de Misiones.

5) Interrupción

Su lema es respetar tanto a la tierra como a las personas. A través de la mejora en las prácticas de cultivo, construyen un sistema de nutrición biodinámico y consciente centrado en el humano. Su producción incluye frambuesas, moras, bananas, mango, cerezas, frutillas, arándanos, ciruelas, peras, y manzanas y sus colores impactan. También, cuentan con una gran variedad de verduras y granos.

6) Paralelo 42

Más conocida como Dulces Masseube, es una organización que nació en Valle del Medio, en la provincia de Chubut, y desde 1998, producen frambuesas y frutas finas certificadas. En junio de 2014, consiguieron ser los primeros productores a nivel mundial de frambuesas, cassis y corintos en obtener el sello de Comercio Justo.

7) Cooperativa Cosar, miel, Santa Fe

Esta cooperativa está integrada por 120 pequeños y medianos apicultores argentinos que viven y trabajan en la zona central de la provincia de Santa Fe.

Todos sus procesos, a lo largo de la cadena productiva y comercial, son trazables, desde los colmenares hasta el producto final. Para garantizar esto, siguen, procedimientos específicos que aseguran la calidad de la miel.

8) Arte y esperanza
Arte indígena y criollo producido por más de 500 familias de artesanos Wichí, Chané, Qom-Toba, Pilagá, Diaguita Calchaquí, Mbya Guaraní, Kolla y Mapuche.

Desde 1986, esta ONG acompaña a los pueblos originarios en su desarrollo y reconocimiento cultural.

En la actualidad, acompañan a 36 comunidades, pertenecientes a ocho etnias diferentes y varios grupos de artesanos criollos con dificultades de comercialización.