Saturday 15 de June, 2024

COSTUMBRES | 29-03-2023 08:10

Tanguerías: un furor porteño que atrae a locales y turistas

Un paso obligatorio para todo visitante extranjero en tierras porteñas es ir a conocer una tanguería. Lejos de las épocas arrabaleras, estos reductos ofrecen un legado y un poco de magia de un Buenos Aires que es difícil volver a encontrar.

Al compás del 2x4 y con el acompañamiento esencial del bandoneón, el tango argentino encuentra a la pareja abrazada en una distintiva pose que los turistas extranjeros se maravillan al contemplar. En la danza del arrabal porteño, las miradas, los brazos, las manos y cada movimiento del cuerpo, en un tiempo aproximado de tres minutos.

El tango es un estilo musical y una danza rioplatense, de raíz suburbana y arrabalera. Responde al proceso histórico concreto de la inmigración masiva, mayoritariamente europea, que reconstituyó las sociedades rioplatenses a finales del siglo XIX. En ese aspecto, surge y se desarrolla en los barrios de trabajadores que rodean a las ciudades y sus instrumentos, como el bandoneón, dan muestra del mestizaje.

Tango

Se dice que la canción tanguera tiene mucho de la personalidad de su principal referente, Carlos Gardel, el carismático cantante era reconocido por su personalidad alegre, pero, al mismo tiempo, por la nostalgia y cierta melancolía. Enrique Santos Discépolo, uno de sus máximos poetas argentinos de mitad del siglo XX, eternizó al tango con la siguiente definición: “es un pensamiento triste que se baila”.

Muchos turistas, de procedencia extranjera, llegan a Buenos Aires a buscar ese mito porteño. Como si fuese un tesoro que puede resolver el enigma del “ser argentino”, las tanguerías son una opción para ese mostrar cierta idiosincrasia de otros tiempos que los visitantes desean conocer en forma musical y de danza. 

La Boca

Boca Tango es el primer paseo temático de Buenos Aires, un estilo de conventillo viviente con típicos habitantes, café de los vitraux, cuadros de baile y un restaurante con típicas comidas argentinas. En el barrio de La Boca, ubicado en Brandsen 923, el espacio posee un gran salón de tango con orquesta en vivo, cantores y bailarines en escena.

En el barrio de San Telmo, se encuentra La Ventana, un antiguo conventillo restaurado y convertido en un clásico de la noche porteña. Abierto todos los días del año, la tanguería de Balcarce 431, se especializa en cena y show musical.

La Ventana

A metros de allí, en Balcarce 433, se encuentra Michelangelo, definido como el punto de más categoría en el rubro. El espacio de ladrillos a la vista, es un restaurante con shows en vivo de tango y danza, que se lo coloca como el más solicitado y que admite solo ingreso por reserva.

Reabierto hace algunos meses, la Confitería Ideal, fundada en 1912, ofrece además de servicio de bar y restaurante, clases de tango, shows en vivos y baile. En pleno centro porteño, el sublime edificio se encuentra en Suipacha 384, a metros del Obelisco.

El Viejo almacén

Finalmente, El Viejo almacén es la opción clásica de un punto que dispone de dos sedes para una noche turística de revival porteña. Una para la cena y el otro, en su centenario almacén de la mano de enfrente, para el show musical. Los dos ubicados en la esquina de Avenida Belgrano y Balcarce. Diferentes sitios para el mismo público que desean encontrar algo de la magia de Buenos Aires y cierto mito perdido.

Galería de imágenes

En esta Nota

Gustavo Winkler

Gustavo Winkler

Redactor.

Comentarios