viernes, enero 24, 2020

PERSONAJES | 31-05-2019 15:00

Felipe Colombo: “Tengo lugares muy oscuros”

Hace radio, el musical “Camarera” y tuvo una participación veloz en “Bailando por un sueño”. Machismo y post factoría Cris Morena.

Creció entre libretos, teatros, sets de TV, telones y directores; con la convicción de que todo es posible, que se puede sangrar sin lastimarse o ser un villano y recibir una ovación. Hijo de actores (el argentino Juan Carlos Colombo y la mexicana Patricia Eguía), vendió chocolates en teatros, fue asistente de efectos especiales y de producción. Desde los 6 a los 12 fue artista exclusivo de Televisa en su México natal. “He tenido fortuna y he estado en lugares interesantes, con gente talentosa y personajes que te obligan a revisarte y que te revelan cosas. La primera obra que hice fue 'Momo'. Mientras contábamos el cuento, lo creía. Esa fue mi pauta de actuación, entrar en esa verdad ficticia pero que tiene que suceder de verdad”. Llegó a la Argentina de la mano de Cris Morena –primero con “Chiquititas”, después con “Rebelde Way” y “Erreway”– y se quedó. Hoy conduce “Alimento balanceado” (Nacional Rock), integra el musical “Camarera” (Metropolitan) y se subió al vértigo de “Bailando por un sueño”.

Noticias: De los 12 a los 15 hizo una pausa. ¿Por qué?

Felipe Colombo: Me estaba perdiendo muchas cosas, fiestas, salidas, el viaje de egresados, y como nadie me obligaba, dejé. Armé mi banda de rock, me probé en un equipo de fútbol, me desorganicé con materias y un año entero mentí mis calificaciones (se ríe), pero las levanté.

(Te puede interesar: El “Perdonismo” es la campaña unificada de Cristina y Macri)

Noticias: ¿Cómo le volvieron las ganas de actuar?

Colombo: Me propusieron hacer “Eduardo II”, de Christopher Marlowe, una obra clásica. Duraba cuatro horas pero estaba chocho porque terminaba con un monólogo, desenvainando una espada, mandando a decapitar gente y convirtiéndome en el rey (se ríe).

Noticias: ¿Hoy siente la misma pasión?

Colombo: Sí, amo este trabajo. Ayer domingo estaba agotado, pero menos mal que tengo función, ¡no sé qué hace la gente que no tiene función! Hace diez años dije que quería hacer teatro, me enfoqué y ahora eso es lo que más hago.

Noticias: ¿Qué desafío le trae “Camarera”?

Colombo: Hago el personaje de un marido maltratador, me costó muchísimo porque empecé prejuzgándolo. Tuve que buscar en lugares propios muy oscuros, que son terribles y los tenemos todos. Eso es lo más aterrador… Así que “Camarera” me trae un análisis sobre el humano, el varón, el machismo.

Noticias: El 8 de marzo subió a Instagram una imagen de su hija Aurora, de 9, con el brazo en alto y parada sobre una cima, “empoderada”.

Colombo: Sí, las cosas cambiaron pero todavía falta y te das cuenta en gente joven e instruida; cometemos errores porque así se ha construido la sociedad durante siglos. El primer paso es reconocerlo pero después hay un tramo largo. Creo que con los chicos aprendés que es como con las aplicaciones (se ríe), tenés que hacerles el upgrade, actualizarlos, porque de pronto te vienen con una nueva…

(Te puede interesar: La reinvención de Jimena Barón: feminismo tinellizado)

Noticias: También los adultos tenemos que hacer el upgrade, ¿no?

Colombo: Sí, tenemos que aprender. Es lo que más nos cuesta, sobre todo a los varones: entender, escuchar, aprender y poner en práctica real porque nos asusta, estamos acostumbrados a otra cosa y el machismo está insertado en nosotros. Con una hija, no te queda otra, si no te volvés un padre arcaico y dictatorial. Eso es lo que sucede con la ignorancia en posiciones de poder.

Noticias: ¿Ya quedó afuera, pero cómo decidió participar en “Bailando por un sueño”?

Colombo: Fui el año pasado cuando me invitó Flor Vigna (para la “Salsa de tres”) y de ahí vino todo. Me ha pasado eso: aunque me enrosco mucho y doy vueltas, hay algunas cosas del laburo que son un sí. “Chiquititas” fue así, venir a la Argentina fue así, fui al casting y tuve que decidir ese día (si aceptaba el papel). Y fui al casting porque mi mejor amigo quería conocer el Four Seasons, donde se hacía la prueba (risas).

Noticias: ¡Fueron a conocer un hotel!

Colombo: ¡Sí! (risas). De “Chiquititas” sólo sabía que era un proyecto que se iba a grabar en la Argentina y que eran seis meses, entonces como hijo de argentino, tenía el proyecto de venir a entender esa parte de mi historia. Y se dieron las cosas, como con el “Bailando”.

(Te puede interesar: De Instagram a la TV: cómo los influencers modernizan la pantalla)

Noticias: ¿Le dio miedo el lado b del programa?

Colombo: Lo pensé un montón, y si bien hay una parte del realityque desconozco, bailar me gusta, es un cansancio pero me genera un goce. Me da vértigo pero también curiosidad. Me parece interesante que me hayan convocado a mí, que no tengo el perfil que se podría esperar.

Noticias: Con “Chiquititas”, “Rebelde Way” y “Erreway” fue una estrella juvenil. Pudo quedarse en ese rol, pero le gusta probarse distintos trajes.

Colombo: Sí, por mi familia y por mi manera de pensar. Siempre supe que en mi profesión no te puedes quedar instalado en nada, es peligroso. Quise hacer teatro porque era la manera de ampliar el kit de herramientas, ya que no hice una escuela formal. Quedarme en la Argentina tuvo que ver con el teatro porque es un polo teatrero fortísimo en Latinoamérica. Para aprender, hice “El graduado” con Nacha (Guevara, en 2005), trabajé con Lía Jelín, con Santiago Doria; me acuerdo de haber ido al Cervantes como turista y decir: “Ahí me quiero subir algún día”, y después hacerlo.

Noticias: ¿Qué le pasa al cumplir ese tipo de metas?

Colombo: Me agarra el vértigo de ahora qué sigue. Cuando hice “Los martes orquídeas”, fue diseñar un personaje porteño de los ´40. Tuve que construirlo desde cero porque no lo tenía ni de oído y terminó siendo uno de los que más quiero. Pero eso sólo puede pasar si aprendés a modificarte y a veces estás más en exposición y otras menos.

Noticias: Tuvo altísima exposición, debe ser difícil no creérsela.

Colombo: Creo en lo que estoy haciendo en términos de lo que me pasaba de chico con “Momo”, y el mejor lugar para que te pase es en el escenario. Si te llevás eso abajo, vienen los vientos de cola y te sacuden.

Noticias: Desde arriba se cae más pesado, ¿no?

Colombo: ¡Pero se aprende a caer! (risas).

Noticias: ¿Qué le preocupa?

Colombo: La agresión, los niveles de violencia y cómo no solo se naturalizaron sino que se han vuelto aparentemente necesarios para sobresalir, o porque sí, o por el descargo y eso lo que genera es una energía que no se sacia nunca, que aumenta. El cansancio lo tenemos todos, el esfuerzo lo hacemos todos y la bronca seguramente la tengamos todos, pero estos niveles de agresión…

Noticias: Lleva veinte años en Argentina, ¿siente que este es su lugar?

Colombo: Amo Buenos Aires y la sigo eligiendo. Pero lo mismo te puedo decir de México. Con Cecilia (Coronado) y Aurora nos mudamos y un buen amigo, Esteban Prol, vino a conocer el departamento y nos dijo algo hermoso: “Ustedes son hogar donde quiera que estén”.

(Te puede interesar: Calcaterra y Macri: negocio entre primos)

Noticias: Se emociona.

Colombo: Sí porque desde chico me educaron para aprender a acomodarme donde estuviera. Hoy elijo Buenos Aires, pero tal vez en veinte años esté haciendo esta nota en otro lado.

Noticias: En eso de “ser hogar”, debe tener que ver la pareja que armó.

Colombo: Fue fuerte para los dos decidir tener una hija, Aurora es un ser increíble. Después aprender como pareja a ser familia, cuándo ser novio, cuándo ser equipo; cuando estás en posiciones distintas, entenderse, respetarse. Pero todo eso está contenido por la sinceridad y, sobre todo, por el amor. Incluso si decidiéramos no estar más juntos, creo que los dos entendemos que lo que hay que salvaguardar es el núcleo amoroso. No puedes estar con el enamoramiento todos los días porque te descarnarías. Por supuesto que tenemos momentos en los que estamos descarnadamente enamorados, pero hay otros en los que hay que hacer logística.

 

Galería de imágenes

Valeria García Testa

Valeria García Testa

Periodista.

Comentarios

Música

Conociendo Rusia: "Loco en el desierto"

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario