Jueves 9 de julio, 2020

ECONOMíA | 02-06-2020 17:14

Oficialistas piden que la cerealera Vicentín sea una empresa pública

Referentes del Frente de Todos y otros sectores intelectuales y sociales, como Lozano, Donda, Grabois, Giardinelli y Horacio González, advierten sobre la eventual extranjerización de la compañía en convocatoria.

Uno de los directores del Banco Nación, Claudio Lozano, y una larga lista de referentes políticos y sociales, muchos identificados con el oficialismo, publicaron este domingo un comunicado en el que reclaman que la principal exportador de granos y aceitera del país, Vicentín, se reconvierta en empresa "pública no estatal". Vicentín arrastra una pesada deuda, sobre todo con entes estatales como el Nación, que la ha llevado a la convocatoria de acreedores.

Entre los firmantes se encuentran los líderes ruralistas Pedro Peretti y Omar Principi, los intelectuales Mempo Giardinelli, Horacio González, Alcira Argumedo y Maristella Svampa, los diputados provinciales santafecinos Carlos del Frade y Rubén Giustiniani, el embajador Pino Solanas; la jefa del Instituto Nacional contra la Discriminación (INADI), Victoria Donda; el dirigente de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP) Juan Grabois, los diputados oficialistas Itai Hagman y Leonardo Grosso, el líder de la Corriente Clasista y Combativa (CCC), Juan Carlos Alderete, la concejal rosarina Caren Tepp, los sindicalistas Victor de Gennaro y Hugo Godoy, el subsecretario de Políticas de Integración y Formación, Daniel Menéndez, el senador provincial bonaerense Francisco "Paco" Durañona, Pedro Tsakumagkos y María Isabel Tort, ambos de Cátedra Estudios Agrarios Ingeniero Horacio Giberti) y la Unión de Trabajadores de la Tierra (UTT).


"Expresamos nuestra preocupación ante la posibilidad de que las maniobras fraudulentas llevadas a cabo por el grupo Vicentin en detrimento de la banca pública, miles de productores y trabajadores, tenga como resultado una mayor concentración y extranjerización del comercio exterior de granos y de la cadena de producción alimentaria", comienza el texto que alerta sobre la eventual transferencia de la empresa de la familia Vicentín a compañías del exterior como sus principales competidoras. "El avance de grupos transnacionales como Glencore, Dreyfus y Cargill, así como la aparición en escena de dirigentes asociados a etapas aciagas de nuestro país que intentan promover una mentirosa salida nacional y popular resulta alarmante. Situación ésta que será la segura consecuencia de dejar librada la resolución al devenir de los
negocios y la justicia. Siendo evidente que el fraude consumado por Vicentín incluye el uso irregular del crédito público y la expresa comisión de delitos de evasión tributaria, fuga de divisas y lavado de
activos a través de sus empresas vinculadas en Paraguay, Uruguay y Panamá, consideramos imprescindible y urgente que el Gobierno tome control de la situación y, utilizando las herramientas del Estado, intervenga urgentemente sobre un concurso que está apañando un fraude, y promueva una alternativa para el futuro del Grupo Vicentín, que tome en cuenta los verdaderos intereses del país y la comunidad", recomienda. 

"La Argentina necesita hoy una empresa testigo en el comercio exterior de granos y en la producción de aceite y alimentos", proponen. "Por eso nos parece insensato ceder una empresa estratégica como Vicentín a grupos y lobbies cuyas maniobras no garantizarán en lo más mínimo convertirla en una empresa argentina. Hay mucho dinero en juego, y el papel de la corrupción política, bancaria y empresarial que condujo a la actual situación de lo que fue el Grupo Vicentín, exige con urgencia una solución distinta, seria y transparente que ninguna de las opciones hoy vigentes podría concretar. Vicentín es estratégica y clave para la soberanía y el control sobre la producción de alimentos. Por eso el gobierno nacional no debería permitir que la misma caiga en manos de actores que, con otro nombre, mantendrían y profundizarían el mismo comportamiento contrario a los intereses nacionales que Vicentín tuvo hasta ahora. Es por esto que, por tratarse de un bien estratégico, proponemos que el Gobierno impulse los pasos necesarios para transformar a Vicentín en una empresa pública no estatal bajo control político y social." 

"Hacemos este pronunciamiento frente al hecho objetivo de que en el marco de la pandemia y la emergencia sanitaria, en algunos escritorios se cocinan maniobras contrarias a los intereses nacionales y populares", advierten. Por último pidieron una urgente entrevista con Alberto Fernández. En el Gobierno guardan silencio, mientras en el Banco Nación aclaran que se trata de una iniciativa de Lozano, pero que la entidad está concentrada en la recuperación de lo prestado a Vicentín.

Galería de imágenes

En esta Nota

Alejandro Rebossio

Alejandro Rebossio

Editor de Economía y columnista económico de Radio Perfil.

Comentarios

Video

Efemérides, por Radio Perfil

Las principales fechas de la mano de la producción de Radio Perfil.

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario