jueves, noviembre 14, 2019

EMPRESAS | 09-09-2019 13:46

Montblanc e Interparfum: una alianza de excelencia

La marca de lujo alemana y la firma francesa de perfumes ofrecen fragancias con ingredientes originales e identificadas con status.

Desde su origen, la marca alemana Montblanc forjó una historia que ligó a sus productos con la calidad y el prestigio. Un recorrido que comenzó en 1906 cuando un ingeniero y un visionario, August Eberstein y Alfred Nehemias, crearon la primera pluma estilográfica portátil, pero que alcanzó su esplendor en 1924 con el nacimiento de la que sería un clásico de la casa: la Meisterstück (obra maestra, en alemán), con su plumín de oro de 18 quilates pulido a mano y con incrustaciones de platino. La estilográfica más cara del mundo, hoy se luce en el Museo de Arte Moderno de Nueva York.

Desde entonces, con más de 100 años, la marca no sólo consolidó su nivel sino que se expandió, adaptándose a los tiempos, pero manteniendo sus pilares fundamentales asociados al lujo, la elegancia y la cultura. Ahora, la compañía se presenta como mucho más que una casa de artículos de escritura y amplió su oferta a toda una gama de finos productos: artículos de piel, relojes, anteojos, alta joyería y perfumes, ya son líneas emblemáticas del universo Montblanc.

En 2001, la empresa lanzó Présence, su primer perfume para hombre, respetando la tradición y valores que la llevaron a la cima del negocio de la escritura. El producto, una creación de la perfumista Corinne Cachen, explotaba el frescor de la bergamota, el jengibre, el cardamomo y la canela, con notas de salvia silvestre y manzana para resaltar la sensualidad masculina. Desde entonces, le siguieron Présence d’une Femme, Individuelle, Femme Individuelle, Starwalker, Femme de Montblanc y Homme Exceptionnel. Sin embargo, atenta a su ideal de excelencia, la firma se plantea la búsqueda de la calidad como una obligación constante. Por eso, en 2010, eligió a la empresa francesa Interparfums para que produjera y comercializara sus fragancias, un acuerdo que en 2015 ambas organizaciones decidieron prolongar hasta 2025.

“Lo que determina el lujo cambió y no depende sólo del precio y la calidad como en el pasado, sino que está determinado por un estatus, una imagen, un modo de vida y la elección de materiales o ingredientes muy originales”, explica Christophe Albert, export manager senior de Interparfum. No obstante, reconoce, todas las grandes empresas de productos de lujo “crecieron en los últimos cinco años a un ritmo anual de 5% mínimo, aprovechando el desarrollo de mercados como India, China y Emiratos Árabes”.

Un negocio en expansión. El recorrido de un producto Montblanc es una operación desafiante y se sustenta mediante un sistema de gestión de calidad que abarque todos los procesos. De ahí que no resulte extraña la elección de Interparfums, una compañía que cotiza en las bolsas de París y Nueva York, con un crecimiento en el precio de sus acciones de 35% durante 2018. Su alta rentabilidad y potencial de crecimiento la colocan entre las empresas top del mundo de los perfumes.

“Actuamos casi exclusivamente en el mercado selecto de perfumes incluyendo el nicho de lujo, y cada año lanzamos por lo menos cinco líneas o franquicias de perfumes para desarrollar las ventas del portfolio de nuestras 11 marcas de fragancias”, comenta Albert. Además, dice, otro rasgo central de su estrategia contempla “una pormenorizada elección de las marcas para las cuales van a desarrollar una licencia de perfume, las que deben tener un nivel de reconocimiento internacional, una imagen vinculada al lujo, de gran calidad y deseada por el consumidor”.

En ese escenario, el mercado argentino resulta sumamente atractivo. “Posee una larga tradición en el campo del lujo y la cultura del perfume por las raíces europeas de la mayoría de la población”, indica el ejecutivo. Y agrega que se trata de un país “muy relacionado y atento a las tendencias de marcas de moda y familias olfativas de perfumes”.

La jugada de Interparfums en la Argentina fue elegir al distribuidor Greta SA, con más de 30 años de experiencia en gestión de marcas como Jimmy Choo, Lanvin, Boucheron o Rochas. “Buscamos un distribuidor que tenga gran conocimiento del segmento, seriedad y buena relación con los retailers”, cuenta Albert, para quien luego, claro, “hay que adaptarse a las difíciles condiciones locales, como variación de la moneda, inflación, aranceles de importación”.

Por tradición, el consumidor argentino conoce y valora los productos de lujo. Por eso es tan atractivo para marcas como Montblanc, que para este 2019 ya presentó en el país su más reciente creación en perfumes: Explorer. Para componer esta fragancia se asociaron tres talentos de la firma suiza Givaudan, maison especializada en creaciones olfativas: Jordi Fernández, Antoine Maisondieu y Olivier Pescheux. Cada uno aportó su maestría sobre un ingrediente para elaborar un perfume innovador de aromas exquisitos. Así, el hombre Montblanc se lanza a la aventura de explorar nuevas fragancias y la marca sigue en su camino de prestigio y calidad.

por Carlos Toppazzini

Galería de imágenes

Comentarios

Música

Bambi: "Vuelve a casa"

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario