Menú
Política / 4 de abril de 2019

Zulemita Menem: “Pienso en hacer política”

Analiza presentarse por La Rioja y reivindica al padre. Fitness y visión sobre la maternidad, el aborto y el feminismo.

Por

Zulemita Menem
ÁLBUM PÚBLICO. En las redes, Zulemita muestra los resultados de su exigente entrenamiento diario. Y los fines de semana revela la intimidad familiar con Zulema y Carlos juntos.

Zulema María Eva Menem le da mucha importancia al ADN. A los genes les atribuye el buen estado físico que disfruta a los 48 años y al que ayuda con exigentes rutinas de gimnasio. Y en los últimos meses, a la información genética también le adjudica su creciente deseo de competir en política. “En La Rioja”, aclara para tranquilizar al amplio peronismo. No quiere que nadie se sienta amenazado ante una eventual reaparición del apellido en un año electoral.

La hija de Carlos Saúl es una alumna aplicada. Asiste a clases informales de política con su padre después del asado o la comida árabe de los fines de semana; en la oficina del ex presidente en el Senado (las pocas veces que va); o en su concesionaria Toyota, donde las ventas también bajaron. Y entrena cinco veces por semana, una hora en la mañana, después de dejar a sus dos hijos en la escuela. No toma alcohol. Y nunca probó el cigarrillo.

Fit. Desinhibida, pero consciente de su fama, la hija de Carlos Menem y Zulema Yoma comparte con sus 42 mil seguidores de Instagram los logros del riguroso entrenamiento que cumple desde hace años, pero que en los últimos meses empezó a dar resultados notorios. Las fotos muestran abdominales marcados y brazos fibrosos de levantar pesas en el estudio de entrenamiento personalizado de Flavia Pittis, donde toma clases de “algo parecido al funcional, pero más fuerte, aunque no tanto como el crossfit”.

(Leer también: Los Menem: cuidando al abuelito)

Además de promocionar a su profesora, Zulemita tiene otro PNT frecuente en sus redes sociales: los suplementos deportivos que vende Martín Menem, uno de los hijos del tío Eduardo. “Tomo agua, jugos lights y mate, y a la tarde, después de la ensalada del almuerzo, como las barritas de cereal de Gentech, de mi primo Martín, y tomo los batidos de proteínas, soy alta consumidora”, revela.

Noticias: ¿Siempre hizo deporte?
Zulema Menem: Sí, me encanta. Salgo a andar en bici y también me gustan mucho las artes marciales. Practiqué bastante jiu jitsu y siempre estar en contacto con el deporte es importante, que tus hijos vean que tenés una disciplina.

Noticias: ¿Tiene algún truco?
Menem: Nunca hice dietas. Las únicas veces que me cuidé fue en los embarazos para no irme de peso, porque me volvía loca pensar cómo hacía para bajar 20 kilos. Pero me doy todos los gustos, como bien, facturas los fines de semana y más sano en la semana.

madre y empresaria. Se separó de los padres de sus hijos e intenta ser una mamá presente. Cree que las mujeres tienen que dedicarse a la casa y la crianza de los chicos.Ella tiene una concesionaria de autos.

La conciencia sobre el cuidado del cuerpo apareció con más fuerza hace nueve años, cuando Zulemita estuvo a punto de perder una pierna. Los rumores de entonces hablaban de una complicación a raíz de una cirugía estética, pero su versión fue que se quemó con agua caliente y la herida se infectó, lo que derivó en varias operaciones. “Me infiltraron un producto para mejorar la zona y me lastimé de nuevo. Me entró otra bacteria, se me pegó en el producto que me habían puesto y se volvió a infectar. Corrí riesgo de que me cortaran la pierna. O me daba una septicemia (infección generalizada en el cuerpo) o me cortaban la pierna, fue horrible”, recuerda. La posibilidad de una amputación todavía la atormenta.

(Leer también: Las coincidencias entre Juliana Awada y Zulemita)

Sola. Como creyente de la religión musulmana (otra herencia familiar), Zulemita está en contra de la legalización del aborto. Se manifiesta “a favor de la vida y asegura que nunca se le hubiera ocurrido tomar una decisión así. Tampoco comulga con la actual revolución de las mujeres: “Yo creo que la mujer debe tener los mismos derechos que el hombre en lo laboral, pero no tiene por qué competir con el hombre”, acota.

Aunque no lo dice, es casi una madre soltera. El italiano Paolo Bertoldi, padre de su hijo Luca, de 15, vive en Bahamas. Y el empresario Marcelo Pocoví, padre del pequeño Malek, de 6, se divide entre Argentina y Estados Unidos, donde tiene sus negocios y otro hijo. Por eso, trata de copiar el rol que ocupó Zulema Yoma en su niñez, cuando su padre gobernador y luego presidente no tenía tiempo para la crianza de los hijos.

“Si existe la posibilidad, la mujer se tiene que quedar cuidando la familia, su casa, sus hijos. Cuando se descuida eso, que es lo más importante como sociedad, todo se desmorona, pierde sentido. Para mí el tiempo mejor invertido de una mujer es la familia”, opina Zulemita. Se considera una “mamá muy presente”. Se encarga de llevar a Luca y Malek a sus actividades extraescolares (fútbol, básquet, saxo) e intenta inculcarles “la disciplina del deporte, que los tiene alejados de cualquier cosa fea a la que hoy están bastante expuestos, como la droga y el alcohol”.

(Leer también: Zulemita Menem sobre Juliana Awada: “Éramos amigas”)

Noticias: ¿Cómo les contó la historia familiar?
Menem: Elegí un colegio donde los chicos puedan ser ellos, si los quieren o tienen sus amigos es por ellos, y que no les pese el apellido. Pero les expliqué quién fue el abuelo, las cosas que hizo por el país, qué es la política también, lo que significa ser un hombre expuesto como el abuelo, que mucha gente te va a querer y mucha te va a odiar por la misma razón. Ellos tienen más que claro eso y están muy orgullosos de su abuelo, más allá del tema político. Eso lo aprenderán con la historia y yo creo que la historia a mi papá lo va a reconocer. De hecho lo está reconociendo ahora más que nunca.

Noticias: En el último tiempo, la familia emprendió una campaña de reivindicación muy fuerte de Menem en las redes…
Menem: Sí, pero en realidad nosotros siempre lo valoramos como padre, como político y por todo el esfuerzo que hizo por la Argentina. Pero lo importante es que la gente se vaya dando cuenta. Lamentablemente tienen que pasar cosas como las que estamos pasando para que se den cuenta de que en algún momento la Argentina fue otra cosa. Son los ciclos que hay que pasar.

Zulemita Menem
con los dos CARLOS. Hace unos años, Zulemita recompuso la relación con Carlos Nair, el hijo extramatrimonial de su padre. Hoy comparten reuniones y se hacen cargo del cuidado del ex presidente.

Heredera. La militancia virtual de los Menem a favor del patriarca (que incluye tuits de sus hijos, sobrinos, cuñado y hermano) coincidió con una ola de resoluciones judiciales inquietantes para la familia. La última fue una condena por el delito de “peculado”, junto a Domingo Cavallo, por la venta del predio de la Sociedad Rural, que incluye una prohibición para desempeñar cargos públicos de por vida. Zulemita sigue de cerca las novedades de las causas. Acompaña al ex presidente a los tribunales y tras cada sentencia agradece su “temple, la fortaleza y don del perdón”. No le atribuye ninguna culpa a su padre durante los diez años de menemismo.

“Todo lo que pasamos no fue fácil”, dice cuando recuerda los años como hija presidencial y luego “primera damita”, un lugar que ocupó en la práctica cuando Menem se separó de Yoma. “Dejamos en el camino a un hermano, mis padres a un hijo. La política nos quitó más de lo que nos dio, pero no reniego. Nosotros somos muy creyentes, de una fe musulmana muy fuerte, y creemos que se adelantó a nosotros”, agrega sobre el 24° aniversario de la muerte de Carlos Junior.

(Leer también: Ivanka Trump, cual Zulemita: hijas Primeras Damas)

Noticias: ¿Cómo es volver al llano para una familia presidencial?
Menem: Yo deseaba eso. En un viaje con mi papá, un príncipe le pidió mi mano y él me decía “nenita, cásese”. Pero yo le decía “pá, no veo la hora de que usted termine de ser presidente para olvidarme de toda esta exposición y si soy reina o princesa es para toda la vida”. Entonces dije que no, que de ninguna manera. Quería volver a la normalidad.

Noticias: ¿Pensó en incursionar en la política?
Menem: Las veces que ofrecieron nunca presté demasiada atención porque tengo mi empresa, mis hijos, pero últimamente uno ve que las cosas están tan difíciles, sobre todo en el interior, en mi provincia. Y la verdad es que quizás me lo replantee y pueda hacer algo.

Noticias: Ahora no lo descarta…
Menem: No, sinceramente hoy no lo descarto. Además, esto se lleva en la sangre. Me crié con un animal político como mi padre y está en mi ADN.

Noticias: ¿Tuvo algún ofrecimiento?
Menem: Me llaman para charlar o para ofrecerme, pero nunca me puse seriamente a pensarlo y ahora estoy pensando que sí. Siempre desde La Rioja, mi provincia, el lugar que vio a mi papá nacer, que lo hizo, el lugar al que le debemos todo.

Noticias: ¿Podría mudarse a La Rioja?
Menem: No sé. No lo descarto. Hay un montón de cosas que se pueden hacer desde acá.

Noticias: En el Congreso…
Menem: Capaz que sí, no sé. Lo tengo que pensar. Pero también, con un apellido tan fuerte como el nuestro algunos políticos tienen miedo a que les quites protagonismo. No tengo ganas de entrar a pelearme con nadie, uno quiere aportar.

Noticias: ¿Su padre qué dice?
Menem: Es el que más me empuja. Le encantaría.

Noticias: ¿La aconseja?
Menem: Sí, es un placer escucharlo. Quedan pocos políticos como mi papá para sentarte a escuchar. Te guste o no, fue un estadista y lo tengo en mi casa, lo aprovecho. Con sus 88 años está muy activo. Los Menem son muy longevos, hubo gente de ciento y pico de años en la familia.

Noticias: ¿Podría lanzarse en este año electoral?
Menem: Vamos a ver qué pasa. Quizá.